no

Jueves, 26 de septiembre de 2013

A LLORARLE A THE VIRGINS

Semi rápido

Donald Cumming explica la nueva manera de trabajar del combo neoyorquino.

 Por Julio Nusdeo

Desde el sofá de su departamento, Donald Cumming responde que estaba escribiendo y que, junto a él, su amigo Dan edita un videoclip. También que está soleado en Nueva York. No pasó un año desde su primer show en Buenos Aires, y el cantante y compositor de The Virgins conversa con el NO y confirma que la actual formación, que abrirá el Personal Fest, es la misma: Max Kamins (bajo), Xan Aird (guitarra) y John Eatherly (batería). La estabilidad de este combo dance punk no es menor, luego de que Cumming reinventara al grupo reemplazando a todos sus integrantes a fines de 2011.

The Virgins se armó alrededor de Cumming desde un principio, cuando en 2006 su manager consiguió que Atlantic Records se interesara en sus canciones aún antes de que la banda estuviera conformada. Al año siguiente el EP debut The Virgins ‘07 llegó a ser usado entero como soundtrack de un capítulo de Gossip Girls. “Esa etapa con Atlantic es sólo una pieza del rompecabezas gigante que he tratado de armar”, pone en perspectiva Donald, que en otra oportunidad había asegurado que su experiencia con el sello –parte del emporio Warner Music Group– llegó a quitarle las ganas de hacer música. “Me adelantaron una cantidad del presupuesto, grabé algunas canciones, me dieron más dinero para grabar y vivir, y así...”

Suena cómodo, ¿era difícil tener el control de tu trabajo?

–Bueno, no lo entendía entonces, pero es así una vez que estás en ese sistema. O sea, antes de recibir ese dinero, mantenía la música dentro de mis propios estándares. Pero tan pronto tenés alguien que financia lo que hacés, va a querer algo a cambio. De pronto, todo es un gran tema de con qué estás de acuerdo, cómo suena tu música, cómo va a ser comercializada y qué buscás transmitir en las radios: si vas a radios universitarias o a radios de rock o pop. Todo se vuelve muy técnico y orientado al negocio, y no tiene nada que ver con música. Fue un desastre total para mí.

Cinco años después de su debut epónimo, The Virgins ajustó su fórmula indie pop con una base rítmica bailable e influencias post punk como The Slits o las neoyorquinas ESG. Editaron Strike Gently (2012), a través de Cult Records, de Julian Casablancas, de The Strokes. “Es ciento por ciento diferente”, resume. “Hacemos música, grabamos y el sello es un grupo de personas que nos apoya. No lo abordamos desde la idea de hacer fortuna. Ahora lo que quiero hacer es escribir con la idea de hacer discos rápido, tenerlos y tocar, que reflejen su tiempo y espacio, y que las personas involucradas puedan hacer su aporte de la manera que deseen.”

* Martes 1º de octubre en la apertura del Personal Fest en Niceto Club, (Niceto Vega 5510). A las 20.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared