no

Jueves, 7 de marzo de 2013

MIRANDA!, DIEZ AñOS ENTRE EL UNDER Y EL MAINSTREAM

“Pusimos al techno pop en el mapa de la música popular”

De las sórdidas noches en la Creme de la Creme al prime time de la tevé argentina y los romances para revistas rosas, el grupo electro pop encaró una carrera magistral en la que no les quedó espacio sin conocer. Pero todo ocurrió por la fuerza de canciones, desfachatez e inteligencia pop.

 Por Yumber Vera Rojas

n“Estamos a full, la verdad que sí”, confirma Juliana Gattas al otro lado del teléfono, desde Bolívar, donde Miranda! está a punto de actuar en el cierre de los festejos por el 135º aniversario de la fundación de esa ciudad. Es tanto el ajetreo que vive esta semana el grupo de electropop, que la cantante no entiende muy bien por qué actuarán un lunes allí. “¿Qué hacemos acá?”, les pregunta a sus camaradas, que, de pronto, desaparecieron. “No sé, salió este recital justo antes de los Opera, y es como la cereza en el postre de la locura de lo que representan estos días para nosotros. Pero estamos retranquilos. Estar juntos nos hace bien.” Desde este jueves 7 y hasta el sábado 9, el cuarteto despedirá allí el ciclo de su álbum Magistral (2011), con tres recitales en los que repasarán su trabajo en vivo Luna magistral (2012), grabado el 27 de abril en el estadio Luna Park. “Aunque es la presentación de Luna magistral, no vamos a tocar el mismo repertorio”, advierte, a través del mismo celular, Ale Sergi. “No va a ser el mismo show del Luna porque muchos de los chicos que van a venir ya estuvieron ahí. Si bien en aquella ocasión nos centramos más en Magistral, ahora vamos a tocar temas de todos los discos”, cuenta.

Luna magistral no es su primer disco en directo, ¿pero no es extraño presentar en vivo un álbum que fue registrado en el contexto de un show?

Sergi: Para mí no es la presentación del disco en vivo, va un poquito más allá. Te diría que es la despedida de Magistral. Estamos cerrando un ciclo porque una vez que terminen estos shows comenzaremos a preparar el nuevo álbum. Sin embargo, no me parece mal que se diga que estamos repasando Luna magistral porque en el afiche la gente, aparte de enterarse de que hay un show nuestro, también puede conocer que lanzamos un trabajo en directo. Aunque en esta producción aparecen como invitados Emmanuel Horvilleur y Chano de Tan Biónica, en estos recitales vamos a contar con la compañía de otros artistas cuyos nombres dejaremos en suspenso, a manera de sorpresa. Además de que el vestuario y la puesta en escena serán distintos.

Gattas: Estuvimos ensayando mucho. Veníamos de la gira veraniega, en la que hicimos un montón de shows para público nuevo que nos conoció a partir del reality en el que participamos, y también la audiencia de siempre. Estos shows del Opera, aparte de despedir este ciclo, hacen el cierre de este tour, que estuvo muy bueno. Fue un verano fructífero.

Hace una década, a la vuelta del Opera, sobre la calle Suipacha, Miranda! comenzó a proyectarse como un fenómeno de multitudes al lograr convocar a una audiencia que le daba la vuelta a toda la manzana para descubrir o reincidir en la performance de la que era, ya entonces, una de las grandes promesas under. Eso sucedió en tiempos en los que la confitería Ideal fue tomada por la modernidad, en uno de los capítulos de las fiestas Creme de la Creme, vitrina del pop argentino 2.0 por el que también pasaron DJ Pareja, Victoria Mil, Adicta, Altocamet y Capri.

“Siento un poquito de nostalgia cuando recuerdo los comienzos o cuando pasamos por lugares en los que tocamos”, asienta Sergi. “Cada vez que miramos para atrás, lo que nos da es alegría, porque empezamos a pensar en todo el camino que hemos recorrido tocando el estilo que nos gusta. No sé si había un grupo que representara el techno pop argentino de la forma que lo hacemos nosotros y eso me da mucho orgullo. Pusimos en el mapa de la música popular local un género del cual soy fanático. Pero vivimos el hoy: vamos a cantar canciones viejas con arreglos actuales. Somos consumidores de lo nuevo, de lo último. Siempre estamos mirando para adelante.”

Cuando deambularon el under, ¿pensaban que el mainstream era así como lo viven ahora?

Gattas: Lo decíamos en joda, para reírnos, pero nunca con cara seria y desafiante, dijimos: “Vamos a llegar a tal lugar”. Siempre nos moríamos de risa por donde estábamos, y lo disfrutábamos. Por eso, volver a esos lugares nos gusta.

¿Por qué creen que al resto de los componentes de esa generación del pop argentino les costó sostenerse en el tiempo más que a ustedes?

Gattas: Me lo explico con el factor suerte. Realmente, considero a todos los colegas y amigos que empezaron con nosotros híper talentosos y los sigo yendo a ver y me siguen gustando. Lo que nos sucedió se lo adjudico a Ale, es increíble.

Es mentira cumplió el año pasado su primera década. Hoy, a la distancia, ¿cómo recuerdan ese trabajo?

Sergi: Cuando salió ese material, fue un flash total porque Estatus Discos, el sello que lo lanzó, fabricaba mil copias solamente, y las vendía en una semana. Me acuerdo de que ese álbum lo registramos en mi departamento, y la grabación fue bastante dificultosa, con equipos de no muy alta calidad. Durante la mitad del proceso perdimos todo porque a mi computadora le entró un virus y tuvimos que empezar de vuelta. Una vez que lo lanzamos, conseguimos publicarlo en México. Pero allá nos pidieron que lo volviéramos a mezclar porque sonaba muy mal. Lo hicimos, y creo que la edición que se consigue en las disquerías hoy es ésa. Así que hay dos versiones de Es mentira: una mediocre y otra pésima. Tiene mucho sonido a demo, por nuestra propia inexperiencia. Lo veo muy inocente y, al mismo tiempo, muy ambicioso. Son canciones muy largas, pues había como una idea de hacer una música distinta. Me parece que con el correr del tiempo logramos clarificar esa propuesta para que más gente comprenda de qué se trata. En ese entonces era esa cosa más underground. Aunque estoy muy orgulloso de la discografía de Miranda!, ése, en particular, es muy especial porque es el primero. Nos costó mucho, y lo hicimos con equipamiento elemental, con una placa de audio de 30 dólares.

Ese álbum pasó a la historia no sólo como su debut, sino por su atrevimiento a arengar el baile tras el estallido social de 2001.

Gattas: Me llamó muchísimo la atención lo que sucedió con nosotros, pues comenzamos cuando el país se encontraba económicamente mal, en medio de un recambio político. Lo analicé muchísimo: para mí, así como nos autoimpulsamos, pienso que nos despegamos de todo y somos nuestra propia nave. Mientras haya ilusión y alegría de tocar, no nos para nadie.

Aunque Miranda! es consecuente con un imaginario sonoro, ese debut ostenta un repertorio de música dance de nicho. ¿Piensan que es el menos popular de sus producciones justamente por esa razón?

Sergi: Cuando estaba haciendo el disco, decía, al igual que lo hago ahora, que iba a lanzar un álbum que me gustara. Ni siquiera con mis grupos anteriores había encarado una grabación con tanta convicción. Ese primer trabajo debía mostrar nuestras influencias, y un sonido que no se parecía a nada. Eran las condiciones básicas. Lo curioso es que, después de salir, tuvo críticas muy malas. A Es mentira lo vapulearon de una forma tremenda, aunque con el correr del tiempo tomó más valor, y la gente le agarró mucho cariño. Pero es el menos vendido de nuestra discografía.

¿Cuál es el más vendido?

Sergi: Me parece que Sin restricciones y Magistral.

Al igual que en Sin restricciones, Bruno de Vincenti fue el productor de su ópera prima. No obstante, en 2007 dejó la banda. ¿Están en contacto?

Sergi: Lo que sé es que tiene una tienda donde vende juguetes y algo de ropa, y estaba haciendo algo de electrónica, siempre con sintetizadores analógicos, comprando, consiguiendo aparatos. Un par de veces me pasó un par de datos de máquina. Así que siempre está en contacto con la música.

¿Existe aún ese vértigo por la transgresión?

Gattas: Más que transgresión y provocación, pues hay dosis de eso, hay un coqueteo con todo lo que uno no conoce. En mi vida personal, siempre hice eso. Estudié un poquito de cada cosa, y eso hizo de mí una personalidad más pop. Eso se plasma bastante en el grupo, el coquetear con diferentes ritmos y estéticas, al punto de que le molestan al que se pasó la vida haciendo lo mismo.

Una de las mayores cualidades del grupo es haber roto con los prejuicios en la cultura del rock en la Argentina. Desde Ricardo Iorio, quien dijo que los prefiere a ustedes antes que a Arjona, hasta Claudio O’Connor, que se refirió a Lolo “como una hermosura de tipo”, han tenido palabras atentas. ¿Qué habrá detrás de esa apología?

Sergi: Tenemos buena onda con todos los artistas que nos encontramos, más allá del estilo que toquen. A nosotros nos parece que toda la música pasa por el mismo sentimiento. Un día escuchaste un disco, y disparó tus ganas de tener una agrupación. A O’Connor le sucedió tras descubrir a Black Sabbath y a mí después de escuchar a Madonna. No obstante, ese sentimiento primario por la música es el mismo. Y desde ahí nos relacionamos.

Juliana, con la aparición de Magistral pasaste de ser la intérprete que sostenía a Ale en el vivo a transformarte en cantautora. ¿Cómo ha sido la experiencia desde que te animaste a escribir?

Gattas: Al principio fue más como un lugar de asistente, de ayudarlo a grabar con disponibilidad de tiempo. Surgía la colaboración en alguna palabra. Fue fluyendo hasta que un día Ale me pidió que fuera y lo hicimos juntos. Estoy contenta y entusiasmada con el lugar que tengo en Miranda! Estoy con un proyecto nuevo, aunque dentro del grupo. Antes pensaba más en hacer algo aparte, pero nuestra energía está muy renovada desde la celebración de los diez años. Es como la primera vez.

¿Y el disco nuevo?

Sergi: Viene muy bien, tenemos unas cuentas músicas nuevas. Estamos haciendo un tema para la película Caídos del mapa, que se estrenará en agosto. Es un film inspirado en los libros para adolescentes llamados de la misma forma. Está muy buena, la vi el otro día. Y este año, además del álbum de Miranda!, como proyecto personal voy a estrenar la comedia musical que escribí con Osvaldo Bazán, Y Nico un día se fue. La vamos a estrenar en La Usina de las Artes, aunque antes va a haber un casting abierto para quienes quieran participar.

¿Cuál es la sensación de mantenerse durante una década en un mismo emprendimiento?

Gattas: Es increíble porque es como si hubieras juntado herramientas. Pasamos por las mismas cosas, pero ahora las disfrutamos. No nos entumece todo, está todo bien, y relajado.

Monoto está a full como productor del grupo Lavial, ¿en qué anda Lolo?

Gattas: Lolo está con algunos temas suyos, con algunos proyectos de canciones. Ahí, rockeándola...

¿Temieron alguna vez que Miranda! se pudiera separar o se desgastara?

Sergi: No, para nada. Soy fanático del grupo y la verdad es que no quiero que Miranda! termine. Me acerqué a la música porque soy fan de los músicos, me gusta escucharlos, voy a conciertos, compro discos. No quiero que se acabe nunca. Me voy a encargar de que eso no ocurra.

Fuerza de choque

–Ale, hace unos meses se publicó Choque, el disco que hicieron junto a Marcelo Moura. ¿Cómo fue el proceso?

Sergi: –Para mí fue alucinante. Cuando Marcelo se acercó a mí para decirme que quería que le produjera un tema, luego empezamos a trabajar y ahí fue que le propuse registrar un disco a dúo. Aunque lo registramos en los momentos libres que me dejaba Miranda!, me pareció que esa música no podía quedar en un demo. Al menos en mi casa, quería tener una copia. Nunca imaginé que podría grabar un disco con un integrante de Virus. Desde los quince años que los sigo; y fue en parte gracias a ellos que me animé a dedicarme a esto. Eso se lo dije una y otra vez. El aspecto de fan nunca lo pude perder en el estudio, estando con Marcelo y Julio Moura, quien también se sumó. Supongo que fue lo más cerca que estuve del Paraíso. Si bien quedaba anonadado con su presencia, su sencillez permitía que el trabajo fuera fluido. Fue muy generoso y aceptó muchas cosas que sugerí. Incluso, pese a su trayectoria, nos pudimos manejar de igual a igual.

“Con el Puma nos mandamos mensajes”

–¿Cómo se llevaron con el Puma Rodríguez mientras compartieron protagonismo en el reality La Voz Argentina?

Sergi: Quedamos amiguísimos. Hace dos semanas estuvo acá porque tenía un show y nos invitó a un asado con Juliana. Cada tanto nos mandamos mensajes. Lo gracioso es que no sabía quiénes éramos cuando comenzó el programa. Hicimos un par de grabaciones y regresó a Miami. Estando allá le comentó a la hija que compartía un espacio televisivo con nosotros y ella le respondió que le encanta nuestra música. Al regresar nos lo contó. Ahí rompió el hielo y resultó ser una persona extraordinaria. Soy admirador y respetuoso de los artistas de larga trayectoria, y el Puma no te escatima data. Se la pasa contando cosas, aprendí muchísimo de él, y espero seguir adquiriendo conocimientos porque establecimos una estupenda química.

Cuando les propusieron ser parte de ese programa, ¿no les dio un poco de resquemor juzgar a artistas amateurs, algo similar a lo que los medios hicieron con ustedes, en sus inicios, ante su particular propuesta?

Sergi: En el programa del que participamos con Juliana, la palabra jurado no nos cabía, pues éramos una especie de asistentes o entrenadores de los chicos. Elegimos un equipo, nos pusimos a trabajar y le dimos canciones. Si bien no los calificábamos, había que elegir a un participante, pues no deja de ser una competencia. Estábamos hablando y haciendo música, dejando de lado lo personal, porque en el programa escogías al cantante de espalda, sin ver su cara ni conocer su historia. Me lo tomé de esa manera, y lo disfruté muchísimo. Teníamos dudas al principio porque era algo nuevo para nosotros, y la televisión puede llegar a desdibujar lo que uno es, porque es tan grande la palabra que se dice ahí, que equivale a mil retuits que después no sabés dónde terminan.

Gattas: La postura que tomamos fue la de sentirnos cómodos en la pantalla. Ni Ale ni yo miramos tele, y sentíamos que alguien en ese medio que hace lo que no le gusta se percibe demasiado. Así que queríamos sentirnos realmente cómodos, y de a poco exploramos ese perfil nuevo. Mi autocrítica es que parecía que estaba mirando televisión desde adentro, ¡porque me empezó a gustar el formato!

Ale, ¿sabés que el anuncio de Andrea Rincón, tu ahora ex pareja, de que se separaron fue tema del día en las redes sociales?

Sergi: Uy, no sabía... Me tocó hoy, ¿qué voy a hacer?

¿La terminaste vos?

Sergi: No sé, vamos a ver qué pasa.

Después de protagonizar el llamado “romance del verano” con la otrora participante de Gran Hermano, ¿qué sentiste cuando el chimento entró en tu intimidad?

Sergi: Es una cosa externa, lo vivo de la misma forma como si no se enterara nadie. Mucho no miro la tele, no leo. Si lo advierto es por lo que me dicen los chicos. Medio que me dejo llevar, y en este caso justo me relacioné con alguien público, y lo que pasó fue eso. Son las reglas del juego. Pero estoy bien.

* Miranda! tocará el jueves 7, el viernes 8 y el sábado 9 en el Teatro Opera (Corrientes 860). A las 21.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.