no

Jueves, 28 de agosto de 2014

RYAN WALSH COMPILA ELECTRóNICA DIY, NOISE Y NO WAVE SUDAMERICANOS

“Buenos Aires tiene la mejorescena experimental”

Entre las 25 elegidas por este músico minimalista neoyorquino hay 14 bandas argentinas que lo sorprendieron por su energía entrañable y aterradora. Así, esta obra funciona como catálogo de las músicas urbanas más extrañas.

 Por Julio Nusdeo

Ryan Walsh, en su muro de Facebook: “Se me ocurre que para empezar un sello discográfico podría haber elegido un primer proyecto más sencillo que un compilado de 25 bandas de otro continente, que hablan un idioma distinto. Pero quién dice que las cosas tienen que ser fáciles, ¿no?”. El tipo es neoyorquino y tiene el dúo minimalista Neg-Fi con su pareja, Evelyne Buhler. Neg-Fi nació como combo extremadamente único, de bajo y guitarra que se intercambian y confeccionan música tan alucinante como antigénero. Ambos han sido parte durante casi diez años del ensamble de Glenn Branca, ese guitarrista y compositor neoyorquino, pionero del drone, las afinaciones disonantes y padrino de gran parte de la escena no wave de la ciudad, al punto de que Sonic Youth le debe gran parte de su estilo a Branca.

Después de tocar con Branca en el Primavera Sound de Barcelona, Ryan consiguió varios contactos a través de las redes sociales; gente al azar. Alguien publicó un enlace para descargar el disco de los argentinos Cuzcos (por entonces instalados en España), le gustó y reposteó. “De algún modo, Monga (bajista de Cuzcos) vio que lo había vuelto a publicar y trató de averiguar quién carajos era ese tipo en Nueva York. Entonces vio que estaba en la banda de Branca y me escribió un mail de dos metros de largo”, recuerda Ryan entre risas. A través de él conoció a Tomás y Carmen de Mueran Humanos, a Daniela de Mujercitas Terror y a Javier y Leandro de Coso, que le ayudaron a organizar un tour para Neg-Fi en Uruguay, Argentina y Chile. “Conocimos a tanta gente, tantas bandas... fue increíble. Pero aquí nadie tiene idea de ello. Así que la idea creció desde ahí. En realidad es todo culpa de Monga”, agita, y otra vez las risas.

Walsh pensó en la manera en que la gente del Norte supiera acerca de estas escenas “que merecen mucha más atención de la que están recibiendo” y al mismo tiempo quiso devolver un poco de toda la generosidad que recibieron cuando estuvieron de viaje. El resultado es el compilado de noise y post–punk South America is Part of the Problem. Tal título parece salido de la boca reseca de un economista neoliberal, típica mierda escuchada de parte de incontables republicanos. Sin embargo, la idea vino del bajista de Coso, Leandro Barzabal: “Es una referencia a la canción Part of the Problem, de R Stevie Moore. No soy uno de esos fascistas de los partidos de mi gobierno, ¡lo juro!”, aclara Ryan.

Las 25 bandas incluidas son los argentinos Abisales, El Bien, Calato, Coso, Cuzcos, Enjambre de Guitarras, El Mal, Mueran Humanos, Mujercitas Terror, Olfa Meocorde, Pop en Llamas, Ricarda Cometa, RRayen y Travesti; los uruguayos Bogo, Camposanto, Chino, Hijo Agrio y Uoh!; los chilenos Bending Toyz, Cola de Zorro, Dumo, La Golden Acapulco, Mikroradio; y David Rat, el único yanqui del álbum, con banda armada en Buenos Aires.

Justamente la exclusiva de la decisión de compilar a todas estas bandas fue algo que Ryan conversó durante su estadía en Buenos Aires con Rat, otro legendario de la movida neoyorquina a quien cruzó de casualidad: “Conocía a John Myers, miembro de la banda de David que también participó de las sinfonías de Branca, pero nunca nos habíamos encontrado más allá de Internet. David se enamoró de una maravillosa mujer en Brasil y se casaron. Por alguna razón tuvieron que viajar a Buenos Aires para el papeleo de la visa, etc., y coincidió el momento en que ambos estábamos allí. Así que hicimos planes para encontrarnos”.

¿Qué impresiones compartieron acerca de Buenos Aires?

–Le dije: “Creo que esta ciudad tiene la mejor escena experimental de la que nadie ha oído jamás”. También ese tipo de energía de la ciudad se parece mucho a la Nueva York en la que crecí. Entrañable de alguna manera, aterradora en otras.

América latina ganó atención en el resto del mundo, mayormente en Europa y Estados Unidos, por revisitar su folklore y reciclarlo en ritmos que hoy se conocen como cumbia digital u 8bit. Pero este compilado va más lejos.

–Sí, la cumbia y las rebajadas están en todos lados ahora. Está muy de moda, es muy hip. Dick el Demasiado y Sonido Martines son bastante conocidos en Nueva York. Así que es tiempo de que la gente explore un poco más. Cuando a mis amigos les muestro Ricarda Cometa, enloquecen. ¡Es no wave, pero con ritmos latinos! Nunca escucharon nada como eso.

El compilado incluye proyectos como Camposanto, que es como música house deforme.

–Sí, pero para mí si alguien aporrea un sinte o una batería no hay mucha diferencia. Son sólo las herramientas que usan. Me encantan Camposanto y Fiesta Animal.

Ahora en Buenos Aires hay una explosión de electrónica DIY, gente haciendo música chiptune, hackeando Gameboys, haciendo sintes con sus propias manos. ¿Te llamó la atención?

–Sí, es buenísimo. RRayen está en el disco. Otro grupo de Santiago de Chile, Bending Toyz, toca sólo electrónica intervenida. Es una movida en Nueva York también. Una de mis bandas favoritas, Loud Objects, suelda componentes en vivo durante sus shows.

South America is Part of the Problem tendrá edición en CD y en doble vinilo a través de su sello, que cree que se llamará Stereo-Neg. Frente al dilema de cómo resolver el orden de los tracks, y luego de desestimar ordenarlos geográficamente, Ryan entendió que el orden aleatorio de ponerlos alfabéticamente encajaba perfecto con la idea del compilado: “Hay mucho contraste en los sonidos, que van del weird folk al rock ruidoso o la electrónica”. Para conseguir algo más de apoyo e incentivar el interés argentino, está planeado un sitio del sistema de crowdfunding Indiegogo: “Tendremos actualizaciones mientras avanzamos con el proceso –mastering, prensado, impresiones, etc.–, aunque ya hay interés acá y en Europa, y tenemos una distribución casi cerrada”.

Por momentos se lo oye relajado, aunque al volver a la idea, Ryan no puede más que reír por su arriesgado proyecto: “Es estupendo, mi primer lanzamiento de algo que no es Neg-Fi y elijo una locura de proyecto. Veinticinco bandas que hablan un idioma diferente al mío. Pero es agradable la forma en la que todo parece estar encajando”.

Hora de remar en el pantano del spanglish.

–Luego de algunos días se pone mucho mejor. Pero la transición es durísima.

* facebook.com/SouthAmericaisPartoftheProblem

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.