no

Jueves, 29 de septiembre de 2016

ARGENTINA GAME SHOW DEBE CONTINUAR

BIENVENIDOS AL SHOW

Con predominio triple A y poca industria local, la convención entendió el interés del gamer argento y le dio presentaciones, e-sports, cosplay y hardware.

 Por Stephanie Zucarelli

Hay eventos que resumen el estado de evolución de ciertas tendencias culturales: así como Comic-Con condensa lo que la fanaticada local entiende por cultura freak, Argentina Game Show demostró que el mercado está preparado para responder a la exigencia del público gamer a nivel nacional. Lejos de la desabrida presentación de la edición anterior, esta megaconvención gamer fue atrayente para el mainstream, pero conservando una estructura lógica que representara los nichos.

El Centro Costa Salguero fue inundado por los gigantes PlayStation, XBOX y Ubisoft con sectores casi cinemáticos que dejaban al público jugar sus novedades, mientras en la periferia los amantes de la PC encontraban consuelo en muestras técnicas y de componentes. Perturbando la dinámica espacial, los stands comerciales circundaban el sector principal, ahogando a los escasos espacios de innovación tecnológica, las carreras de ensamblado y las presentaciones de las escuelas que construyeron la vanguardia del desarrollo de videojuegos.

Siguiendo la tendencia global que marcó el colosal Tokyo Game Show, cada stand tenía su set de realidad virtual y el público pudo entrar en contacto con todas las peripecias del VR, que hasta ahora habían sido fetiche sólo de desarrolladores. Aunque poco precisos en su manejo y con diseño enclenque, se pudieron probar lanzamientos 2016 como Skydiving Simulator, LightBlade VR y Surgeon Simulator VR: Meet the Medic.

El escenario principal se jugó por la movida local de e-sports: tras las presentaciones comerciales, la transmisión varió entre las finales competitivas de Counter-Strike: Global Offensive, DOTA 2 y Overwatch. Como extra disonante, hubo un concurso de cosplay temático y desfiles galácticos organizados por Star Wars: Into the Force, que también tuvo un espacio importante exhibiendo parafernalia de la saga.

El terreno fue preparado para el siguiente paso de la industria local, aunque la organización del evento le otorgó sólo un par de horas en el auditorio secundario. Aún así, Argentina Game Show se definió como puente entre el consumidor y el relato gamer triple A que acá sólo se alcanza vía streamings. De la vanguardia y el desarrollo nacional se encargará el indie, el resto se supone que tiene que ser un show.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared