no

Jueves, 14 de abril de 2016

LA PANZA DE LOS MIRLOS

“Originalidad y estilo”

Amazónicos y legendarios, harán cumbia psicodélica para sus nuevos nietos postizos.

 Por Hernán Panessi

El mirlo es un ave de pico amarillo y plumaje negro que habita todos los continentes y tiene una bellísima particuliaridad: un canto impar y melodioso. A Jorge Rodríguez Grández, fundador del mítico conjunto Los Mirlos, siempre le pareció que su banda era un poco así: de un sonido particular, único y melodioso. Pasando los 40 años en actividad, continúan llevando adelante la bandera de la cumbia amazónica psicodélica. Y debido a una reparación histórica, comienza a sucederles una anomalía: tocan cumbia para pibes que podrían ser sus nietos. “Me agrada que los jóvenes aprecien nuestra música y se vayan identificando con lo que hacemos a través de nuestras presentaciones y las redes sociales”, le dice al NO Rodríguez Grández desde Lima, Perú. “Es buena oportunidad para que las nuevas generaciones conozcan nuestro repertorio”, sigue.

A través de artistas, gestores, melómanos, comunicadores y festivales de world music, la música contemporánea puso en un lugar de interés a la vibra clásica pero vanguardista de Los Mirlos. Tal el caso de los francogringos Chicha Libre y la revalorización que hicieron de su obra con ¡Sonido amazónico!. “Conozco a Olivier Conan y sé que con su agrupación valorizaron muchas obras de cumbia peruana. Bien por ellos y por los autores, ya que la música se va difundiendo con otros intérpretes a otras latitudes.”

Desde sus comienzos, Los Mirlos se identificaron como cumbia amazónica, un subgénero popular de la música creada en la Amazonía peruana, con referencias a las tradiciones, creencias y encantos de su selva densa y siempreverde, tierra de fieras increíbles y chamanas en ayahuasca. Por geografía y para diferenciarse de la chicha (música tropical andina, cumbia oriunda de Lima), a ese sonido se lo conoce como cumbia psicodélica. Los Mirlos son amazónicos y psicodélicos.

“Cuando empezamos a tocar, primero tuvimos la influencia musical por parte de nuestro padre, Gustavo Rodríguez Sandoval, quien tocaba su acordeón o bandoneón interpretando ritmos de la zona”, recuerda Rodríguez Grández. “En la adolescencia escuchábamos cumbia colombiana, guaracha cubana y la música de Los Destellos, para luego salir creando un estilo de cumbia amazónica.” Comenzaron dándole a la guitarra eléctrica un efecto y color peculiar: así fueron diferenciándose y profundizando los matices estrafalarios de su selvática región.

Jorge Rodríguez Grández considera a los conjuntos peruanos Los Chapillacs, Bareto y La Nueva Invasión como continuadores de su cumbia amazónica. “Hoy mi agrupación cuenta con la presencia y el aporte musical de mi hijo y de otros jóvenes valores que continuarán con este legado.” En Argentina, Damas Gratis, con Pablo Lescano a la cabeza, revitalizó grandes himnos de Los Mirlos con sus versiones de La danza de los mirlos y Lamento de la selva.

¿Cuál es el secreto para seguir vigentes en el imaginario popular después de tantos años?

-Tener momentos muy especiales, llenos de inspiración y muchas ganas de hacer algo nuevo, con mucho amor, disciplina y pasión, para marcar la diferencia entre los demás. Le damos originalidad y estilo para prevalecer en el tiempo, y no como una moda que aparece y desaparece.

* Viernes 15/4 en Sonidero del Mundo, Groove, Santa Fe 4589. Desde las 23 con Faauna y Orkesta Popular San Bomba.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.