no

Jueves, 29 de septiembre de 2016

LIBRETA SANITARIA #4: LA VISTA

LA VECINITA TIENE ANTEOJO

El flagelo de las computadoras, los videojuegos, las amoladoras y la moda turra de compartir lentes de contacto de color.

 Por José Esses

¿Cuántos trabajos están alejados de la computadora? ¿Cuántas personas se resisten a mirar el celular apenas tienen un segundo? ¡Alce la mano el que nunca respondió mails en la cama o chequeó redes sociales en el baño! Ni hablar de pasar horas mirando TV o jugando con alguna consola. ¿Quién no sufrió jaqueca por estar horas y horas expuesto a pantallas y pantallitas, propias e incluso ajenas? Los perjuicios de la vista clavada, la tensión generalizada y el sedentarismo se pueden evitar. Primero, descansando la vista cinco minutos por cada hora frente a una pantalla y mirando cualquier otra cosa (¡no vale otro dispositivo!).

Maratonista de guardias y oftalmólogo del Santa Lucía, Gustavo Bodino señala que “no está probado que la pantalla en sí dañe”, pero “la cantidad de horas pasadas frente a dispositivos genera agotamiento psíquico y neurológico”. Aunque no existe “sobredosis de pantalla”, los pacientes muchas veces hablan como si fuera normal estar nueves horas frente a la PC. “Pero la fatiga no es ocular, es del estado de atención, del sistema nervioso”, dice.

“Los accidentes que tratamos están más ligados a amoladoras, tornos, cortafierros o martillos, porque en general son utilizados por gente joven en una etapa de inserción laboral, que pone diariamente sus órganos visuales en riesgo por trabajar en fábricas y talleres sin la protección necesaria.”

Otro fenómeno llamativo y creciente entre adolescentes son las enfermedades generadas a partir del uso en común de lentes de contacto de color, quizás con la idea de seducir con ojitos soñadores a un costo compartido. “Se empiezan a pasar los gérmenes y estamos viendo infecciones oculares de elementos que son muy nocivos, a veces con consecuencias irreversibles en la salud visual porque los hongos son muy complejos de combatir. Los tratamientos son largos y siempre curan con secuelas, mayores o menores. También pueden no curar, generar pérdida de visión o del órgano.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared