no

Jueves, 30 de junio de 2016

EL INCLAUDICABLE MIKE MUIR

“LA POLITICA CREA PROBLEMAS”

Trump, Lombardo, covers, discos inmortales, coherencia y frikismo según el bandanero cantante de Suicidal Tendencies.

Mike Muir puede decir que se vistió igual casi toda la vida. Se mantiene así a los 53, aunque no se trata sólo de imagen: para él, esto es coherencia. “No estamos en esto para pelotudear ni para pasar el tiempo, sino para marcar una postura”, insiste desde su casa, mientras redondea el próximo disco de Suicidal Tendencies, la razón artística de su vida desde 1981, y una referencia común para el planeta hardcore/thrash. “Cuando salga van a poder ver la diferencia entre lo que hacemos y tanta mierda que anda dando vueltas”, desafía el cantante de la bandana.

El último fichaje de su plantel es el legendario baterista de Slayer, Dave Lombardo, que está con él en el estudio mientras se prepara para volver a Argentina. Nadie que lo haya visto tocar puede no entusiasmarse con eso, y tampoco Muir: “Es increíble, aporta una intensidad tremenda. Tenerlo es como andar con esa chica a la que miran los pibes en la esquina”. La llegada de Lombardo invierte la relación que Suicidal había tenido hasta ahora con el mundillo del rock pesado, cuando sus músicos se proyectaban hacia otras bandas, como Trujillo a Ozzy Osbourne y Metallica, Jimmy DeGrasso a Megadeth, Josh Freese a Guns N’ Roses y Nine Inch Nails, Brooks Wackerman a Avenged Sevenfold y Josh Paul a Daughtry, entre otros. “Siempre sumamos tipos jóvenes. Por primera vez buscamos a una leyenda que no vive de su status y no se guarda nada. Otros grandes músicos se la pasan de joda; para él, cada show es prioritario.”

Hace 33 años escribiste I Shot Reagan, ¿hoy podrías escribir un “Le disparé a Trump”?

–Es muy fácil pegarle a Trump. Acá la política no cambia nada. ¿Cómo puede funcionar un sistema si hay dos candidatos que no le gustan a nadie? La política no soluciona problemas, los crea; no se trata de construir, sino de controlar. No me gusta eso, me gustan las personas.

Body Count publicó hace poco una nueva versión de Institutionalized, tal vez tu canción más emblemática. ¿Cómo ves hoy a ese tema?

–Agradezco cómo lo hicieron: si versionás, que sea a tu manera. El tema original es un manifiesto, perdura porque nunca quisimos hacer un disco para los ‘80 o los ‘90, ni montarnos en la moda; queríamos que las canciones se pudieran mantener en el tiempo. Muchos hacen música pensando en qué le gustaría a la gente en tal momento, lo nuestro siempre fue hacer lo que nos gustaba, por eso seguimos girando por el mundo para pibes que vienen a vernos por primera vez.

Fueron influencia para muchas bandas de hardcore hasta hoy, ¿lo seguís notando?

–Muchos grupos jóvenes siguen hablando de nosotros. Ahora somos una cosa normal, pero si revisás revistas punk y fanzines viejos, nos veían como a unos freaks. Decían que el primer disco era punk y los punks decían que era metal, nadie quería hacerse cargo. No me importan las categorías, sí hacer un disco que puedan seguir disfrutando e diez años. La influencia se puede manifestar de muchas formas, pero en nuestro caso lo que más valoran es la coherencia.

* Viernes 1/7 en Teatro Vorterix, Federico Lacroze 3455. A las 19.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.