no

Jueves, 15 de diciembre de 2011

ENTREVISTA A MUERAN HUMANOS

Los abrepuertas

 Por Julio Nusdeo

nTomás Nochteff cuenta que, tanto durante su estadía en Barcelona como una vez instalados en Berlín, miles de personas le sugirieron no cantar en español. “Lo mismo aquellos que nos grabaron decían: ‘Si lo hacés en inglés, puedo pasártelo en la radio’ o ‘Esto sería un hit si lo cantás en inglés”, dice. La enumeración llega al episodio en que el director de un sello/distribuidora independiente de Alemania les pidió que grabaran un track extra, en inglés, por el hecho de que “a nadie le interesa la música en español”. Pasando por alto aquel comentario poco feliz, desde la mesa de un bar en el microcentro porteño, el bajista del dúo Mueran Humanos revela su esencia: “Lo que nosotros hacemos tiene que ser real. Y si ahora nos parece más real cantar en castellano, eso es lo que vamos a hacer”.

Permanecer en sus convicciones llevó a Nochteff y a Carmen Burguess hacia una afortunada edición de su debut Mueran Humanos, en ambos lados del Atlántico. “Salió en CD (con una versión deluxe) vía el sello italiano Old Europa Cafe, y en vinilo a través del neoyorquino Blind Prophet Records”, dice Carmen, y Tomás hace hincapié en lo inusual que resultó el acercamiento de los sellos: “Nosotros no les habíamos enviado nada. Ellos escucharon nuestro MySpace y escribieron. Sus mails llegaron uno al día siguiente del otro, y les contesté a los dos: ‘Este otro pibe también lo quiere editar, pero uno es en CD y el otro, en vinilo. Y uno es en Europa y el otro, en Estados Unidos’. Entonces dijeron: ‘Dale, buenísimo’”.

A partir de ahí, todo fue más y mejor. Giraron por distintas ciudades de Alemania, Francia, España, República Checa, y el pasado 20 de septiembre compartieron escenario con la leyenda No Wave Martin Rev, de Suicide, y a quien Carmen se refiere como “un tipo muy dulce, con cero aire de divismo”. Antes de llegar a Buenos Aires anduvieron por Estados Unidos, con fechas en Philadelphia, New York y en New Jersey, donde fueron la primera banda argentina en hacer una sesión en la WFMU, quizá la radio alternativa más conocida del mundo. “Fue en el programa que conduce su director musical, Brian Turner. Fue un flash porque nos dijo que es fan nuestro y que Mueran Humanos es uno de los 25 discos más pasados de la radio”, cuenta Tomás, con una tímida sonrisa, mientras revela que la última banda que había participado en el programa fueron los ingleses Wire.

Al mando de sintetizadores analógicos, una batería de ritmos y un bajo que alterna una distorsión fuzz bien corrosiva (de hecho, Tomás habla del sonido de Ron Asheton, guitarrista de los Stooges, determinando que “ese zumbido pasado a través del wah-wah debe ser el sonido del sintetizador más primitivo”), la música de Mueran Humanos es una densa construcción constante con reminiscencias de Suicide o Throbbing Gristle, una evolución hacia un caos sónico colmado de placer y terror. El track Leones en China surge lleno de esas imágenes apocalípticas a través de la sedosa voz de Carmen: “En China, los niños vivimos en cuevas / En China, los edificios están dados vuelta / En China, el mar tiene huesos y los aviones / son todos negros”. Tomás cuenta que el resultado minimalista de Mueran Humanos es un proceso bastante largo de condensación: “Trabajamos en sacar todo lo que sobre. Cada cosa pasa por los filtros de cada uno, en ida y vuelta permanente. Energía que va de ella a mí, de mí hacia ella, y va perdiendo todo lo que es superfluo, todo lo que no es totalmente verdadero. Hasta que llega a una destilación que para nosotros es perfecta y es nuestro concepto de belleza y de rock and roll”.

El impactante arte de tapa de Mueran Humanos es uno de los diecisiete collages que forman la serie que Carmen llamó Seventeen, en un guiño a la revista estadounidense del mismo nombre de la que Carmen tomó diecisiete tapas para modificarlas de modo “bien gore y colorido”, dice, y cuenta que la serie saldrá compilada en un libro a través de la editorial independiente Cordillera. “Antes de que nos vayamos, con suerte, hacemos la presentación.” Este tipo de oportunidades aparecieron como reflejo de lo que Tomás considera la mágica expansión del trabajo de Mueran Humanos: “La banda es lo que va por delante, manejando nuestras vidas y abriendo puertas en el proceso. Una especie de camino que nosotros seguimos y nunca tenemos red. Y nos pasan tantas cosas que la gente te dice: ‘¿Cómo lo hiciste?’. Piensan que somos millonarios, pero no. Sólo salen”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.