no

Jueves, 10 de noviembre de 2005

CUCHá, CUCHá › DISCOS PARA ESCUCHAR, DISCOS PARA QUEMAR, DISCOS PARA SCRATCHAR.

Cuchá, cuchá

- Además de ser una de las ciudades más ruidosas del mundo, Buenos Aires es una caja de sorpresas verdaderamente musicales. Ya lo dice el proverbio: cantidad es calidad. Entre tantas disonancias, Pablo Dacal y La Orquesta de Salón han logrado editar este año 13 grandes éxitos, fruto del trabajo de cuatro años de bohemia y rescate del sonido de otros tiempos no tan lejanos. Con una vibrante adaptación de La mala reputación (el clásico del gran Georges Brassens), las composiciones de Dacal (que comparte el rol con un cover de Favio en el que canta Nico Favio, una letra de Jacoby, otra de Discépolo y un par de anónimos) y los arreglos de vientos y cuerdas de Manuloop forman parte de algo tan ambicioso como entrañable: el Proyecto música de salón. Atención, entonces, salones porteños. Contacto al [email protected]

- Antinomio es el debut discográfico de un trío tan excéntrico como agradable: Wasabi. Entre los climas burbujeantes del bajo de Pancho Correa, las líneas modales de Maia Illa (en piano, teclado, flauta y melódica) navegan entre experimentos electrónicos y zapadas jazzeras con gusto, discreción y atrevimiento. Contacto en [email protected]

- Por su parte, Ulises Conti ha logrado en Pacífico un segundo disco a la altura de Iluminaciones, su brillante debut del año pasado. Minimalistas y a la vez majestuosas, estas composiciones tienen algo atemporal e inmemorial que despierta sentimientos oceánicos que justifican el título. Siguiendo la tradición de rockeros cultos como John Cale o Brian Eno, Conti es un compositor ambicioso, pero a la vez directo: la precisión digital del disco y las soberbias interpretaciones de Alejandro Franov (piano, arpa), Andrés Ravioli (trompeta) y Pablo Romagnoli (en saxo) se ven integradas por una producción minuciosa, original e inquietante: esta música es tan “pacífica” como un glacial a punto de descongelarse. Mención aparte merece la impecable producción de Hernán Caratazollo en estos tres discos, una demostración de que la autogestión independiente puede tener sabor local y proyección global.

SANTIAGO RIAL UNGARO

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice
  • Nota de tapa> DIEZ AÑOS DESPUES DEL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO
    Gente que no
    Corren, limpian, barren, buscan trabajo, tratan de zafar de la cárcel, intentan terminar la...
  • CRONICAS PERDIDAS SOBRE (Y CON) MANU CHAO
    Noticias de un caminante
    Por Mariano Blejman
  • LLEGA LA CREAMFIELDS 2005
    Campos de crema
    Por Yumber Vera Rojas
  • LOS RECITALES DEL INDIO ERAN UN VIAJE
    Esos bondis a Finisterre
  • AGENDA > 
    Agenda
  • COSAS QUE PASAN > LO BUENO, LO MALO Y LO FEO DE LA SEMANA DEL ROCK
    Cosas que pasan
  • EL DICHO / EL HECHO > 
    El dicho / El hecho
  • CUCHá, CUCHá > DISCOS PARA ESCUCHAR, DISCOS PARA QUEMAR, DISCOS PARA SCRATCHAR.
    Cuchá, cuchá
  • CLARA DE NOCHE
    Clara de Noche

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.