no

Jueves, 16 de julio de 2015

YATAIANS TUVO UNA REVELATION

El fino arte

La jovial orquesta cifra con elegancia su pasión por la música jamaiquina.

 Por Santiago Rial Ungaro

foto: Cecilia Salas

“Fino”, dice el bajista Facundo Rojo por tercera vez en la charla, brindando una clave para entrar al maravilloso universo de Yataians: el gusto impecable de esta pequeña y jovial orquesta los distinguen dentro del ambiente del reggae local por su fineza y su habilidad para cifrar musicalmente su pasión por la música jamaiquina. Producido por Iván Díaz Mathé (Nairobi), su flamante Revelation es un exquisito cóctel de rocksteady, calipso, soul y canciones, capaz de deleitar no sólo a los amantes del género: “Sus canciones son como rayos del sol”, dice Ivy Lee sobre esta encantadora banda con tres cantantes, donde al mejor estilo Israel Vibration, los guitarristas Ugo Tyburczy y Guido Lousteau y el percusionista Nicolás Gutiérrez se turnan en el micrófono.

Desde sus inicios, Yataians funciona como una familia: compañeros del Liceo Francés el núcleo de la banda (que completan el tecladista Miguel Mactas y el colombiano Pipe Correa en batería), deben su nombre a la casita en la calle Yatay donde vivía Ugo, que vino a vivir al país en 2001 desde Nueva Caledonia, un archipiélago del Pacífico: “Llegué y además de que hacía mucho frío, después se armó todo el quilombo de 2001. No entendía mucho qué pasaba”. Por entonces tenía 14 años pero ya entendía de música jamaiquina: al son de The Paragons, The Heptones y The Ethiopians, los Yataians han sabido hacer de su erudición un estilo propio muy accesible, que suena cercano aunque canten en inglés.

Rojo, que está entusiasmado porque se acaba de comprar un contrabajo, toma la palabra: “Creo que el primer disco (O Tulop, de hace ya tres años) salió casi como un impulso, y este disco fue mucho más consciente. Queríamos abrir la cancha y salir un poco de ser una banda de rocksteady, porque nos gustan un montón de cosas. En el disco hay temas que son más rocksteady (Evil Side o Baby I Love You o Hold Me), otros más soul (tipo Alton Ellis, Derrick Harriot) y otros mas calipsosos, tipo Ethiopians, como Young Gal, que es más calmo, más tropical. Nos gusta toda la música jamaiquina”.

Grabado en varios estudios (ION, Siesta del Fauno y Demolition Sounds), la producción de Ivy Lee destaca la fineza de las suaves melodías del grupo y le suma percusiones que recuerdan a The Congos (grupazo jamaiquino producido por Lee Perry, cumpa de Iván), pianos y hasta cuerdas.

Como suele suceder en estas tierras tan devotas de los riddims jamaiquinos, los Yataians ya tocaron con bandas como Groundation o con el legendario Derrick Harriot, y aprovecharon para seguir aprendiendo. Miguel: “A Derrick Harriot, que arrancó en los ‘60 en Jamaica, le preguntamos quién era el más grosso de todos y nos dijo, sin dudar, que el mejor era Alton Ellis”.

Facundo: “Y ahora cuando nos ponemos muy rockeros siempre lo nombramos a Alton Ellis: un cantante con sentimiento, fino, que canta con el corazón abierto. No es emo, ni tampoco es un rockero; es un cantante que te canta una canción de amor en serio”. Esa misma simpleza emocional que aflora en estas reveladoras 13 canciones editadas por Estamos Felices, les permiten producir casi una hora de música sin decir la palabra Babilonia: que Jah bendiga a los Yataians.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.