no

Jueves, 29 de agosto de 2013

¿POR QUé ROCKEA EL PERIODISMO DE DATOS?

Data Punk

 Por Mariano Blejman *

A fines del año pasado, el programador Martín Sarsale geolocalizó miles de cámaras de Internet que estaban transmitiendo en vivo sin que sus dueños lo supieran; el mapa se hizo hiperpopular y en unas semanas alcanzó 400 mil visitas. Estaba mostrando algo que no se había visto de ninguna otra manera: un mapa global de la vida cotidiana de la gente en tiempo real. Google los bajó porque violaba la privacidad de los usuarios, je. Pero la idea ya había quedado plasmada. Un militante del Partido Verde alemán tomó un set de datos de las empresas telefónicas e hizo una reproducción de seis meses de su vida a partir de la empresa telefónica. Un par de programadores sirvieron para que el tema explotara en los medios centrales del mundo. Así está Internet. Un par de pibes con una idea, acceso a la red y algo de criterio para interpretar los datos bastaron para convertirse en estrellas del día.

Hazlo tú mismo, es la consigna. Este es el momento. Aprovecha la plataforma global para reorientar el curso de los hechos: para rockearla. La intersección entre periodistas y programadores de software tiene mucho de disruptivo, de hacelo vos mismo, de ganas de cambiar el mundo con pocos recursos y un poco de tiempo. Para hacer una banda necesitás amigos que tengan distintas capacidades; lo mismo para el periodismo de datos: programador, periodista, diseñador, especialista. Siempre hay un gurú detrás de cada banda. Armar una banda con hackers y periodistas es mucho más fácil e impactante de lo que parece.

El espíritu punk se impregna en los hackatones cuando alguien llega con una idea, otro accede a los datos, el diseñador visualiza y cuenta historias donde estaban perdidas. Rocanrol. Eso son los hackatones, maratones de entrenamiento de procesos colaborativos. O competencias que interactúan junto a transferencia de valor entre comunidades. Hay mucho de reinvención, de exploración, de descubrimiento. El mashup de los estándares abiertos convierte los hackatones en la sala de ensayo de la canción/aplicación que va a entrar en heavy rotation.

En el trabajo con hackers se repiensan los contenidos, se reinicia la retórica y se desestructuran los relatos establecidos. Hay mucha agitación y ganas de transformarse. En los espacios colaborativos se pierden los límites de la propiedad intelectual y los proyectos viran hacia la calidad. Esa lucidez por descubrir una historia allí donde estaba escondida, las ganas de convertirse en un rockstar de los datos; los hackers viajan por el mundo tratados como celebridades: treinta de los mejores estarán en la Media Party: del New York Times, Chicago Tribune, los auspiciados por Mozilla y los ganadores de premios Knight News Challenge. Este es el momento en el que la escena se reinventa. Eso es la Media Party de Hacks/Hackers Buenos Aires, un espacio para el hacelo vos mismo. El punk rock está en los datos: es cuestión de saber explorarlos.

* Co-fundador de Hack/Hackers Buenos Aires, creador de la Media Party y knight fellow en el International Center for Journalists. Ex editor del NO.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.