no

Jueves, 15 de agosto de 2013

FELIX LABAND SIGUE TOCANDO

Yo quiero a mi Mandela

El sudafricano trae su particular minimalismo electrónico acompasado con el kwaito, equivalente africano del reguetón: “Es el pop de los negros”.

 Por Yumber Vera Rojas

Ok, es cierto, Felix Laband no mete miedo como Die Antwoord ni, a diferencia de la dupla de Ciudad del Cabo (el gran arquetipo actual de la electrónica sudafricana) se da el placer de atormentar el andrógino ego de Lady Gaga a partir un video bardero. Tampoco está remotamente cerca de la militancia guevarista de la johanesburguesa Cata Pirata (la voz cantante del combinado holandés Skip & Die, los Manu Chao de la rave). No obstante, el productor y DJ de Pietermaritzburg es, de la misma forma que sus compatriotas, uno de los carapálidas de la tierra de Mandela que la rompe en las pistas de baile al otro lado del Atlántico. “La escena dance de mi país, que además es under, está dominada por los artistas de raza negra”, ilumina, vía mail, este exponente nacido en 1977: el año del punk. “Cata Pirata recién reveló su ascendencia sudafricana, pues nunca oí hablar de ella. Pero lo de Die Antwoord es tan grosso que acá los envidian, debido a que condimentó su propuesta con ingredientes de nuestra cultura para crear una fantasía. Mientras que yo, aunque no soy una estrella del pop, me las arreglé para mantener el interés de suficientes fans.”

Si bien su aproximación a la electrónica se produjo a partir de la desvergüenza que le inculcó el punk, y la curiosidad que le provocó más tarde el hip-hop, lo que le confirmó a Laband que las bandejas, el beat digital y la música para agitar las pistas serían su destino fue la epifanía que vivenció cuando descubrió al francés Kid Loco. “Su disco A Grand Love Story (1997) me habló como nada ni nadie lo hizo antes”, evoca el asimismo artista plástico. “Fue una constatación de que yo también podía producir un sonido fresco.”

Lo que el artífice sudafricano nunca se imaginó es que su debut en Buenos Aires se producirá en el mismo lugar en el que su ídolo actuó por última vez aquí. Así que promete un set en el que repasará sus tres álbumes, en especial Dark Days Exit (2005), con el que se ganó el renombre internacional debido a que fue lanzado por la escudería alemana Compost Records. Al tiempo que adelantará temas de su próxima producción, el doble Hot Black Necklace / Deaf Safari. “El primero es más político, mientras que el otro se basará en composiciones bellas y experimentales.”

A partir del desarrollo de un concepto sonoro minimalista bien personal, el productor y dj se abocó a realizar varios ensayos e intervenciones, a manera de collage, con el kwaito: el reguetón de los sudafricanos, lo que se verá reflejado en su inminente cuarto álbum. “Junto con el deep house, es el santo evangelio de donde provengo. La mayoría de los negros los consideran su pop”, asegura el artista que suele usar el alter ego de DJ Snakehips. “Me encanta el kwaito, y estuve creando mi propia versión del estilo durante varios años. Si vienen a mi show, les mostraré en qué consiste.”

El estreno de Felix Laband en la Argentina se producirá al mismo tiempo que Madiba, el líder político de su país, se debate, a sus 95 años, entre la vida y la muerte. “Mandela está casi muerto. Se merece un poco de dignidad, espero que lo dejen ir en paz. El nos salvó del desastre al que nos quería llevar la minoría blanca, aunque por desgracia muchos piensan que fue débil y que debió dejarle a la mayoría negra que recuperara todo lo que siente que le fue robado. La realidad es que la paz es hoy muy frágil en Sudáfrica, y lo que más deseo es que no se derrumbe.”

* Felix Laband toca el jueves 15 en el ciclo Grrr de Congo Bar (Honduras 5329). A las 21.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.