no

Jueves, 13 de septiembre de 2012

WILLY CROOK

Fuego amigo

FUNK SOUL BROTHER > Tres postales sobre el Buenos Aires Funk and Soul Festival

 Por Julia González

Willy Crook está ingresando en un descapotable blanco por el medio de un campo donde una fiesta electrónica se puso hace rato. Los pibes se abren paso. Crook estaciona al lado del escenario, se baja canchero con un atuendo de cuero que combina con el auto, y se pone a tocar el saxo esgrimiendo ese no sé qué de onda. Es el soul. “Todo ese pavorrealismo lo llevaba a cabo yo solo”, recuerda Willy Crook aquella noche de finales de los ‘90. “Con el soul sos rico gratis”, parafrasea en el presente a Los Redondos, y se refiere justamente a ese no sé qué, a ese plus de onda, una especie de valor agregado de nivel y estatus cool que no se mide con los billetes sino con el groove. Y por supuesto que la cita no es menor, ya que Crook tocó en la banda del Indio Solari promediando los ‘80. En el ‘95 grabó un primer disco solista con un sonido acorde a ese nivel que describe, luego vinieron sucesivos discos y también su banda Los Funky Torinos. James Brown lo eligió como telonero y se le instaló en la casa, hasta que a mediados del 2000, y con su último disco Fuego amigo editado, Crook se baja de la movida. Se esconde.

En 2008 reapareció más dinámico, formó un dúo con Gillespie y creó Bossa e Soul con el brasileño Paulinho Nunnes. Y mañana Willy junto a los Royal We y Deborah Dixon serán la frutilla del Funk & Soul, el primer festival que nuclea a las bandas del género. “Por el defecto casa de herrero cuchillo de palo, nunca logró ver a las bandas, vengo a verlas acá. Pero creo que la escena está diseminada. Por ejemplo ponerle funk a la banda ya es muy poco funk para especificar qué estilo hacés, aparte de que abarca mucho. Es el rhythm and blues, es una música constante. En un lugar donde hay música agradable, donde podés hablar, eso es más o menos lo que nos gusta a nosotros”, explica. Dice que en esa ausencia de los escenarios aprovechó que todo iba mal y él se encargaba de remarcarlo: “Tú sabes, cuando te enganchas en espiral hacia abajo y tienes el dedo índice muy musculoso de protestar todo el día”. Pero hace unos años felizmente llegaron a una estabilidad con los Royal We y con Dixon. “Nos vemos dentro de tres meses”, solían decirse después de cada ensayo. Entonces esta frecuencia musical lo lleva a Crook a grabar un nuevo disco producido por Daniel Melingo.

–¿No te cansa un poco que siempre te relacionen con Los Redondos?

–No, solamente un poco no, yo diría dos o tres pocos, no obstante son mis hermanos mayores, ni siquiera sé si sucedió. La gente me lo dice tan a menudo que ni siquiera sé si estuve en Los Redondos, que fue una parte muy buena de mi vida, aprendí muchas cosas y estoy muy orgulloso de haberlo vivido. Me enseñaron cosas que aplico hoy en día. Musicalmente no he seguido su carrera, aunque de vez en cuando escuche algunos guiños. Básicamente lo que tengo ganas es de juntarme a comer con ellos. Y si se juntara Patricio Rey, obviamente reclamo mi lugar cuidando las botellas, ahora que puedo.

* La F.A.F., Willy Crook and The Royal We y Déborah Dixon y Tony 70 tocan mañana en Niceto Club (Niceto Vega 5510) a partir de las 20 junto a Dj Nico Cota, Reiband, Suprafónicos, Afromama, Dj Alejandro Paul Lezica, Troimaclur, Un Perro y La Vieja Escuela del Funk, Dj Lenni y Dj Hermano del Espacio, Comunidad Soul.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Edgardo Kevorkian
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.