no

Jueves, 16 de diciembre de 2010

UN VIDEOJUEGO LLAMADO “TANGO”

Pix.ar

En el juego llamado Tango, presentado en la Exposición de Videojuegos Argentina, hay que controlar a un bandoneonista que es capaz de flotar gracias a su música.

 Por Facundo García

Hubo una época en que los protagonistas de los fichines iban vestidos como rockers yanquis, pero eso ya fue. Hace unos días se hizo la Exposición de Videojuegos Argentina (EVA 2010) y pudieron verse programas que desafían a los estereotipos del universo pixelado. En la lista de los más originales despuntó Tango, una aventura de plataformas en la que hay que controlar a un bandoneonista capaz de flotar gracias a su música, entre barrios obreros donde suena a toda hora el dos por cuatro con influencias electrónicas. Dicen que es bastante difícil de jugar; aunque “perder una vida”, después de todo, siempre sonó a frase tanguera.

El equipo que desarrolló la idea es de Santa Fe y está compuesto por tres programadores, dos artistas gráficos y un músico. “Nosotros largamos cuando el Guitar Hero era furor. De ahí que se nos ocurriera darle una presencia fundamental a la banda sonora”, cuenta Sebastián Rojas, uno de los que dedicó meses a pulir líneas de comando. Enfrente tiene un plasma que salpica colores. La pantalla muestra a Aurelio —el compadrito que controlan los jugadores— cagando a bandoneonazos a un matón en musculosa.

Por esos escenarios rioplatenses hay que ir metiéndose, esquivando gallinas rabiosas y saltando por fábricas abandonadas. E igual que en algunos clásicos —¡cómo olvidar al viejo Loom!— se pueden aprender secuencias de botones o “partituras” para volar apoyándose en las notas musicales, romper el piso o eliminar a los enemigos.

La compañía que produjo Tango se llama Aura Studio, y planea ingresar en enero al mercado de descargas indie para la consola Xbox. ¿Faltará mucho para que las estrellas locales entren en estos géneros? Imposible no ilusionarse con una versión del Pac Man que tenga a Charly morfando pastillitas. O con una remake del Mario con el Pity recorriendo Lugano en busca de farmacias. De todos modos es improbable: no habría palanquita ni botón que los domine.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.