no

Jueves, 16 de diciembre de 2010

DJ TXARLY BROWN

Se fuerza la máquina

Además de DJ y compilador, Brown curó la muestra de Gato Pérez que se presentó en Buenos Aires y realizó el ciclo Rumba Club. “Gato Pérez era mejor compositor que intérprete.”

 Por Yumber Vera Rojas

Cuando el DJ Txarly Brown empezó a escarbar en la colección de vinilos que había adquirido un amigo en busca de samples para sus actuaciones tras las bandejas, jamás pensó que saldría de esa discoteca con una sobredosis de música bailable y al mismo tiempo identitaria que cambiaría tanto su historia como la de la banda de sonido de su ciudad. Desde entonces, el artista barcelonés recrea el antes y después de la rumba catalana a través de la curaduría de los compilados Achilifunk. “En el momento en que me di cuenta de que la rumba catalana de los ‘60 o la rumba pop de los ‘70 tenían elementos afines a los de la música disco o a los del funk, nació la idea de presentársela a una nueva generación de chavales que no la conocía. Así surgió el primer Achilifunk en 2007 (lleva por subtítulo Gipsy Soul 1969-1979), que recupera cuarenta años de una historia olvidada”, explica Brown al NO. “Si bien el capítulo dos (Más Achilifunk: Gipsy Soul from 21th Century) significó la vuelta de tuerca de la escena a través de los remixes de productores que me gustan de música de club de otros lugares del mundo, el tercero (Gitano real) es el más orgánico y real pues reuní a rumberos gitanos-catalanes con músicos de funk y con una orquesta.”

Además de promocionar Achilifunk —su tercer volumen salió a la venta en septiembre y junta a la Original Jazz Orquesta Taller de Músicos con figuras de la envergadura de La Troba Kung-Fu o Mantecao y su Combo— y de compartir un set junto al deejay local Ezequiel Lodeiro, organizador de las fiestas Soulfood y colega en el sello madrileño Lovemonk, Txarly Brown (alias de Carles Closa), pisó por primera vez Buenos Aires el fin de semana pasado dentro de la delegación que vino desde Barcelona para rendirle un tributo a Gato Pérez: el argentino que le cambió la cara a la rumba catalana, en la ciudad que lo vio nacer y a 20 años de su muerte. “Aparte de DJ y compilador, soy el diseñador que curó la muestra de Gato Pérez que se presentó aquí (estará abierta hasta el 20 de diciembre en la Casa de Cultura del Gobierno de la Ciudad) y coordiné la representación que intervino en el homenaje”, comparte el también realizador del ciclo Rumba Club. “Gato Pérez era mejor compositor que intérprete. Escribió letras que quedaron como descripciones súper concretas de Barcelona (N. del R.: entre estos himnos destacan La rumba de Barcelona, que tomó prestada Manu Chao, al igual que Se fuerza la máquina, popularizada por Silvina Garré). Y la generación post-Juegos Olímpicos empezó a reivindicarlas.”

El auge de esta expresión sonora, que irrumpió en los ‘50 e hibridó en sus inicios la rumba flamenca con la música popular cubana y el rock, se produjo al mismo tiempo que el rock mestizo perdía fuerza en Barcelona a fines de la década pasada. “Toda esta generación, que proviene del mestizaje y de la tradición gitana, se unió a una escena rumbera”, reseña este amante del soul gitano, cuya visita fue precedida por la de otro de los referentes del movimiento: Muchachito Bombo Infierno, en noviembre. “Algunos grupos empezaron a entender a la rumba catalana como un símbolo identificativo, aparte de que Manu Chao la usaba a manera de vehículo de difusión. Este género nació de la fusión, y así seguirá. Las bandas jóvenes se preguntaban: ‘¿Qué opciones tenemos para llegar al público europeo imitando a Franz Ferdinand?’. Es lo que se intenta por la anglofilia típica del Estado español. Y la mayoría dijo que no, y prefirió hacer algo propio que apunte a la juerga, a la rumba y a la fiesta. En fin, lo que somos. Y yo aparecí en el medio de esto para vertebrar un movimiento. No obstante, la rumba es un estilo universal, pues no necesitas ser catalán para tocarlo. Estoy seguro de que su internacionalización ocurrirá cuando unos japoneses o alguien de otra parte la descubra.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.