radar

Domingo, 15 de mayo de 2005

INEVITABLES

Los inevitables

teatro

Slaughter (masacre)
El grupo Los barones –el mismo de la audaz Lamento equino– regresa con este thriller político sobre la violencia y el triunfo de la ley “liberal” como principio brutal que rige la sociedad. El texto de Sergio Blanco recibió el Premio Nacional de Literatura de Uruguay 2003. La dirección es de Juan Carlos Fontana y actúan Gustavo Comini, Cruz Zaikoski, Mariana Ciolfi y Santiago Ojea Quintana. Estreno mundial.
Viernes a las 23 en Korinthio Teatro, Junín 380, 4951-3392.
Entrada: $ 10.

Argentino hasta la muerte
Un espectáculo de Poesía en Escena con textos de César Fernández Moreno, olvidado poeta argentino a quien se homenajea a veinte años de su desaparición. Dirigida por Luis Felipe Alegre, la obra se estrenó en España y es presentada en Buenos Aires por Martín Ortiz, Néstor Caniglia y Gastón Mazieres.
Jueves a las 20 en el Teatro IFT, Boulogne Sur Mer 549.
Entradas: $ 10 y 5.

música

A l’origine
Después del apacible disco conyugal Home con su esposa Chiara Mastroianni, Benjamin Biolay vuelve con su tercer disco solista, que está a la altura de los excelentes Negatif y Rose Kennedy. Más diverso, bastante más rockero, Biolay se atreve hasta al ska (en “Cours!”), recurre a grandes coros en “L’Histoire de un garçon” y le dedica un tema a la experiencia de la paternidad con “A l’origine” que incluye balbuceos de bebé. Como siempre, hay bellas y sombrías baladas de rigor, la más notable “Me voilà bien” con la legendaria Françoise Hardy.

Le Beat Juste
Tomás Nochteff era el bajista de Dios, la banda sin guitarras que asombró al panorama del rock nacional. Ahora, solista, banda de un solo hombre, lanzó un disco innovador y sorprendente, que va desde el punk canción (“Mil Pensamientos”, “Suburbio”) hasta experimentaciones noise y con técnicas de cut up, especialmente en la épica “Assasination Last Mile”. Para conseguirlo escribir a [email protected]; también se puede pedir el brillante fanzine de Nochteff.

video

Calles salvajes
Películas como ésta –la intensa, personal Mean Streets– hicieron que quisiéramos tanto a Martin Scorsese. Estrenada hace treinta y dos años, su incursión por el Little Italy neoyorquino de la mano de Charlie y el volátil Johnny Boy reunió al director con Harvey Keitel –con quien ya había hecho ¿Sabes quién golpea a mi puerta?– y fue su primera colaboración con Robert De Niro, tres años antes de Taxi Driver y a siete de Toro salvaje. Scorsese hace un vívido retrato del lugar del mundo en el que le tocó crecer, recurriendo a un sentido del humor salvaje y poniendo en escena el trasfondo de una conciencia educada en la culpa católica.

Confidencias muy íntimas
El director Patrice Leconte (Tango: la maté porque era mía; La noche es mi enemiga) y el guionista Jerome Tonnerre (Un corazón en invierno) hacen comenzar esta historia con una pequeña confusión: en su primera sesión, la protagonista (Sandrine Bonnaire) confunde a un abogado especializado en declaraciones impositivas (Fabrice Luchini) con su psicoanalista. Cada uno tendrá sus razones para continuar la relación, incluso cuando el equívoco haya sido aclarado. Estreno directo a video.

cine

Buscando a Reynols
Rarísima experiencia musical que nació como la Burt Reynolds Ensemble, los Reynols adquirieron fama internacional debido a que uno de sus miembros, el vocalista y baterista Miguel Tomasín, tiene síndrome de Down. El documental de Néstor Frenkel aborda su historia con un formato clásico e incluye fragmentos de presentaciones televisivas de la banda, entrevistas a sus músicos y testimonios de personajes vinculados con ellos, como Mario Socolinsky y el rapero Jazzy Mel, sin duda los aportes más bizarros de la película. Estrenada el año pasado en el Bafici, desde esta semana puede verse en el Tita Merello, el Cosmos y el Malba, y en algunas salas del interior.

La vida es un milagro
Emir Kusturica vuelve a posar su mirada sobre los absurdos de la existencia diaria en los Balcanes. Situando su historia en 1992, el director de Tiempo de gitanos y Underground orquesta uno de esos excesos dramáticos a los que nos tiene acostumbrados, combinando explosivamente las desgracias personales de un ingeniero ferroviario con la guerra, la corrupción política, el sexo telefónico y hasta un partido de fútbol entre serbios y bosnios. Competencia Oficial en Cannes 2004.

televisión

The Office
Son sólo dos temporadas, de seis episodios cada una, que se repiten incesantemente. Pero está bien que así sea, porque muy pocas sitcoms han logrado captar la insensatez de determinadas situaciones sociales como esta maravilla británica que acaba de ser adaptada para la televisión norteamericana. Su creador y guionista, el gran Ricky Gervais, también interpreta al jefe de la oficina, un tipo con una capacidad para irritar e incomodar como no se había visto en la pantalla chica. De lo mejor de la inabarcable grilla mensual del cable.
Los sábados después de la medianoche, por I-Sat

Rumbo a lo desconocido
Contemporánea de la más célebre La dimensión desconocida (aunque más breve: 1963-1965), esta antología de ciencia ficción tuvo algunos momentos brillantes en los que logró superar en originalidad al clásico de Rod Serling. Varios episodios anticiparon a su manera a los X Files (“Los herederos”, con Robert Duvall, por ejemplo) y uno muy específico (el notable “Soldado”, del escritor Harlan Ellison) sirvió de fuente de inspiración para Terminator, aunque James Cameron no lo reconociera hasta hace unos pocos años.
Los jueves a las 10 de la mañana, por Retro

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.