no

Jueves, 2 de mayo de 2013

LOS JUGUETES RABIOSO DE TRISTAN EATON

“Trabajar para Obama fue un honor”

 Por Federico Lisica

Como Quentin Tarantino, con sus pastiches hiperpoperos de diverso origen pero que devienen en una marca reconocible (basta el sello QT al comienzo de sus films), Tristan Eaton mete en la coladora la ilustración, la pintura, los murales y el diseño de juguetes (notable y virulenta relectura de los primeros cartoons) para obtener su propia firma. Y hay otros dos componentes que nunca faltan en sus expresiones: música (“Es lo que me levanta del sofá en la mañana, mis mayores héroes vienen del hip hop y del dancehall) y cine (“Gran fan de Drew Struzan, el que hizo los posters de Star Wars, Indiana Jones y Blade Runner).

Allá en el Norte, Eaton es tan reputado que fue uno de los tres artistas escogidos por los creadores de Django desencadenado para hacer productos limitados basados en la película. “A través de todas esas cosas intento ser simplemente un artista”, se define el estadounidense que este fin de semana estará en el Puma Urban Art.

Viviste en Detroit, Nueva York, Los Angeles y Londres. ¿Es importante reconocer la sustancia de una ciudad para trabajar o lo es dejar tu impresión?

–A veces, el mensaje tiene que cambiar por la ciudad: si es que tenés un mensaje. Si no es así, a menudo se trata de encontrar las zonas comunes que sean atractivas y encajen con lo tuyo.

Uno de tus puntales ha sido el diseño de juguetes, fuiste uno de los primeros directores de la agencia Kidrobot. ¿El art toy es una manera de estar conectado con la infancia? ¿Cómo explicarías el fenómeno?  

–En el comienzo de Kidrobot, los art toys tenían algo tan cool que no lo podías negar. Tenían un factor raro y extraño, fue fascinante ver a los niños y adultos sentirse igual de atraídos por ellos. Ahora se han convertido en un medio básico para trabajar, es una extensión de la obra de alguien y una manera económica de tener el trabajo de tu artista favorito. Me encanta.

¿Estos personajes son una especie de alter egos? ¿Cuál es tu favorito? ¿Por qué?

A veces lo son. Son parte de un mensaje más grande en mi obra, en otras ocasiones son sólo ejemplos de diseño que me gusta. Dunny y Munny están muy cerca de mi corazón porque pegaron mucho en la gente. Pero prefiero los juguetes que tienen algún comentario social como Your Momma o Billy Bananas.

Participaste de la campaña presidencial de Obama, que significó una revolución a nivel estético y de comunicación: todo lo que pasó con el retrato Hope de Shepard Fairey. Tus posters tenían imágenes icónicas mezcladas con frases reales. ¿Por qué pensás que funcionaron tan bien?

–Trabajar para la campaña de Obama en el 2008 fue un honor. Diseñé tres posters y luego fui invitado al Baile Inaugural. Nunca lo conocí, pero bailé a unos metros de distancia de él, bastante bien. Creo que el trabajo de Shepard fue decisivo. Hubo toda una generación de jóvenes alentando a Obama y tiene sentido que alguien de nuestra cultura y nuestra edad nos dé una bandera para saludar. Debido al éxito y la popularidad de esa imagen, Obama aprobó técnicamente todo el arte del grafiti y callejero. En una carta a Shepard, Obama escribió: “Sus imágenes tienen un profundo efecto en las personas, ya sean visibles en una galería o en una cartel de la vía pública, tengo el privilegio de ser parte de su obra...”. ¡El líder del mundo libre acababa de dar su visto bueno al arte callejero! Espero que me otorgue el perdón si alguna vez me arrestan.

La inspiración es...

–Los seres humanos, con sus comportamientos buenos (y malos), son criaturas extrañas y siempre inspiran.

* Tristan Eaton dará una conferencia el sábado 4 en el Puma Urban Art (Centro Cultural Recoleta, Junín 1930). A las 20.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.