no

Jueves, 16 de junio de 2011

EL ARTE DE HACER TAPAS

Ella es

Paula Duró logró en poco tiempo explayar su obra plástica, ya sea haciendo carteras, pintando su bicicleta, haciendo remeras, stickers, diseños Zizek o pinturas como las que muestra en el Museo Nacional de La Plata.

 Por Santiago Rial Ungaro

Es cierto: nunca hay que juzgar un disco por su tapa, pero la realidad es que cuando la tapa de un disco coincide con la música, esa comunión entre lo visual y lo sonoro puede llegar a resultar mágica: ese es el caso del primer disco de Chancha Vía Circuito y de la pintura de Paula Duró que lo representa. Allí, un niño toca una flauta de la que sale un arco iris, que de algún modo anuncia el contenido de Río arriba, uno de los discos coloridos que se hayan editado el año pasado. “Yo sé que los colores también son notas musicales: cada color se puede pasar a una nota musical o un número. Es como si el arco iris al dejarse ver te estuviera regalando la oportunidad de ponerte en un estado de presente. Te lleva al lado mágico del vivir.”

De esas pequeñas epifanías está hecho el imaginario de Paula Duró, artista plástica, profesora y también Vj de Chancha Vía Circuito que interviene en vivo sus propias proyecciones y que le ha ido dando vida a una obra tan original y a la vez universal, con colores puros como el mejor arte pop pero con una estética sudamericana. Si sus obras logran tocar una fibra íntima en quienes la observan el efecto se potencia en sus sets como Vj, al punto que quizá haya que considerar a Chancha Vía Circuito como el Dj de sus imágenes. “Lo que pasa en las fechas que hacemos con Pedro (Canale, de Chancha Circuito, su actual pareja) también es como un arco iris. Es el encuentro entre dos cosas que cuando se encuentran se potencian y se convierten en una tercera cosa, que no es ni Chancha ni Paula. Para mí es como un cuento que se va narrando con música e imágenes.”

Ya sea haciendo carteras, pintando su propia bicicleta, haciendo remeras, stickers, diseños gráficos para Zizek o pinturas en acrílico como las que va a mostrar en su próxima muestra en el Museo Nacional de La Plata este mes, está claro que lo de Paula no es cuento: ya logró, con menos de 30 años, lo que a otros artistas les cuesta décadas. Basta ver una obra suya para después reconocer sus obras en el formato que sea. “Yo creo que la realidad es mágica, pero a nosotros nos tratan de convencer de que en realidad no es para nada mágico. Pero cuando empezás a acordarte de eso entonces volvés a encontrar magia en todo. Creo que todo depende de la concepción que uno tiene de cada uno. Lo que la mente cree es lo que sucede”, dice Paula, que además de sortear con elegancia los lugares comunes también supo hacer del vandalismo una forma de situacionismo político, interviniendo hace un par de años a un prócer como San Martín en una plaza de Adrogué, sin que eso se pueda interpretar como una falta de respeto, sino más bien como una transformación de la percepción. “A mí lo que me inspira con los huecos vacíos. Creo que en muchas situaciones de esta vida son parecidas a cuando te ofrecen meter la mano en una bolsa para sacar algo. Encontrar lo fantástico es gratis: no necesito ir a Disneylandia”, dice y le muestra al NO una araña gigante que, como si fuera la reina del jardín de su casa, posa para Paula mientras el sol hace que en los hilos de sus telarañas llenas de rocío se formen pequeños arco iris.

* La muestra “Divergencias y convergencias en el paisaje contemporáneo”  de la que también participarán Nicanor Aráoz, Diego Bianchi, está en el Museo Provincial de Bellas Artes Emilo Pettoruti (Av. 51 Nº 525 entre 6 y 7) y cierra el 3 de julio. Sus obras están en www.flickr.com/doriduro.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.