no

Jueves, 3 de diciembre de 2015

DESAFíO MASTERS OF THE UNIVERSE

HO-MEN(AJE)

El encuentro sobre He-Man y aledaños cierra la temporada fan art local.

 Por Andrés Valenzuela

Manuel Loza no gritó “¡Yo tengo el poder!” ni “¡Por el poder de Greyskull!”, pero se metió a organizar el Desafío Masters of the Universe. Es decir, a un grupo de dibujantes que, un poco por nostalgia, otro poco por gusto, otro poco por demencia, se pusieron a subir a Facebook fan art de He-Man. Y la experiencia concluye con una muestra que inaugura hoy a las 19 en Oficina de Arte (Florida 336, 7º piso), con 80 trabajos, capítulos de la primera temporada de la serie y hasta muñequitos en exposición.

“Sabía que iba a ser un quilombo organizarlo, pero pensé que podía tirar la primera piedra y hacerme el boludo”, confiesa Manu. Al final, fue una primera semana de locura, respondiendo más de 60 mensajes privados, calmando a dibujantes ofendidos porque no les tocaba su personaje favorito y despejando dudas para los novatos en esto de hacer homenajes a las series de la infancia. Porque el fenómeno no es nuevo. El fan art podría considerarse el escalón más bajo del amateurismo: el pibe que arranca copiando el héroe que más le gusta.

Hay otras vertientes, un poco más elaboradas, como la producción de la editorial platense Universo Retro, que ahonda sobre la cosa nostálgica y lúdica de esos productos ochentosos. Lo notable del 2015 es que fueron los propios dibujantes los que organizaron estos homenajes, considera Loza. Este año hubo uno dedicado a Mazinger (organizó Carlos Aon) y otro a los Caballeros del Zodiaco (por Paula Andrade). Ambos tuvieron su muestra en las Jornadas del Manga y el Animé del Jardín Japonés.

Los Masters of the Universe no podían ser menos, aunque la harán en otro lado, en una expo exclusiva y dedicada a Santiago Decaro, uno de sus participantes, quien falleció hace poquito. Así, la muestra oficiará de doble homenaje y de brindis de fin de año. Loza: “(El encuentro de historietistas) Dibujados fue en octubre y cuando terminó fue como... ¿hay que laburar dos meses más? Quería darle la oportunidad de un último brindis a los colegas”.

Al proyecto no le faltaron sinsabores, como el choque de egos. “Mucha gente peleándose por personajes, diciéndote ‘¿Cómo le diste Skeletor a ese boludo? ¡Damelo a mí!’ ¡Es lo peor, la parte más oscura de la historieta!”, denuncia Manu, y cuenta que tampoco faltó quien se ofendió porque no lo fueron a buscar primero que nadie para participar. “Hay mucha necesidad de ser protagonista o de dibujar al protagonista, en esta cuestión de los artistas y la competencia hay salidas bastante chotas.”

He-Man, explica, tiene más de 400 personajes: la empresa de juguetes Mattel inventó el dibujo animado para manijear la venta de muñequitos. Por eso hay historias muy extrañas. Por ejemplo, la de Wundar. “Lo hizo una marca de pan, la Wonder Bread, y te venía el personaje con un pan lactal chiquitito de plástico, ¡una locura!”, cuenta Loza. Para él, lo más disfrutable de estos “desafíos” está justamente en esos personajes secundarios o incluso terciarios. “Está muy bueno que te toque dibujar uno que es de la C; si me toca dibujar a He-Man es un embole porque ya tengo 400 pósters, estatuas, muñequitos, tengo una invasión de imágenes copadas. Pero si me pedís que dibuje a otro, es un juego total.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.