no

Jueves, 25 de octubre de 2012

CHICHES QUE CHIFLAN *

Nuevos condimentos procedentes de Nairobi

 Por Ivy Lee, De Nairobi *

El concepto es “modificación en tiempo real”: con la posibilidad de procesar los instrumentos mientras los músicos tocan, utilizo efectos para crear nuevas sensaciones. Toda la banda pasa por la consola –uso mucho la Allen & Heath GL2400– y es como mezclar un disco, pero en el momento. Mis variaciones hacen que la banda también se mueva y responda al sonido que se genera en el lugar. Cada show adquiere una impronta diferente; nos adaptamos al entorno como raíces. Parte de nuestro desafío es crear dentro de la canción, y potenciar el poder de la interpretación. Vimos que Mad Professor y un par de masters más, como Mickey Dread, lo hacían y siempre sentimos que necesitábamos al sonidista sobre el escenario.

En Nairobi busco que todo se integre: las diferencias de planos suceden sólo por momentos, luego todo debe ser homogéneo. La atención está depositada en la interpretación y es ahí donde comienza a ser clave la capacidad de cada músico. La interrelación entre ellos es fundamental; cada detalle crea y a la vez modifica el relato. De efectos, por lo general uso el rack de delay Roland SDE 1000, la reverb ALESIS Microverb y un Phaser MOOG, de la línea de pedales Moogerfooger. Con eso en vivo puedo hacer bastante. Antes usaba dos micrófonos, pero rompí demasiados. Me pasa que al cantar y operar la mesa, a veces los tiro al piso. Ahora estoy un poco más disciplinado en el escenario.

En el dub hay relaciones naturales, como la de hi-hat y phaser, tacho y reverb, voz y delay. Igual, busco el equilibrio, no el delirio. Ahora estamos preparando un nuevo disco mucho más reggae y soul, menos espacial y más cancionero. Muy vocal, con mucho piano. Cada momento nos lleva sin mucho para decir al respecto de por qué esta música. El mensaje de Nairobi es siempre el mismo, tal vez haciendo distinto énfasis en cada momento, pero intenta expresar conceptos a través de su sonido, generar un cambio físico y mental.

El bajo me gusta grave y fuerte. En vivo, junto con el bombo, deben llevar la cadencia y golpear físicamente al espectador. La guitarra y el piano van casi juntos. Para mí, son un solo instrumento que por momentos se divide en dos y cada cual adquiere un rostro distinto. Pero en términos de ritmo y armonía, guitarra y piano son hermanos que van juntos a todos lados. Por lo general prefiero pianos graves y guitarras agudas, aunque con frecuencia intercambian posiciones para crear grooves diferentes. La batería siempre me gustó seca y fuerte, estilo cavernícola de los ‘70, sin resonadores y con mucho parche.

* Testimonio recogido por Julio Nusdeo.

** Nairobi se presenta este sábado junto a Daniel Melero, Las Kellies, Banda de Turistas, Siro Bercetche, Maniac Mantu, Betty Confetti, Val Veneto, Yataians y Leo Quinteros en el Arca Fest #1, en Boulogne. Tickets: $ 20. Pedir mapa en [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.