no

Jueves, 1 de marzo de 2012

INDIO SOLARI

“Prefiero el paraíso por el clima y el infierno por los amigos”

Diciembre de 2007, Cristina Fernández está a punto de asumir su primer mandato presidencial, acompañada por su marido, Néstor Kirchner, y por el vicepresidente electo Julio Cobos, un radical ejemplo de transversalidad. La calva voz cantante de Los Redondos recibe al NO para anunciar la salida de su segundo disco solista, Porco Rex, y habla sobre las marcas:

 Por Mariano Blejman

–Hay una recurrencia en tus últimos dos trabajos que es el uso de las marcas: Nike es la cultura, La piba del Blockbuster; ahora tenés un tema que se llama Martinis y Tafiroles...

–... lo que pasa es que tomo Tafirol y Martini, y a veces exagero con martinis y tafiroles, como dice la letra.

–Pero, ¿hay un uso simbólico de las marcas?

–Vivimos rodeados, es un mundo de marcas. A tal punto que hoy para un productor independiente se está haciendo prácticamente imposible la producción de eventos, porque hay un nivel sobre todo masivo que está marcado por los sponsors. Hoy en día ningún show se paga con entradas. Se paga con sponsor, con televisación. Las marcas forman parte de la vida cotidiana. Por ejemplo, los tafiroles, en mi caso.

–Adquieren otra significación.

–En el caso de lo que mencionaste del disco anterior, sí, porque el No logo se transformó en un logo. Es una marca registrada de la señora Naomi (Klein).

–Hoy significan un maratón, significan un festival.

–Sí. Las corporaciones y todos estos pooles de dinero que abarcan revistas, radios, todo eso, están detrás de lo que pueda rendir algún dividendo. Hoy en día la cultura del entretenimiento da mucho dinero; y bueno, a partir de ahí, los capitales y las marcas van detrás.

–¿Y cómo te llevás con eso?

–Yo me llevo para la mierda, porque por un lado me aumentan todos los servicios; al alquilarlos, me combaten, hay cosas que no me las alquilan. Me cuesta más que a nadie porque no puedo comprar paquetes como las productoras grandes. Para un productor independiente, en los dos extremos hoy en día están mal. Cuando recién asomás la cabeza, después de Cromañón no han quedado prácticamente lugares para tocar, y tenés que tocar en esos maratones, primero en una serie de 25 grupos, y la gente escucha apenas los últimos tres. Y por otro lado, cuando te va bien, como en el caso mío, que llenás estadios, el problema es cómo solventás eso porque todavía estoy pagando cosas de lo que hice en La Plata. Ahora, cuando contratás para tener el nivel de la gran guita que circula en estadios, de los sponsors, ringtones y la televisación, todo lo que yo no tengo... me cuesta competir con espectáculos de ese nivel. Acá hay que reemplazarlo con talento porque sabés que probablemente no puedas contratar lo mejor. Y es más: por ejemplo, River me está vedado. Porque está medio capturado por una productora importante y ahí se puede usar un piso que lo tiene la productora importante. Es como es: las reglas de juego están dadas así.

EDICION WEB ORIGINAL
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/no/12-3124-2007-12-06.html

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.