no

Jueves, 20 de octubre de 2016

THE KOOKS, INTELIGENCIA INTERPERSONAL

“Revalidamos juntarse a tocar con otra gente”

Criados en el boom de la electrónica y paridos por el retro rock del cambio de siglo, vuelven otra vez, pero para mostrar su madurez e investigación.

 Por Mario Yannoulas

Cuando estés leyendo estas líneas, los cinco integrantes de The Kooks ya van a haber ido a los lagos de Palermo, a un bodegón de San Telmo, a Plaza de Mayo y a La Boca. “¿Hay partido este fin de semana?”, ausculta el bajista Peter Denton mientras su compañero Luke Pritchard castiga las rodajas de limón al fondo de su vaso. “Es fuckin’ Buenos Aires, viejo, ¡una de las ciudades más cool de la tierra!”, se entusiasma el cantante ante su tercera visita al país. El quinteto inglés de retro-rock arribó con más anticipación de la habitual y con estímulos que superan al de la fruición turística: “Queremos ensayar. Hay material nuevo para un disco que va a salir en abril o mayo, y vamos a variar un poco la lista de temas”, continúa el cantante, a propósito de los tres compromisos pendientes, incluyendo un acústico.

Sobre la mesa del salón multiuso del hotel céntrico que los aloja hay una pila de cds. Son copias de Listen (2014), su cuarto disco de estudio, y una apuesta por fuera de la atmósfera que los distingue desde hace diez años. El precepto básico es el que el vocalista denomina “sonetos percusivos”, y tiene que ver con darle la misma importancia a los golpes que a las armonías: “Estuve escuchando mucha más world music, y trabajamos con Inflo, un productor obsesionado por Marvin Gaye... ¡de hecho, quería hacer What’s Going On! Estábamos buscando algo diferente, fue un trabajo ambicioso porque significó salir de nuestra zona de confort”.

Una vez abierto el plástico, canciones como It Was London sugieren que el grupo quiere aludir menos al sexo y las drogas para darles lugar a otras historias: “Habla de una represión policial muy fuerte, cosas que a uno le llegan y, aunque nunca se sabe si son reales, suenan convincentes. Quise alzar la voz como para empezar a cambiarlo, porque esa realidad no aparece en todos los medios”, explica el autor antes de encabezar la legión extranjera del Personal Fest, que también tendrá a Andrés Calamaro, NTVG, Jamie Cullum, Cypress Hill, y a último momento sumó a Mistery Jets.

Aquella zona de confort está delimitada por la sonoridad retro que plantaron los primeros singles de The Strokes y The White Stripes con el cambio de siglo. De hecho, The Kooks, que debutaron a mediados de la década anterior con el interesante Inside In / Inside Out, armaron sus primeras maquetas con canciones de Julian Casablancas, y se entienden como una segunda generación de retro rock. “Creo que lo mejor de esos artistas fue haber logrado que muchos chicos pensáramos que estaba bueno meterse en una banda. En esa época lo cool era la electrónica, ellos re-legitimaron la idea de juntarse a tocar con otra gente. Nosotros surgimos para revalidar esa idea y nos sentimos orgullosos de seguir siendo parte.”

* Viernes 21/10 en Niceto Club, Niceto Vega 5510, y domingo 23/10 en Personal Fest, GEBA San Martín.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared