no

Jueves, 12 de mayo de 2016

LOS PIBES DE MORENO

MUSTAFUNK CALIENTE

Con más funk y rock duro que el mestizaje habitual, Laboro Chamanik vibra por su rítmica conectada al placer y al movimiento.

 Por Brian Majlin

En una escena musical que está dispersa y en una transición difusa entre el megaconocido refugio del rock y la novedad que no acaba de surgir, ganan terreno las bandas que aprovechan aquellos rincones que permite la fusión de estilos. Y Mustafunk es una expresión genuina de esa búsqueda: una casualidad reunida inicialmente en torno a dos o tres gustos comunes, al funk, a lo que llaman la necesidad del groove, del movimiento, de la calma, y un encuentro con el rock, el jazz y el blues.

Integrada por Camila y Agustín Marinelli, Martín Pedernera, Serafín Rodríguez y Agustín Petinatto, Mustafunk recorrió el típico trayecto que suelen hacer las bandas emergentes: de las zapadas a los pequeños shows iniciáticos, a la primera bandita de seguidores, la difusión amplificada en redes sociales, los toques multiplicados al infinito y en cada rincón, el primer disco que surge más por necesidad que por búsqueda y el segundo mojón: un álbum pensado como tal. En eso andan, a poco de lo que definen como el show más importante de su historia: este sábado 14/5, en Niceto Club, presentarán Laboro Chamanik, un trabajo que los envolvió y llevó a la profesionalización de sus pulsiones y pasiones.

Si hasta Salpica (2013) había un andar inquieto y errante sin mucho tiempo para pensar en los modos, en este disco pusieron las formas al servicio del contenido, logrando canciones más prolijas, más pensadas, más rockeras aunque con bastante presencia de jazz y funk, más cortas y menos “colgadas”, dicen. Es un trabajo armado entre 2015 y 2016, recién cocinado en los estudios Romaphonic, Tónica y Babex Records, con participación de invitados como Lito Vitale, Guillermo Arrom, Cóndor Sbarbatti, Pablo Rodríguez, Gabriel Fontana y Manuel Uriona.

¿Qué tendrá de especial el próximo show?

-Tenemos más ganas de tocar y vamos a tener una formación que siempre nos gustó y nunca habíamos concretado, con vientos, percusión, todo: vamos a ser como catorce arriba del escenario por momentos. Con invitados permanentes, un show largo, pensado con la escenografía.

Mustafunk suele hacer foco en la pasión, en las ganas de disfrutar más allá de la técnica. Es el modo en que unos pibes de Moreno, del Oeste, decidieron expresarse. “A los diez años supe que la música me gustaba pero no entendía por qué. A los catorce, cuando empecé a tocar, entendí que es un modo de expresión. Me gusta y vivo una conexión desde el placer”, explica Petinatto. Es una búsqueda por conectar con cada vez más público a través del goce, de ser atravesados y guiados rítmicamente como en “un retorno a lo más primitivo”.

* Sábado 14/5 en Niceto Club, Niceto Vega 5510. A las 21.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: CECILIA SALAS
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.