no

Jueves, 23 de abril de 2015

PROYECTO GóMEZ CASA SE LLENó DE BICHO

Contenido neto

Aparatos lumínicos, letras crudas, acción y libertad.

 Por Julio Nusdeo

Rodrigo Gómez prueba el grabador de cinta abierta que acaba de adquirir con la idea de hacer scratching. Suena extraño, pero la técnica es bien conocida en países como Latvia, cuando a finales de los ‘80 la falta de bandejas generó la aparición de Tape-Jockeys: “Abro la parte del cabezal, lo levanto con el dedo y con la otra mano muevo la cinta de un lado a otro”, precisa Gómez, cuya bajada musical y performática Proyecto Gómez Casa atraviesa momentos de recambio que siente “super interesantes”.

La participación en bajo y hardware hacking de Sebastián Rey y Leonello Zambón –responsables del colectivo de experimentación Sonido Cínico– es definitiva desde el tercer álbum de PGC, Familixina (2010), pero mantener dicha la periodicidad ahora se ve complicado debido al crecimiento de sus proyectos. “El momento en que alguien se va y alguien nuevo entra son oportunidades para cortar con la inercia y repreguntar qué quiero y qué no”, dice el ex Gordoloco Trío.

Con la reciente edición de su séptimo álbum, Bicho, Gómez siente mucho más melódico el trabajo: “Tal vez la crudeza está en las letras. Entre las formas y el contenido se arma el vómito”. Parte de eso se ve en el video de Algo de tu interior, realizado por Sarna Cine. Y los shows de PGC son casi teatrales: “Hay ensayos de música y de cuestiones escénicas”, cuenta. La iluminación se trabaja en colaboración con el grupo Fluxlian, alumnos del seminario de experimentación interdisciplinario que Gómez dicta habitualmente. “En vivo manipulan aparatos lumínicos, cosas muy extrañas que transforman en emisores de luz”, dice de estos operadores/performers que desde el escenario “no iluminan al ‘artista’, escupen contenido”, aclara. “Hay temas en los que uno sigue el patrón del bombo, otro del tambor, otro el bajo y otro lleva la línea rítmica de unos ruidos, onda que si muteás el show y ves lo lumínico, es exactamente lo mismo.”

Con la premisa de “la idea por sobre la disciplina”, Gómez se rodea de personas atraído por la cabeza de cada uno, y no por lo que imagina que pueden hacer. La libertad de acción compositiva y de contenido se debe a ideas estéticas compartidas, y así es como mantiene sus grupos de trabajo hace años. “El contenido es la única arma que tengo”, resume. “Tengo la esperanza de que cada show pueda abrir una canal de acción, que alguien llegue a su casa y se ponga a hacer algo, o levante el teléfono y llame a esa persona. Eso sería orgásmico para mí.”

* Sábado 25 en C. C. Matienzo, Pringles 1249. Desde las 23 con Random Select y Jvlian.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.