no

Jueves, 21 de marzo de 2013

EL ACUSTICO EN DVD DE GUASONES

Y una remera de los Rollinstón...

El cuarteto platense no ofrecerá demasiadas sorpresas al oído, pero en sus 20 años tuvo astucia para potenciar sus virtudes y comprender sus límites.

 Por Santiago Rial Ungaro

“¡Que linda que sos, Guasona!” “Ay, sí, ¿viste Guasón?” El diálogo adolescente transcurrió hace un par de sábados en Temperley, en el último show de Guasones, en el que presentaron Acústico Gran Rex, nuevo CD y DVD con imágenes de su show en ese teatro porteño en noviembre. Cielo, la joven guasona, le confesará luego al NO que sólo conoce un tema de ellos. Lo que de todos modos no le impidió ir corriendo a los puestos armados en la plaza frente a la estación de Temperley y conseguirse su remerita a tono. Menos dados a las sutilezas, algunos muchachitos que fingen ser muchachones dicen guasadas mientras escuchan un viejo temazo de Los Ratones de la época Los chicos quieren rock. Unos pocos entran maquillados y generan un pequeño contraste con la uniformidad del clásico vestuario rollinga: remeras de Flema, riñoneras de Viejas Locas y lenguas stones conviven con una cantidad impresionante de remeras de Guasones.

Es este público joven, obedientemente uniformado como “rockero” y dócil como un rebaño, el que está convirtiendo a la banda liderada por el hiperkinético cantante y guitarrista Facundo Soto en un fenómeno cada vez más masivo. Y así como cantan de memoria casi todas las canciones durante el show –en esto, la pequeña Cielo es una excepción–, también compran remeras, discos y DVD (Acústico Gran Rex es su segundo audiovisual).

Apenas un par de días antes, la banda se reunió en un coqueto restorán de barrio de Montserrat para compartir con la prensa un adelanto del DVD con cóctel incluido. Filmado a 14 cámaras y dirigido por Octavio Lovisolo, el DVD también es un testimonio del éxito de una banda que toca desde hace más de 20 años, que durante muchos de ellos cayó en la bolsa de las bandas de rock barrial & rollinga y que, tras haber editado seis discos de estudio, ahora se da el lujo de meter tres mil personas en un teatro. Como le dijo alguna vez a este suplemento Facundo: “Cuando no salíamos en ningún lado, éramos una banda de rock barrial; ahora, que salimos, somos una banda de hits radiales”.

Algo de eso hay, y la sensación que deja este combo de CD y DVD (con excelente audio a cargo de Alvaro Villagra y mastering 5.1) es que la banda platense siempre tuvo más que ver con los barrios porteños más rocanroleros (Flores, Floresta, Lugano) que con las nuevas bandas de la ciudad de las diagonales. Recorriendo con sobriedad sus mejores temas y apoyándose en el costado más blusero y folk de sus canciones (como en el caso de Ya estoy subiendo), la banda recuerda al Boca de Falcioni del 2011: se los podrá criticar por su costumbrismo tóxico casi monotemático o por su falta de pretensiones, pero lo cierto es que se ganaron un lugar, y siendo menos guasos que muchos.

Y si aquel Boca no llenaba los ojos, esta banda tampoco ofrece demasiadas sorpresas al oído, pero su eficacia y su capacidad para potenciar sus virtudes y aceptar sus limitaciones es innegable. Damián Starkey Celedon en la batería, Maximiliano Timczyszyn en la guitarra, Esteban Monti en el bajo y Facundo Soto conforman un grupo de amigos y de laburantes del rock, y tampoco pretendieron nunca ser otra cosa. Al punto que, ya finalizado el evento, el cantante, sentado en el cordón de la vereda y tomando un vasito de vino, manifiesta su alivio: la situación de exponerse ante las críticas de la prensa le generaba más tensión que cantarles a miles de guasonas.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared