no

Jueves, 2 de octubre de 2014

PAMPA YAKUZA QUIERE COMPARTIR EL PLACER DE SER

“NO SOMOS UNA BANDA COMBATIVA”

 Por Sergio Sánchez

“No hay lugar para todos”, dispara Hernán Saravia, voz líder de Pampa Yakuza. Lo dice con tono de preocupación. Es que, después de transitar durante diez años el circuito musical porteño, denuncia que hay cada vez menos espacios para tocar y que los pocos que quedan sufren la persecución del Gobierno de la Ciudad. “Las bandas que llevan 200 personas no tienen muchos lugares para tocar. No es el pre-Cromañón, donde en un lugar más o menos con dos cajitas te armaban la historia y tocabas para tu gente. Las condiciones son otras. No digo que esté mal, pero evidentemente hubo una reformulación de los espacios disponibles para las bandas. También lo que sucede es que hay cada vez más bandas, más ganas de juntarse a hacer algo; no creo que los pibes estén todo el día con la Play.”

No sólo tienen este problema las bandas que recién salen al ruedo. “Nosotros estamos en un círculo de cinco o seis lugares del cual no nos podemos mover, porque tampoco hay más allá. Nadie hace de taco un lugar como el Malvinas Argentinas o el Luna Park. No es una boludez. Los costos y los tiempos para trabajar la fecha son otros. Para hacerlo y que te vaya como el orto, prefiero esperar”, se sincera Saravia. “El circuito no contempla a una banda que lleva tres mil personas”, remata Luciano Katz, guitarrista y charanguista.

Pampa Yakuza está de estreno de su quinto disco de estudio, El placer de ser, un trabajo que pinta muy bien la actualidad de la banda y que los encuentra maduros. Y, claro, que conserva la identidad construida durante una década: esa mezcla de rock cancionero y colores folklóricos latinoamericanos. La novedad: ya no hay vientos y las guitarras ganaron protagonismo. “Suena a Pampa”, coinciden. “Para que te escuchen, tenés que ser auténtico –destaca Saravia–. Es un disco que no tiene reggae, porque nos empezó a copar hacer otra cosa. Tiene rock, chamamé (El elegido, junto a Edu Schmidt) y una milonguita. Fuimos consecuentes con la historia de la banda. Hay folk, pero de una forma diferente. Es difícil pegar a Pampa con otra banda. Nunca tuvimos un grupo de referencia, más allá de que nos gusten muchas. No tenemos un espejo. Es el camino trazado por nosotros lo que estamos viviendo. El placer de ser es una foto de lo que somos hoy.”

Desde Puede ser, sobre el estallido social de 2001, hasta Mediotización, que criticaba a los medios hegemónicos, las letras siempre tuvieron un lugar importante en la banda. En Conciencia hablan de un “mundo voraz sin equidad”, ¿a qué se refieren?

Hernán: Conciencia habla de la mirada hacia el marginal, pero no de manera contemplativa, sino de sentirlo parte de esto que hemos denominado sociedad. En un momento dice: “¿Acaso no son socios de esta sociedad?”. Es la persona a la que cualquier política de Estado todavía no le llegó. No digo que se haya hecho poco o mucho, pero no le llegó. No encuentra nunca la forma de incluirse. Me parece que la obligación de aquellos que tenemos el privilegio de estar inmersos en esta maquinaria también es acercarlos a que no estén considerados como parias.

Luciano: En una asamblea barrial vi un video de los desplazados por las grandes empresas como Monsanto y me motivó a escribir el tema. Hernán le sumó una parte. Habla también de tomar conciencia. Estamos viviendo un momento muy tecnológico en donde la realidad no es tan real. Afuera de la pantalla está la vida real. La desigualdad está en lo social, en lo económico y también en lo terrenal. Hay una violencia que no es física sino mental. Y la voz de Eduardo Galeano termina cerrando la canción. Si se habla de la defensa de los derechos humanos es porque se los está violentando. No somos una banda combativa. No invitamos a levantar las armas. Invitamos a reflexionar, a sentir y a emocionarse.

Viernes 3 en el Teatro Vorterix, Federico Lacroze y Alvarez Thomas. A las 19.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: CECILIA SALAS
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.