no

Jueves, 2 de octubre de 2014

HONDURAS VS. RESTO DEL MUNDO

“NO HAY BANDA MÁS AGRETA QUE NOSOTROS”

 Por Santiago Rial Ungaro

“Para nosotros y para la gente que nos escucha, Honduras es una experiencia antropológica. Divertirse no va, quizá por eso siempre nos pareció inadecuada la improvisación. Somos súper ‘straight’: en los ensayos en vez de birra tomamos mate. Y ensayamos y grabamos de mañana”, dice Ale Leonelli. Y en efecto, así suena 5, su quinto álbum: mañanero, lúcido, amargo pero luminoso. Un disco denso e inquietante en el que Leonelli, como un Zitarrosa posapocalíptico, le advierte con firmeza y parsimonia a un monstruoso “brazo internacional corporativo” que no, no va a acariciar su vida.

“Uno tiene que hablar de lo que tiene a un metro de distancia, de lo que conoce. En las letras me propuse no propagar boludeces”, dice y confiesa que a veces tiene en la cabeza al cantautor oriental que vivía frente al cementerio. Estrella del glifosato es un ejemplo de ese compromiso con lo que pasa: algunos recordarán el tristemente célebre y emblemático caso de contaminación por la fumigación con glifosato en zonas urbanas y periurbanas en el Barrio Ituzaingó Anexo, pero sólo los Honduras se animan a cantar sobre eso.

“Llevar adelante una banda es difícil incluso si es exitosa. Para nosotros, el éxito es ensayar y hacer discos, que son como autopsias públicas.” Leonelli habla del desgaste que la banda sufrió por tocar mucho, tratando de adaptarse a lugares y formatos siempre cambiantes. “En la época de Célula dormida (2010) tuvimos mucho desgaste, creo que eso de cambiar tanto de formación nos traumó un poco y ahora decidimos que queremos algo distinto.”

Aunque se les haya sumado Pablo “Chino” Malvino en bajo (los bajos del disco los grabó Leonelli, que ahora sólo canta), Honduras son tres: Leonelli y los hermanos Alex (guitarra) y Nicolás Kodric (órgano y programaciones). “La verdad es que a mí no me gusta nada. Capaz algunas cosas de Fútbol o Pez. Creo que a nosotros la escena no nos quiere, y nosotros tampoco la queremos. Somos lo más agreta que hay. No hay banda más agreta que nosotros, aunque si estamos probando sonido y hay otra banda esperando, probamos en cinco minutos.”

No les cabe ninguna: ni los elogios. “El otro día uno me dijo que lo nuestro suena a algo de Radiohead. ¡Y a nosotros no nos gusta ni por asomo!”, dice Alex Kodric, guitarrista económico y economista de profesión. Ejercicio de aislacionismo producido por ellos mismos, más minimalista y espacial que sus antecesores, 5 tiene esa tranquilidad que da la soledad: “A esta altura hay un poco de enojo, pero no resentimiento. Tenemos una austeridad en la que nos sentimos totalmente libres, pero a la vez nos gusta vigilarnos como si tuviéramos un ojo encima que nos juzga y nos pregunta, ¿qué hiciste en 2014 cuando todos estaban tocando en Niceto? Yo veo que si sos diferente en una cosa, está bien. Si sos diferente en dos, tres o cuatro, ok, pasa. Pero si sos diferente en 15, 30, 40 cosas, ya está todo mal. Si la escena del rock under es como un grupo de veinte tipos que funciona como si fuera un colegio secundario, nosotros somos esos pibes que se sientan atrás y no los quiere nadie”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: CECILIA SALAS
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.