no

Jueves, 30 de julio de 2015

DONALD CUMMING DESVIRGADO

“La música es más barata que la terapia”

Tras divorciarse de su banda y su esposa, el ex The Virgins debutó solo con un disco reflexivo y oscuramente alegre.

 Por Facundo Enrique Soler

La fiestita interminable de The Virgins llegó a su fin. Quedaron lejos esas publicidades de aperitivo con Rich Girls a todo lo que da, declarando la fecha de defunción de las banditas de Nueva York que querían enfiestarse como los Strokes pero tocando como amateurs. ¿Qué hizo Donald Cumming, líder de la banda, en torno a este paraje desolador? Creció. La prueba es Out Calls Only (2015), su primer disco solista, un salto genial de las canciones para boliche de Palermo a un repertorio reflexivo, bien producido y oscuramente alegre.

“Pasaron demasiadas cosas. Nunca hice algo tan personal. No lo planeé, salió así”, responde desde Nueva York cuando se le consulta acerca de semejante cambio.

¿Qué cosas pasaron? De The Virgins a tu carrera solista hay una diferencia notable.

–Nos separamos y yo me divorcié. Tuve que abandonar el hogar que había construido con mucho esfuerzo y me fui a vivir al estudio en una situación deplorable. Fueron muchos cambios y en el medio hubo mucho crecimiento, es natural que haya salido algo así.

¿Cómo manejaste el salto de género, de la fiestita al disco pop rock reflexivo?

–El segundo disco de The Virgins, Strike Gently, fue un puente entre lo que solía hacer y lo que hago ahora. Intento mantener esa cosa bailable. Pero también tuve la libertad de trabajar para mí, sin ningún miembro del grupo que me diga lo que piensa, ni un sello marcando los límites. Este disco me dio libertad.

El anuncio llegó en junio de este año: Donald Cumming dejaba en claro en su fan page de Facebook que su primer disco solista se llamaría Out Calls Only y llegaría por medio del sello Washington Square. Y luego apareció esta obra de rock clásico pero parajes modernos que lo encuentra a él con su guitarra, contando algunas historias de autosuperación, perdido en cuelgues sombríos y volviendo al relator feliz de haber estado tan triste. Neil Young lo abanderó como “disco de la semana” en su servicio Pono Music y la prensa del palo lo coronó como “un Tom Petty de este siglo”.

¿Cuál era el objetivo en este disco?

–Ser vulnerable. Aprendí a poner mi guardia baja para encontrar cosas nuevas todo el tiempo.

Suena a que grabarlo fue más barato que ir a terapia.

–Jajajá, la música definitivamente es más barata que la terapia.

Ni a palos extrañas tocar con los Virgins, ¿no?

–No, ahora lo último que quiero es tocar en una banda. Amé formar parte de The Virgins y toda la experiencia me gustó, llegué a ver el mundo entero. Pero ese confort que te da estar rodeado de gente te corta el crecimiento. Era el momento de arrancar a hacer la mía, ponerme en creativo de nuevo.

¿Qué te quedó de esa banda fiestera de Nueva York?

–Cuando era más joven me crié en esta ciudad. Me volaba la cabeza la vida nocturna que tenía, todos los días íbamos a una fiesta distinta y vivíamos experiencias increíbles. Con todo este proceso de separarme y crecer, me di cuenta de que hay muchos lugares para explorar alejados de ese ámbito. Cosas simples, eh, Central Park, museos y galerías. Mis intereses en Nueva York han cambiado, pero sigo viéndolo como un lugar para encontrar experiencias.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.