no

Jueves, 9 de octubre de 2014

SIDERAL Y LOS 20 AÑOS DEL COMBO ROSARINO

“Fue la vuelta al Cielo Razzo clásico”

 Por Lucas Kuperman

En septiembre de 2008, Cielo Razzo hizo por las suyas un recital en el Luna Park. Llegó como una de las bandas más convocantes del post Cromañón, con el mérito de haberlo logrado, además, siendo ajena al circuito porteño. La banda rosarina había publicado Grietas. Y de pronto, una grieta fue la que se abrió. “Después de eso vino nuestra etapa de casi desaparición”, marca el cantante Pablo Pino. Sin compañía discográfica y con menor difusión, hasta llegaron a preguntarles si seguían tocando. Continuaron y lanzaron Compost, su disco más oscuro, en 2010. “Nos costó un laburo bárbaro, pero nos la jugamos aunque sabíamos que no tenía hits y que las canciones eran largas y rebuscadas.” Cielo Razzo siguió andando a tal punto que en 2013 publicó Sideral y este sábado cierra en Groove una gira nacional de presentación. De paso, celebran sus 20 años de supervivencia.

Acaban de terminar una gira por el sur llena de anécdotas, como la de las dos canciones hechas en un tramo de 80 kilómetros de ruta, con la alegría de un disco querido. Sideral, dicen, refleja a la banda tal cual es. “Este disco volvió a tener más notoriedad, tanto en los shows como en la gente. El que nunca escuchó Cielo Razzo, tiene ahí algo que nos refleja bien. Tiene la esencia de lo que somos. No hay más que la banda”, dice Pino, que lo diferencia de Compost. “A parte de nuestro público no le cerró ese álbum, y Compost terminó quedando en ese lugar que igual, a mí como músico y seguidor de bandas, me gusta, donde te das cuenta que los discos son el reflejo de un momento. Es el más oscuro, extraño, y que la gente más puteó. Sideral fue la vuelta al Cielo Razzo clásico. Volvió mucha gente”, cuenta.

Mientras preparan el cierre de la gira en Groove, Cielo Razzo anuncia que ya arrancó su temporada de composición para un nuevo disco que los siga manteniendo en el camino. Pese a que en un momento la banda fue una de las que pintaba para llenar los estadios que quedaron vacantes, hoy les toca un lugar que los mantiene contentos: “Nos gusta el hecho de que, en cierto punto, nos hayamos convertido en una banda no te digo clásica, pero algo así. Hay público que nos espera en lugares donde vamos, hay seguimiento y se suma gente nueva. Eso nos pone muy contentos”.

* Sábado 11 en Groove, Santa Fe 4389. A las 19.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.