radar

Domingo, 9 de marzo de 2014

INEVITABLES

TEATRO

¡Llegó la música!

Una orquesta de cámara de un teatro municipal prepara los ensayos de una pieza de Shostakovich. A ellos se les suman un viejo director olvidado contratado para la ocasión y un solista argentino-alemán llegado especialmente para la fecha. Entre conflictos gremiales, expectativas de giras, asados fundacionales, dilemas del mundo del arte culto de allá y acá, realidades narcotizadas y amores desenfrenados, intentarán hacer música con lo único que pueden: el gesto, instante fugaz, y real. Es la tercera temporada consecutiva de esta obra dirigida por Alberto Ajaka y protagonizada por Leonel Elizondo, Sol Fernández López, Karina Frau, Julia Martínez Rubio, María Villar y gran elenco.

Sábados 22.30. En La Carpintería Teatro, Jean Jaurés 858. Entrada: $ 90 (Est. y jub., $ 70).

La Wagner

Cuatro mujeres, como cuatro valquirias, se montan sobre la música de Wagner y arremeten con la difícil tarea de desactivar estereotipos relacionados con la feminidad, la violencia, la sexualidad, el erotismo y la pornografía. Todos estos prejuicios se encarnan en el cuerpo de la mujer y lo intoxican. Pero este cuerpo posee la inteligencia y la potencialidad de enloquecer todo. ¿Por qué vincular la música y la figura de Richard Wagner a la empresa de estas mujeres? Porque Wagner es uno de los más grandes compositores de todas las épocas, y no ha habido otro gran compositor más controvertido. Su figura y los acontecimientos de la Historia la han vuelto repelente, y su música ha sufrido las consecuencias: para algunos es música de las más prodigiosas que jamás se hayan escrito, pero para otros es la obra del demonio y debería ser silenciada. Con Ayelén Clavin, Carla Di Grazia, Josefina Gorostiza y Carla Rímola.

Miércoles y viernes a las 21, sábados y domingos 19 hs. En el Centro Cultural San Martín, Sarmiento 1551. Entrada: $ 80.

MUSICA

Todas las películas...

A pesar de que aún debe haber quienes sigan cometiendo el error de pensar en Montevideo como una Buenos Aires unplu-gged, hay mucho rock y bien enchufado del otro lado del Río de la Plata. No sólo eso: también hay vida detrás de La Vela Puerca y No Te Va Gustar. Y los que mejor sacan la cara por ese otro rock uruguayo son La Hermana Menor, un sexteto liderado por Tussi Dematteis, que acaba de sacar Todas las películas son de terror, cuarto opus de una sinuosa carrera que recién en la última década ha ido traduciéndose en discos, por suerte cada vez más frecuentes. Después del admirable golpe de adultez que significó Canarios (2010), la heterogeneidad rocker del grupo busca reinventarse con un álbum de canciones largas, meditabundas y explosivas. Stones en cada golpe de guitarra en ese protohit que es la admirable “Doble cabina”, casi románticos en “No soy bueno” y decididamente intimistas en “El bar frente a la clínica de abortos”, la producción de Pau O’Bianchi suma nuevos matices para entregar el que tal vez sea el disco más valiente de un grupo que permite la fantasía de creer que algo como el rock puede ser adulto. Y seguir rockeando, claro.

No-tiempo

Además de ser el tecladista de Luis Alberto Spinetta hasta el final, el rosarino Claudio Cardone formó parte de la trova rosarina y tocó con Fito Páez y los Illya Kuryaki. Pero ninguno de esos antecedentes sirven para prepararse para su demorado pero merecido debut como solista, editado por la Municipalidad de Rosario. Se trata de un álbum doble instrumental —un lado de sintetizador, el otro sólo al piano— en el que despliega su particular mundo musical, entrevisto en sus personales arreglos para la música de Spinetta.

DVD

Volver a nacer

Venuto al mondo es el título original de este film del italiano Sergio Castellitto que cualquiera hubiera ido a ver al cine, de haberse estrenado, antes que nada porque su protagonista es Penélope Cruz. La chica Almodóvar es acá Gemma, una mujer de alrededor de 40 que regresa a Sarajevo dieciséis años después del asedio que sufrió la ciudad durante la guerra de los Balcanes. Está casada con un hombre italiano (el propio Castellitto, que tiene una larga trayectoria como actor) pero su viaje lo hace en la única compañía de su hijo adolescente, que nunca llegó a conocer a su padre; desde ya que los espera toda una aventura emocional. A Penélope la acompañan, entre otros, Emile Hirsch (Milk, Hacia lo salvaje) como un corresponsal de guerra al que ella conoce en las olimpíadas de Sarajevo en 1984; además se destacan la legendaria Jane Birkin, y los locales Sanja Vejnovic y Branko Djuric. No es una maravilla, pero encuentra a Cruz en la cima de su belleza y su madurez como actriz, cada vez más a la altura de papeles de carácter como los que en otros tiempos hacían pensar en Sophia Loren y Gina Lollobrigida.

Los elegidos

La aparición en los créditos de Scott Charles Stewart (cuyo prontuario incluye dos desastres llamados Priest, el vengador y Legión de ángeles) no la hacía especialmente prometedora, y los nombres de Keri Russell (la chica de Felicity, ahora en la serie The Americans) y Josh Hamilton tampoco parecían ser garantía de nada. Sin embargo, ésta es esa rara película de género, pequeña producción casi clase B atmosférica y eficiente. Daniel y Lacey Barrett atestiguan una serie de eventos perturbadores que involucran a su familia; la casa que habitan se ha transformado, blanco de fuerza sobrenatural aterradora. A nadie le importó cuando pasó por los cines unos meses atrás, pero es una más que buena alternativa para una tarde o noche de fin de semana sin pretensiones de trascendencia.

CINE

Una familia numerosa

En los 17 años transcurridos desde su revelación en el éxito indie Swingers, Vince Vaughn ha cambiado su perfil varias veces, pasando de protoestrella seria (Jurassic Park 2) a miembro prominente del grupo de amigotes de la nueva comedia americana. En Delivery Man (tal el título original), incluso sus detractores encontraron más que interesante la manera en que Vaughn explora su costado menos irritante y más sensible. Remake de su propia película hablada en francés Starbuck, Ken Scott cuenta las vicisitudes del chofer de un camión frigorífico que se entera de que 142 chicos nacidos de su esperma donado a una clínica de fertilidad exigen conocer la identidad de su padre biológico, al mismo tiempo que su novia policía (Cobie Smulders) le cuenta que está embarazada. Para tratarse de un tipo poco acostumbrado a las responsabilidades de la adultez, lo que se viene implica un cambio de hábitos complicado. Uno de los logros de Scott es hacer una comedia convincente a partir de esta situación absurda, sin pasar por todo el cliché de las escenas de cambios de pañales, las noches sin dormir, etc. Una equilibrada combinación de absurdo y sensibilidad, y una rara cualidad para el cine con chicos: ni los elogia falsamente, ni se burla de ellos; sencillamente trata de captarlos tal como son.

Mika, mi guerra de España

Mika Etchebehere y su marido Hipólito fueron testigos de acontecimientos bisagra del siglo XX. Militantes marxistas nacidos en Argentina, emprendieron un largo viaje en busca de la revolución, recorriendo la Patagonia argentina, Berlín y París, hasta encontrar lo que creían estar buscando en Madrid, cuando el 18 de julio de 1936 estalla la guerra civil. Mika se convierte en la única mujer con grado de capitana de las fuerzas republicanas. El documental de Fito Pochat y Javier Olivera —visto en el último festival de Mar del Plata, en distintas salas desde esta semana— reconstruye su historia.

TELEVISION

The House I Live In

Estados Unidos ha invertido enormes sumas de dinero y ha ejecutado millones de arrestos desde que Richard Nixon declarara su altisonante “guerra contra las drogas”. Este documental es un retrato del sistema judicial y sus debilidades en esta lucha, un llamado a la conciencia nacional, un film activista y urgente, realizado con sentimiento y compromiso por Eugene Jarecki, el documentalista que diez años atrás llevó al cine el libro de Christopher Hitchens, Juicio a Kissinger. Jarecki retrata una política profundamente marcada por sus disparidades raciales (y las monstruosas cantidades de dinero dilapidado). El título proviene de la canción escrita por Lewis Allan y Earl Robinson que reza “Todas las razas y religiones, eso es América para mí”, que Sinatra cantó en 1945 como un pedido de tolerancia, y que forma parte del cancionero de Paul Robeson. Ganador del Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance de 2012, no pasó por los cines ni el dvd en Argentina.

El miércoles 12 a la 1.20, el lunes 24 a las 19.20 (y en repeticiones) por HBO.

The Deep Blue Sea

Londres, años ’50. En una sociedad sumamente puritana e intolerante, Hester Collyer (Rachel Weisz), la bella esposa del adinerado y poderoso juez William Collyer (Russell Beale), se enamora perdidamente de un ex piloto de la Fuerza Aérea británica, la RAF (Tom Hiddleston, más conocido por acá como Loki, el hermano inteligente y malévolo de Thor), dando pie a un complicado y explosivo triángulo amoroso. El británico Terence Davies filma poco y disperso pero cuando lo hace lo hace como nadie (Voces distantes, La casa de la alegría), apostando siempre a reconstrucciones de época precisas y preciosistas, como lo hace acá, para hurgar en los terremotos emocionales de una mujer que lo abandona todo —y hasta se condena— por amor.

Martes 11 a las 22.30, miércoles 12 a las 20.40, y durante todo el mes, por I.Sat.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.