no

Jueves, 25 de abril de 2013

TANTRA

La gran zapada en el balneario

El cuarteto marplatense puede ser un hallazgo para aquellos que buscan un rock colorido, caótico y minucioso.

 Por Santiago Rial Ungaro

Jupi Medvescig, guitarrista de Tantra, no se sacó aún los auriculares y ya está hablando de música: en un rato está por ir a Palermo para ver en vivo a Toro & Moi y en apenas unas horas más estará viajando en micro hacia Mar del Plata, con su iPod lleno de discos de grupos desconocidos. Sentado en un bar, con Parque Lezama de fondo y antes de que llegue el mozo, declara: “Yo vivo, toco y ensayo en Mar del Plata, con todo lo que eso implica”. Vivir, tocar y ensayar cerca del mar es la gran tríada existencial que marca la rutina de este grupo de rock instrumental marplatense: para lograr Satori (otro enigmático término perteneciente a las tradiciones espirituales orientales) hubo zapadas interminables.

Acá hay influencias del mejor rock argentino progresivo (desde Crucis hasta Pez), exploraciones de ritmos latinos, aires folclóricos y arrebatos progresivos que recuerdan a King Crimson. Colorida, caótica y minuciosa, la banda de Jupi Medvescig (guitarra y voz), Maru Valdez Estrada (batería), Diana Zacci (en bajo) y Gonzalo Rey (sintes) ya cuenta con fans como Capusotto (ya sonaron en su programa) o Ariel Minimal, que ya los incluyó en varios FestiPez.

Este jueves 25, en La Feliz, Tantra tocará con Pez en la tercera edición del ciclo Desde el Mar, un proyecto que se terminó de concretar cuando estaban por editar su disco, bajo la figura de un sello independiente. Y desde ahí surgió lo de autogestionar este festival local. “Creo que hay que disfrutar de la gracia que tiene ser una banda under. La vida en Mar del Plata es muy distinta de lo que pasa acá; los tiempos son otros; todo es mucho más tranquilo. Y eso se nota en la música.” Jupi nombra a Morbo y Mambo, a Simmur, dos bandas también marplatenses, y siente incluso que, más allá de las diferencias, la ciudad les da cierta identidad común.

Jupi: Yo creo que la MTV moldeó a una generación a una manera de escuchar y de ser, pero también hay una generación que creció investigando en Internet músicas a las que en otro momento hubiera resultado imposible acceder.

Para ese público a menudo tan subestimado, que siempre está predispuesto a escuchar cosas nuevas y que está enredado con tanta fritura digital, el disco de Tantra es un verdadero hallazgo.

* Tantra tocará el jueves 25 en Casa Rock (Córdoba 2580, Mar del Plata). Desde las 21 con Pez.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.