no

Jueves, 4 de octubre de 2012

ENTREVISTA A TOM SIMPSON, DE SNOW PATROL

Don Barredora soy...

Para Fallen Empires, el más reciente disco del quinteto que encabeza Gary Lightbody, Simpson dejó de ser el DJ permanente de Snow Patrol para convertirse en el encargado de las teclas.

 Por Luis Paz

No hay corales ni perlas bajo la espuma que genera Snow Patrol, pero la banda escocesa está en la cresta de la ola. Sus últimos tres discos llegaron al primer puesto en los listados de ventas del Reino Unido, en 2009 sacaron un compilado del que vendieron varios millones de copias a nivel mundial y se convirtieron en cabeza de festivales europeos. Chasing Cars aún suena, cada tanto, en las radios de acá. El sábado se cumplió un año de su llegada triunfal a la Argentina, donde cerraron el Pepsi Music 2011 luego de sus coterráneos Primal Scream, donde hubo cientos de personas muy encendidas con su concierto (y otros cientos realmente aburridos), y este domingo actuarán solos en el Luna Park.

Para Fallen Empires, el más reciente disco del quinteto que encabeza el cantante y guitarrista de nombre toystoriesco Gary Lightbody, Simpson dejó de ser el DJ permanente de Snow Patrol para convertirse en el encargado de las teclas. “Los chicos querían explorar un costado más electrónico; fue un desafío, porque en una banda con más de doce años de carrera siempre es difícil innovar. Los grupos van desarrollando un sonido básico y la gente quiere escuchar eso, puede convertirse en un dolor de cabeza el hecho de querer experimentar, pero somos personas y al publicar un nuevo disco inevitablemente se entromete lo que estuvimos pasando en el último tiempo”, explica y comparte su receta: “Diversión, mente abierta y hacer fuerza para seguir nadando”.

El cambio de rol de Simpson, casi forzado a la hora de grabar, terminó generando una nueva dinámica musical en la que los estilos siguen chocando, pero ahora sin lastimarse tanto entre sí: “Ajustando la máquina, todo empieza a andar mágicamente; es cuestión de tener confianza e ir siempre al grano en los shows”, indica el músico de 40 años que hace cinco tuvo alto bardo luego de que en una requisa a la salida de su show en el Live Earth inglés le encontraran cocaína. “Aprendí mi lección y ya no soy un adolescente, de la misma manera en que ya no soy un adolescente para hacer música y aprendí a tocar y a ordenar las ideas.”

Snow Patrol no es, ni por asomo, el gran tiburón blanco del rock actual, pero indudablemente algo han hecho para estar donde están: pop para las masas deudor de Coldplay y Belle and Sebastian (dicen), un poquito de pastiche posmo y alguna que otra canción tibia. “Tocar en distintas partes del mundo es lo mejor de estar en una banda”, dice el tecladista del grupo, Tom Simpson. “Y hacerlo en Argentina esa vez, con los Primal Scream, fue genial. Creímos que iba a haber doscientas personas y eran como cinco mil; hacer un show de visitante a ese nivel es de verdad fabuloso.”

En su última gran aparición, Snow Patrol tocó en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Londres. “Fue una ocasión increíble y estoy muy feliz de haber tocado ahí”, asegura ahora Simpson. Esa noche se presentaron junto a Paul McCartney. Casualmente, ambos tocaron también, con semanas de diferencia, en el Hyde Park. A Sir Paul le cortaron el sonido porque se hacía tarde, a los Snow Patrol les permitieron seguir una hora después de lo que dicta la municipalidad, otra falta de respeto la de lo “novedoso” contra lo trascendente (un capítulo 2 para ese tomo escrito en su visita junto a Primal Scream, que venía a hacer Screamadelica y todo, y sin embargo tuvo peor sonido, peores luces y menos extensión que ellos). Este fin de semana, Snow Patrol tendrá la posibilidad de mostrarse trascendentes. ¿Podrán hacerlo?

* Snow Patrol toca el domingo 7 en el Luna Park (Corrientes y Bouchard). A las 20.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared