no

Jueves, 2 de noviembre de 2006

CUCHá, CUCHá

 Por Cristian Vitale

Empachado de Rock (Legión Oeste)

El personaje que sintetiza y define la cosmogonía rocker-barrial de esta legión originada en El Palomar es un tipo neutralizado por el hastío. No tiene nombre, anda en bicicleta, se emborracha seguido, fuma caños en lugares oscuros, participa de festicholas domingueras y es, a su manera, un rock star. Un rock star de nuevo tipo, cruzado por el desengaño y el aburrimiento. Es un empachado de rock, que prueba todo y nada tiene sabor, como dice la canción homónima. Enganchada con Cansado —”Preso de mi propia sombra / preso de mi propia libertad / encerrado en una forma de burbuja idiota / quiero escapar”—, Empachado de Rock prefigura nada y búsqueda a la vez. Un mal de estos tiempos. ¿El resto? Pegadizos y potentes ritmos de rock con armónica que no agregan —ni quitan— nada al género. Apenas lo retroalimentan. www.legionoeste.com.ar

Lejos (Lugar)

La estrategia prensera los presenta como un “trío particularísimo”, y no está mal. Leandro Troglio, Vanina Casals y Adrián Lipreti parecen haberse juntado con un fin primordial: cagarse de risa. Troglio canta un tema que se llama ¡Policía avant garde!, como si fuera Dárgelos de Babasónicos. Y la letra no tiene desperdicios. Busca una rosca inexplorada para darle a la cana: “Soy un policía avant garde / uso cachiporra eléctrica / por las noches salgo a patrullar / en mi moto cibernética / si me ordenan también puedo usar / máscaras de piel mimética / para entre los pibes infiltrar / alguna droga sintética”. Impecable. Otro —Rock para peluqueros— no lo es menos: “Nuca abuses del spray (...) con un lindo bisoñé / vas a terminar cantando con Badía”. La música opera como una telaraña rítmica dispuesta a colorear las sarcásticas ocurrencias de Troglio. www.lugar-rock.com.ar

Hermosa mañana para morir de felicidad (Anetol Delmonte)

Anetol Delmonte no es un cactus alucinógeno de tierras yermas, tampoco un remedio casero, ni una vianda afrodisíaca. Es el nombre de una banda —forzando muchísimo el género— de rock. Hermosa mañana... es el disco debut y configura una ensalada de ritmos (pop, vals, reggae y ¡foxtrot!) sostenida por una fuerte impronta rioplatense. En algunas canciones —Un candombe que no tiene título aún, P.P.P. o Igor mezquino—, el charco se nota cristalino. En otras —Solo o Desalmado— hay que forzar la atención para descubrir la esencia candombera. Dos temas inevitables por bellos (Bella cepa y Un camino...) y un disco entero que merece ser escuchado. www.anetoldelmonte.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.