no

Jueves, 2 de julio de 2015

EL QUINTETO BROTA DESDE LA TIERRA

“JEITES ES UNA MISIÓN QUE NOS APARECIÓ”

Su reciente disco inaugura un álbum triple humanista, diverso y positivo.

 Por Lucas Kuperman

Los yeites pueden ser fraseos o arreglos de guitarra. Pero los Jeites son mucho más: la suma de música positiva, popular, mezcla de guitarra criolla y eléctrica, buena onda, con grandes canciones y músicos copados. Es por eso que el quinteto está de fiesta y en plena presentación de su último disco, Desde la tierra, con un show en Vorterix y una posterior gira europea que están gestionando a pulmón. Se trata de un curioso disco triple, porque al abrirlo uno se encuentra con la primera entrega, y tanto Ciudadano del mundo como Mi sol mayor serán lanzados con el correr de los meses para llenar los espacios.

Joaquín Varela, cantante y guitarrista, comenta que su última producción tiene “un buen sonido, mucho más urbano, con condimentos electrónicos y varios estilos como cumbia, hip-hop, rock, reggae y temas más tranquilos con condimentos electrónicos”. Dice que están incursionando un poco en “otras posibilidades musicales, algunos sonidos digitales y pianos”, y a su vez, asegura que Desde la tierra suena distinto a lo que acostumbraba Jeites. “En el primer disco grabamos con un micrófono para cantar las guitarras, la percu, todo. El segundo ya fue con metrónomo y productor. Y el tercero tiene más preparación, ensayo y elección de temas. Y este último va un poco en base a ese concepto que está en el título. Ciudadano del mundo es en base al concepto de un tipo y todas las cosas que tiene que atravesar, con su mente, corazón y espíritu, para salir de la ciudad o para quedar en ella, donde también están estos nuevos sonidos...”

Solían componer canciones en inglés y esta vez no lo hicieron. ¿Por qué?

Joaquín: Este disco es tan de acá, de la Pacha, que no dio. Para el próximo hay temas con frases en inglés. No decidimos hacerlos, nos salen. Tomás y Fran son los que más escriben. Por ahí si en algún momento queremos ir a tocar a otro mercado podemos traducir las letras y cantarlas en ese idioma, cosa que ya hemos hecho ensayando, y nos cagamos de risa.

Una de las principales razones por las que el disco no está completo tiene que ver con que habían compuesto una lista interminable de canciones y su idea era acomodarlas bajo un concepto en cada parte: “Teníamos ganas de una especie de recorrido, un viaje, que arranca con una semilla en la tierra, crece, se desarrolla como persona y después atraviesa la emoción de estar en la ciudad, en la facultad, en el trabajo. Esa emoción dicotómica donde te sentís como el culo y te enfrentas con el karma de la sociedad. Esa energía se canaliza para atravesar la ciudad y llegar al sol. Mi sol mayor es el último disco, es cuando el árbol tira polen: algo más despojado, fuera de la ciudad, atravesando todo eso y llegando a un estado más pacífico. Muchas de esas canciones están escritas en Sol y hablan de temáticas más sensibles”.

Joaquín cuenta que, en un viaje al norte, el cactus San Pedro lo inspiró y comenzaron a aparecer las canciones: “Fue muy intenso y conecté con gente. Hernán es un artesano que hace cosas con piedras, y me instruyó sobre el San Pedro. Pakal Kin, su hijo de 14 años, que nombro en Carnavalito del niño, dijo que iba a ser mi guía. Me llevó y elegimos un pedazo de cactus. Lo cortamos, pelamos y me dijo qué cocinar y cómo. Esperé luna llena, hice todo un ritual y me dieron un té con el que brindé por todos los que conozco. Si bien la experiencia no fue reveladora, me hizo notar que fue la energía que me guió durante todo el viaje”, admite.

Jeites no sólo es una banda, también es una familia. Literalmente. Joaquín es hermano de Nicolás (percusión y saxo); ambos primos de Tomás (bajo, saxo y voces) y de Francisco Halbach (guitarra, trompeta y voces), y se les suma Juan Francisco De Paula (batería). “Jeites es un mundo que nos apareció, una misión que estaba dada –dice Joaquín–. Lo abarca todo y lo compartimos todo porque somos familia. Desde que nacieron estas canciones todos se fueron copando, y es algo que amamos y tenemos que cuidar.”

Describen a Jeites como “música positiva”. ¿Por qué?

Joaquín: La energía positiva está en todos lados. Está dentro tuyo. Cuando vas a ver a Jeites en vivo te encontrás con gente haciendo arte, enamorada del proyecto, gente cantando, bailando, divertidos en un círculo de buena onda. Es lo que queremos mostrar: si tirás buena onda, vuelve multiplicada.

* Sábado 4 en Vorterix, Federico Lacroze 3455. A las 19 con Sofía Viola.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.