no

Jueves, 22 de agosto de 2013

LAS MANOS Y JAURIA, A POR EL SINDICATO

Poner el Pecho

Músicos Organizados busca recuperar el Sadem para sus trabajadores y tiene en sus filas a Germán Anzoátegui y Ciro Pertusi, más el alma de Pugliese.

 Por Javier Aguirre

“Hay amor político”, piropea Germán “Pecho” Anzoátegui, trompetista militante de Las Manos de Filippi, hablando de Ciro Pertusi. Corren días difíciles y vientos de cambio en el Sindicato Argentino de Músicos (el Sadem) y tanto el histórico de la banda de rock más combativa de la Argentina como el cantante de Jauría y ex Attaque 77 decidieron comprometerse, como refuerzos rockeros, en una lucha de trabajadores históricamente conducida por músicos de otros palos.

Al frente de la boleta de Músicos Organizados (MO), Pecho pone el ídem y es candidato a secretario general del sindicato, mientras que Ciro se postula a la Comisión Revisora de Cuentas, en un gremio que irá a las urnas el 3 de septiembre con clima caldeado: apenas un puñado de afiliados está habilitado para votar, merced a la maraña estatutaria vigente que impide participar de la elección a más de 20 mil afiliados. “Los rockeros venimos atrasados en la militancia gremial –concede Pecho, el candidato–, sobre todo en comparación con los integrantes de la orquesta del Teatro Colón, por ejemplo, que salen y te cortan la 9 de Julio, o con los tangueros y los jazzeros, que son re combativos.”

El desafío no será sencillo: los requisitos para presentarse a elecciones fueron muchos. El plan es construir con paciencia. “Tienen un cagazo bárbaro, saben que la próxima se las ganamos”, vaticina Pecho, y denuncia que “la conducción actual es una burocracia que maneja una caja millonaria y está más en el porcentaje de Cantando por un sueño, o en los shows de Madonna o de Roger Waters que en ver que el sindicato está abandonado y lo único que tiene funcionando es un colegio... ¡privado!”

Las propuestas de la lista del MO, que encabezan Pecho y la pianista Adriana de los Santos, son “recuperar todo lo que está abandonado: la obra social de los músicos (Osdem), que es una mierda, la escuela, el estudio de grabación y las seccionales que supuestamente funcionan en Villa María, Tierra del Fuego, Tucumán o Jujuy, y que en realidad son fantasmas”.

“De tanto tocar en luchas de otros laburantes –trabajadores del subte, docentes, aeroportuarios–, los músicos empezamos a preguntarnos, ¿por qué no vamos por nuestro sindicato?”, señala el trompetista. “Es que desde el asesinato de Mariano Ferreyra hubo un quiebre, todos los trabajadores estamos recuperando los sindicatos”, agrega. “Ahora nos apoyan todos, sumamos adhesiones y buena onda de músicos de los distintos palos, entre ellos de mucha gente del rock”, se enorgullece Pecho. “Los Auténticos Decadentes, Flavio Cianciarulo, los 2 Minutos, Palo Pandolfo y bandas que no son conocidas”, enumera. Además, claro, del “núcleo duro” de Las Manos de Filippi: el cantante –y otrora candidato a concejal por el Partido Obrero– Hernán “Cabra” de Vega y el batero Lucas Honigman. “Con ellos, con los tangueros, nos fuimos dando rosca y motorizándonos”, cuenta Pecho y pela estampita: “Por algo es que todos los músicos amamos a Osvaldo Pugliese, que fue quien fundó el sindicato junto con sus amigos anarquistas y comunistas”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared