no

Jueves, 10 de octubre de 2013

FILHOS NUESTROS, EL SUB SUPLEMENTO MUNDIALISTA

Una “ñ” ni en pedo

Un cronista del NO se instaló frente a un monitor para entregarse a la dura (¿?) tarea de ver fulbo de Eliminatorias por streaming.

 Por Andrés Valenzuela

La jornada arranca viendo Uzbekistán-Jordania. No es para risa: en la fecha anterior, Uzbekistán y Qatar ofrecieron un partidazo de ida y vuelta, lleno de jugadas de gol, en 90 minutos casi sin patadas arteras en los que se definían cuál seguía con chances de alcanzar el repechaje para Brasil 2014. Este partido va en inglés por señal europea, y se levanta desde una computadora del conurbano bonaerense por streaming. Quizá porque esta vez no está relatado en árabe, como aquel contra Qatar, pero la verdad es que contra Jordania el partido es un embole.

Sigue Suiza-Noruega (2 a 0 para los de blanco). Dos días atrás, Norge le había metido el mismo resultado a Kypros (Chipre). También se oyó a los comentaristas del Canal 2 de Norge reírse de los chipriotas. Otra vez, ni una palabra de ninguno de los dos dialectos de noruego (aunque es fácil intuir que gul kort significa “tarjeta amarilla”), pero la risotada de burla ante una pelota perdida ignora fronteras. Suiza-Noruega va por la señal angloparlante de Al Jazeera, que muestra un estadio repleto y una tribuna exultante: el equipo va primero, es ordenadito e incluso sin ideas brillantes, manda la pelota adentro bastante seguido.

La tarde avanza con Inglaterra de visita en el Olímpico de Ucrania, ahí donde se jugaron los Juegos de Moscú en 1980, dicen los mismos relatores ingleses a los que no se les va a notar emoción ni cuando le cobren a su equipo un penal en contra ni cuando los ex socialistas soviéticos yerren. ¿Por qué hacer esto? No ver fútbol, claro. ¿Por qué verlo por Internet, en otros idiomas? Quizá por estar en el trabajo, por no tener cable o TV o bien por detestar a los relatores y comentaristas habituales.

¿Por qué destacan a otros jugadores? ¿Miran distinto el juego o hay que resucitar las conspiranoias sobre connivencias de relatores-managers? Ver deporte en otro canal es una excelente forma de cambiar perspectiva. Por streaming tiene dificultades: lag y cortes de señal, la incomprensión en situaciones confusas y hasta la mirada apenada de los allegados: el tipo ve partidos... en árabe, francés, noruego, inglés. Pero es una experiencia imperdible. Por eso el NO esperó Argentina-Paraguay en el monitor para saber cómo se viven los partidos de Sabella en otro país.

El primer tiempo, por una señal “tomada” de Skysports. La transmisión es correcta y aunque los entusiastas relatores de Al Jazeera pronuncian casi perfecto, pero este gringo tiene dificultades. Romero pasa a ser “Ramero” y la capital paraguaya, “Asanció”. Una “ñ” ni de pedo. Algo hay que no cambia: cuando Lio la pisa, el plano se cierra y él ocupa todo el monitor.

La segunda etapa arranca en BeInSport, señal latinoamericana en la que afirman que Argentina juega “fútbol ráfaga”. El zapping digital encuentra un cartelito de “Direto”. ¡Por fin! Hay batucada de fondo (¿por qué no se oía en otras transmisiones?) y el relator analiza los próximos objetivos de la albiceleste cuando llega el quinto grito. “Todo moito fácil pra o’Argentina”, afirma en tono monótono el portugués. Porque Sport*TV1 no es un canal brasileño sino un estandarte de la saudade.

Click. Cerrar. Es tarde, toda la jornada ante el monitor cansa la vista. Un comentario en Twitter cuenta que un periodista argentino preguntó a los jugadores si se sentían “campeones de las Eliminatorias”. ¿Campeones de las Eliminatorias? ¿Camp...? Bueno, ahora hay otro motivo para ver la próxima fecha por Internet: ¡se ahorra uno de escuchar cada cosa!

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.