no

Jueves, 7 de agosto de 2003

LOS PIBES ARGENTINOS EN BARCELONA, HOY

Nueva tierra prometida

Hay más de 50 mil, según estimaciones bastante certeras. Desde hace cinco años, una oleada de argentinos llega a la ciudad de La Sagrada Familia, el Camp Nou y el Mont Juic. ¿Qué buscan? ¿Qué encuentran? ¿Cómo se las rebuscan? Interrogantes con posibles respuestas, teóricas y prácticas.

TEXTO Y FOTOS: SEBASTIAN FISCHER

Cuando Blas Parera y Vicente López y Planes (uno catalán de nacimiento y el otro de familia catalana) escribieron eso de “al gran pueblo argentino salud...”, jamás hubieran imaginado que, a principios del siglo XXI, una buena porción de ese “gran pueblo” gozaría de buena salud en... Barcelona. Quien más, quien menos, muchos argentinos tienen algún familiar, amigo o conocido, viviendo en la capital de Cataluña. Por estos días, la llamada ciudad condal pasó a ser la ciudad española que alberga el mayor número de habitantes argentinos, superando incluso a Madrid, que históricamente lideró esas estadísticas. Claro que detrás de esos números fríos y calculadores, hay cientos, miles de historias argentinas. Esta nota es un pequeño acercamiento teórico-práctico a algunos de los corazones, carnes y huesos que conforman y alimentan la estadística.

Teoría 1 (cantidad)
El fenómeno de la inmigración argentina a tierras catalanas se ha incrementado notablemente en el último año y medio. _Tanto es así que, según Diego Arcos (presidente de la Casa Argentina en Barcelona), “si bien es muy difícil cuantificar la cantidad de compatriotas arribados, ya que a la importante porción que se encuentra en la ilegalidad hay que agregarle los muchos que entran directamente con pasaporte español o italiano, hay un acuerdo general acerca de que en Cataluña estaríamos ante la presencia de entre 70 y 90 mil argentinos, de los cuales 50 o 60 mil viven en Barcelona”.

Práctica 1 (Plaza Universitat - Domingo, 23 hs)
En un atestado bar de la calle Sepúlveda, 150 personas observan en pantalla gigante Boca-River, con relatos de Araujo y comentarios de Macaya Márquez. Se pueden contabilizar 18 camisetas de River, 23 de Boca, dos de Independiente y una de Rosario Central. Según la gente de la barra, se expendieron 201 cervezas Quilmes contra 34 de la autóctona Estrella Damm.
Se constató la presencia ¡una! catalana, detectada al hacer la siguiente pregunta: “¿Los del River son los azules o los blancos?”. Al finalizar el partido, el 40 por ciento de los asistentes se retira y el 60 por ciento restante comienza a bailar al ritmo de un cuartetazo de Rodrigo.

Teoría 2 (causas)
La mayoría de los nuevos inmigrantes es gente joven. Su promedio de edad es de entre 23 y 35 años. Hay profesionales, trabajadores comunes, comerciantes y buscavidas. Pero lo que verdaderamente destaca en este aluvión argentino es la gran afluencia de gente relacionada con actividades artísticas o culturales, que llegan a Barcelona atraídos por esa especie de halo mágico que desde siempre envuelve a esta ciudad mediterránea. Verdad o mito, la realidad es que la situación geográfica de cercanía con el resto de Europa, más el agregado de ser una ciudad netamente turística, convierten a Barcelona en un hervidero de gentes y culturas del mundo, que pasan, interactúan y se van, pero siempre dejando alguna huella detrás. El artista callejero argentino, gorra vacía y mochila llena, con escuela y formación en algunos casos, y con cara dura e instinto de supervivencia en otras, ha tomado las calles de la ciudad.

Práctica 2 (Paseo de las Ramblas - Viernes, 17 hs)
Las Ramblas son un paseo que transcurre entre dos calles paralelas y con un rasgo distintivo: durante su kilómetro y medio de trayecto, entre árboles y puestos de flores y pájaros, no es cortada por ninguna transversal. Este rasgo la hace única en el mundo y un lugar preferencial para ver espectáculos de arte callejero. Particularmente es conocida como la cuna de los mejores exponentes del curioso arte callejero de mantenerse inmóvil hasta que algún samaritano eche una moneda en la alcancía. O sea, las estatuas humanas. Haciendo un rápido y exhaustivo recorrido,constatamos que la mitad de las estatuas que se encuentran trabajando en el momento, son argentinas. Siete de catorce.
Rubén, el mismísimo Che Guevara. Jorge y Karen, una pareja plateada que gusta mucho a los turistas japoneses. Seba, un rey mitad blanco y mitad negro que juega ajedrez contra él mismo. Fanny, un hada del bosque que dice secretos. Laura, una robot cibernética a la que se le iluminan las tetas. Orly, una señora gorda que seduce a los transeúntes. Todos tienen el mismo sistema de trabajo: si les echás una moneda, hacen alguna gracia.
Dicen poder sobrevivir de esto, aunque ninguno quiere informar cuánto suman las moneditas que le caen al día. Fuentes allegadas y no identificables, situaron en unos 35 euros el promedio diario.

Teoría 3 (Adaptación y asimilación)
Por la calle, ya es natural escuchar el acento argentino. El dato nuevo es que comienza a serlo también en tiendas, negocios, bares, en la cancha, cines y cuanto hecho social suceda. De un lado o del otro del mostrador, el argentino se va asimilando. El argentino es bien acogido por la sociedad catalana y española en general. Por su parecido cultural, humano y hasta físico, podría decirse que es considerado como “inmigrante de primera clase”. Para el presidente de la Casa Argentina en Barcelona, “el argentino es muy bien recibido y asimilado aquí. Si bien hay casos de discriminación, ésta es infinitamente inferior a la que se da con los demás extranjeros, sobre todo los de cultura árabe”. Y profundiza: “Con Cataluña, desde siempre hubo puntos de contacto históricos y culturales muy fuertes. Fijate que el sistema republicano y federal argentino contó en su formación con muchos catalanes que, huyendo de sus tierras ocupadas en 1714 por la corona española, llegaron a la Argentina, donde jugaron un papel importante en la lucha por la Independencia. También es muy recordado el hecho de que, durante la posguerra, Cataluña recibió una gran ayuda alimentaria por parte de la Argentina”. Y quizás el punto de unión más fuerte es el hecho de que de cada cinco familias catalanas, una tiene parientes en la Argentina.
Queda claro que Barcelona acepta a los argentinos, ahora bien: ¿por qué a los argentinos les sienta tan bien Barcelona? La mayoría habla de una ciudad grande, pero manejable, con una movida cultural interesante y con una calidad de vida superior. Tranquila, con mar y montaña, bien cuidada, con un muy buen sistema público de transporte y donde salir de noche no contrae ningún peligro.

Práctica 3 (Plaza Cataluña - Jueves, 1.35 hs)
En la parada del nit bus (colectivo nocturno) número 8 hay dos parejas de jóvenes. La composición de ambas es casualmente la misma. El argentino, ella catalana. Una de las parejas conversa acerca de una posibilidad para que ella abra una tienda de moda junto a una amiga. El opina que “si hacen ropa moderna, de diseño, les tiene que ir bien. Acá hay mucho mercado para eso”. La otra pareja también habla de moda. El, vestido con enterito, buzo y las queridas Topper tenis, le pregunta a ella, de impecable traje y zapatos de taco negro: “¿Acá no se pueden vestir con jean y zapatillas?”.

Teoría 4 (posibilidades)
Un dato interesante: casi todos los entrevistados reconocen tener trabajos inferiores a los que su capacidad y formación les permitiría desarrollar. Aunque todos dicen estar contentos con la decisión de haber partido de la Argentina. Lo real es que el recién llegado muchas veces se encuentra con una situación difícil, sobre todo si no cuenta con el pasaporte de algún país europeo. Se puede permanecer en calidad de turista un máximo de tres meses, sin derecho a trabajar, y luego se pasa a ser un “ilegal”. Si bien son raros los casos de argentinos expulsados de España, sin papeles no se puede alquilar piso propio, ni conseguir trabajo enblanco, ni siquiera sacar la licencia de conducir. A lo único que se puede tener acceso, previo empadronamiento en la ciudad, es a la salud pública gratuita. Los alquileres son caros con relación a los salarios, y muy difíciles de conseguir. La excesiva demanda hizo subir un 30 por ciento los precios. Entonces, la mayoría termina compartiendo departamento y alquilando una habitación con otra gente que muchas veces no conoce.

Práctica 4 (Calle Ferran - Lunes, 16 hs)
La oficina del Servicio de Jóvenes del Ayuntamiento arde. Sobre unas mesas rectangulares, un par de decenas de veinteañeros leen y releen los clasificados de los principales diarios en busca de empleo. De una de las paredes, transformada en una cartelera, cuelgan papelitos donde se ofrecen y piden habitaciones en alquiler. “Alquilo a mujer, estudiante. Habitación en Gracia (metro estación Fontana) 300 euros gastos incluidos. Llamar al 679314664.” “Habitación se alquila. Zona Clot. Preferentemente estudiante. 250 x mes. Jordi 606543222.” Así, cientos.
Dos chicos argentinos anotan y conversan:
–Uh, mirá éste en Poble Nou; está barato.
–Queda en la loma del orto.
–Igual, acá en metro estás en dos minutos en todos lados, ¿no?
–Yo que vos no me hago ilusiones. ¿Hace poco llegaste?
–Quince días, ¿por?
–Preparate, esto es más difícil que encontrar un senador honesto. Yo llamo todos los días a cuatro o cinco lugares y siempre es la misma historia: cuando te escuchan el acento sudaca, te dicen que ya está alquilado...
Veinte minutos después, papel escrito en la mano, los dos salen a la calle y se despiden. Antes, se desean mutuamente “suerte”. n

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.