no

Jueves, 7 de junio de 2012

VIAJEROS EMERGENTES: RISPICO

El rock SUBE

Un rockero que admite, sin acomplejarse, que se emociona con Julio Iglesias y que en su preadolescencia lloraba con una canción de Erasure (Where were you), merece ser escuchado con respeto. Ese es Nicolás Ottavianelli, ex tecladista de Turf durante más de una década. En 2007 se juntó con otro ex miembro de esa banda, el baterista Fernando Caloia, para formar Ríspico. El estudio que comparten es algo así como un Polémica en el bar del rock. “No sabés la gente que pasó por acá; si pusiéramos una camarita, haríamos un reality”, cuentan. En los últimos cinco años se grabaron, entre esas paredes, los discos de más de 50 bandas under, de Victoria Mil a Ciencia Androide, Podrix o Trasvorder. Y, cada dos por tres, caen músicos como el Negro García López, Lolo de Miranda!, María Eva Albistur, Jorge Rossi o Alfredo Toth, quien participó en la gestación del primer CD de Ríspico.

El trabajo que hicieron como productores de grupos de rock de casi todos los palos fue un gran caldo de cultivo a la hora de delinear el sonido que buscaban para ellos mismos. El resultado fue Medio de transporte, su álbum debut, que combina la faceta pop con una pared rockera, un poco oscura, un poco incómoda. Lo presentaron a principios de año en Niceto Club, con Fito Páez como invitado principal. El audio quedó bastante cerca de los Chemical Brothers y las letras se empardaron con algunas canciones de Los Redondos. “La lírica refleja oscuridad, pero no desde el lado melancólico sino desde la crudeza, la tensión, cierta imagen perturbada que devuelve el espejo”, coincide la dupla, que en Ríspico se completa con el guitarrista Facundo Iñigo (arrancó con ellos a los 16 años y hoy tiene 21) y el bajista Sebastián Alonso.

Tal como refleja el título del álbum, el tránsito es un estado que Ríspico reivindica. “Las cosas que más nos gustan en la vida tienen que ver con viajar, tanto física como metafóricamente; viajar nos transporta a lugares de emoción”, dice Ottavianelli, que sabe lo que es estar de gira (con Turf anduvo por todos lados). Canciones como Sigo vivo –cuyo videoclip es una suerte de Personal Jesus bonaerense–, Asuntos pendientes y Comando a distancia están entre Depeche Mode y los White Stripes. Definitivamente, una banda para viajar.

* Ríspico toca el domingo 10 en la terraza. A las 17.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.