no

Jueves, 19 de marzo de 2015

LOS FUTUROS #22: MAX VERSTAPPEN

El joven cockpit

El piloto holandés de reciente debut en la F1 no puede manejar en su país.

 Por Lucas Garófalo

Según la ley holandesa no se puede sacar el registro hasta cumplir 18 años, y ése es el motivo por el cual el joven Max Verstappen, de 17, todavía le pide a su papá que lo alcance en auto hasta el laburo. Lo curioso del caso es que Max trabaja como piloto de Fórmula 1, y el fin de semana pasado se convirtió en la persona más joven de la historia en debutar en la categoría. “¿Naciste en el ‘97?”, le preguntó sorprendido el campeón Lewis Hamilton. “¡Ese año yo firmé mi contrato con McLaren!”

La sorpresa por la velocidad con la que Max llegó a la Fórmula 1 deja de ser tal cuando se investiga el árbol genealógico del pibe. Por empezar, su padre Jos fue un reconocido piloto de la categoría. Pero además su abuelo, su tío, su madre y hasta su hermana se destacaron como corredores de karting, la disciplina que suele funcionar como trampolín hacia las grandes ligas. El propio Max empezó a manejar estos autitos a los 4, a competir a los 7 y se convirtió en profesional a los 12.

Por otra parte, Verstappen es la cara más visible del programa para jóvenes pilotos de Red Bull, la marca de bebida energizante que viene diversificando su actividad de una manera inédita en la historia de las corporaciones, funcionando como una usina que produce, desarrolla y patrocina una cantidad interminable de eventos en el ámbito de la cultura y el deporte. Toro Rosso, la escudería de la que Max forma parte actualmente, no es otra cosa que una filial del principal equipo de la marca, el Red Bull Racing, en donde las jóvenes promesas tienen la oportunidad de foguearse, como esos jugadores de fútbol que pasan una temporada en la reserva antes de debutar en Primera. Con la diferencia de que acá ambos equipos compiten en el mismo torneo.

Pero si el impacto del debut de Max significó un montón de publicidad gratis para Red Bull, no todos están tan contentos. La Federación Internacional del Automóvil ya cambió las reglas para impedir que menores de 18 debuten en Fórmula 1, alegando que Verstappen todavía es demasiado chico para enfrentar la tensión entre adrenalina y control que define a este deporte. El, en cambio, se muestra muy tranquilo. “¿Por qué debería ponerme nervioso?”, le dijo a un diario. “Estoy donde siempre quise estar: en el cockpit de un auto de Fórmula 1.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.