radar

Domingo, 25 de mayo de 2014

INEVITABLES

TEATRO

La persistencia...

...de las últimas cosas es una obra que indaga sobre los discursos del abandono, sobre la construcción personal de los textos y los argumentos que intentan dar respuestas al fracaso de un vínculo amoroso. Su puesta huye hacia una estética de violencia pop, dando cuenta de las fantasías de los personajes, corriéndose de todo sentimentalismo. La conversión de estos dos chicos gays en sicarios del mal altera todo el esquema simbólico, dejando en claro que una ruptura, a veces, es iniciar un conflicto bélico. Federico fue abandonado por Federico de un momento para el otro. Federico se revisa, quiere saber en qué falló y atormenta a una amiga con el tema de su abandono. Contrata a un detective para que siga a su ex. Le desea lo peor: paradójicamente, si el otro estuviera muerto sería feliz. Escrita y dirigida por Juan Crespo. Con Mara Teit, Martín Pérez y Pablo Fetis.

Sábados a las 22.45 en el Teatro Vera Vera, Vera 108. Entrada: $70.

Piedra sentada

Todo comienza una madrugada tornasolada en algún rincón del extenso y aplanado desierto pampeano. En un tiempo pasado todavía no pisado por la bota civilizadora y alambradora del progreso blanco, tres indios de una indómita tribu regresan trasnochados a su toldería tras una agitada noche de malonaje y canibalismo. Sigilosos, pero siempre cabreros, se recuestan al lado de una india vieja que duerme debajo de un poncho gigante. A un costado, un perro famélico le aúlla a una luna que todavía se exhibe enorme y plateada. Con dramaturgia y dirección de Ignacio Bartolone, en Piedra sentada, pata movida –el nombre completo de la obra– actúan Julián Cabrera, Gustavo Detta, Jorge Eiro, Juan Pablo Galimberti, Cristina Lamothe y Eugenio Schcolnicov. Este espectáculo formó parte Festival El Porvenir 2012 y del Festival Nuevas Dramaturgias 2014.

Viernes a las 23 y sábados a las 19 en La Casona Iluminada, Corrientes 1979. Entrada: $ 80.

MUSICA

Everyday Robots

Al frente de Blur, Damon Albarn siempre apareció como el rostro de lo mejor y lo peor del Britpop, con énfasis en lo peor. Aquella irónica arrogancia de clase fue lo que terminó derrotándolo para la historia en la pulseada con la prepotencia barriobajera de Oasis. Más allá de injustas simplificaciones, Albarn se ha consagrado como un autor generoso durante la última década de las más de dos que lleva de carrera. Ya sea al frente de Gorillaz como parte de The Good, The Bad & The Queen, ha demostrado respeto ante la historia y curiosidad ante las nuevas fronteras musicales, tocando junto a un ex The Clash así como poniéndose al servicio de leyendas como Bobby Womack o Gil Scott-Heron, entre tantos otros. Dejando de lado la ópera experimental Dr. Dee (2012), Everyday Robots funciona como demorado debut solista de Damon, y se presenta como su primer trabajo realmente personal. El resultado es un álbum electrónico pero casi acústico en sus silencios y tiempos melancólicos. Con una pequeña ayudita de amigos como Natasha Khan, de Bat For Lashes, y Brian Eno, Everyday robots ha sido presentado como el mejor disco de Damon Albarn, y tal vez sea ciertamente el más despojado. Y el más querible. Lo que no es poco.

Luz y fuerza

Segba presenta su música como power pop, pero arranca con guitarrazos bien rocker su excitante tercer opus, integrado por diez temas que ya tienen un año de vida, pero que aún merecen una recomendación. Con un desfile de invitados que incluyen a Sebastián Rubín, Pablo Font y Señorita Carolina entre tantos otros, el trío con Luz y fuerza lleva sus influencias bien a la vista, y el rock británico y sus representantes locales –desde el Soda Stereo de Dynamo hasta Menos que Cero– son referencias que acompañan la escucha de este trabajo de madurez de Juan Pablo Furneri (batería), Damián Colmegna (bajo) y Leonardo Azevedo (voz y guitarras). Todos sus discos se pueden escuchar online en segba.bandcamp.com

DVD

La gran guerra

A falta de una nueva gran película que cuente la Primera Guerra Mundial con la perspectiva de un siglo, AVH ha armado una colección de trece películas, todas relacionadas con aquella contienda, que se están distribuyendo actualmente en los kioscos. Ya se consiguen los primeros títulos, entre ellos Tierra prohibida (que salió junto a Atentado en Sarajevo), Company K (un drama psicológico norteamericano sobre un veterano que intenta escribir la historia del cuerpo de marina al que perteneció, y debe enfrentar el fantasma de un soldado alemán muerto que lo persigue en sus pesadillas), y por estos días es el turno de la producción germana de 2008 El Barón Rojo, la historia del más celebrado y temido piloto de la Fuerza Aérea Alemana, de sus hazañas, de la ira que se desató en él cuando descubrió que estaba siendo manipulado con fines propagandísticos, y de su romance con la enfermera Kate, una excusa perfecta para ver a la siempre bella inglesa Lena Headey, la de 300 y Game of Thrones. Le seguirán, entre otros títulos, High Road to China, un pequeño clásico de aventuras indianajonescas de los ‘80 protagonizada por Tom Selleck y que en su momento acá se estrenó como Los aventureros del fin del mundo.

Grandes maestros

Después de la notable colección dedicada el año pasado a Bruce Lee —el más extraordinario e imitado héroe del cine de artes marciales—, está disponible desde hace poco más de un mes un nuevo seleccionado de dvds con films de diversos orígenes pero todos consagrados a ese género espectacular y a veces injustamente condenado a un consumo de gueto que es el piña-patada-piña. Entre otros títulos, ya se consiguen La leyenda de los puños de fuego (con el gran Donnie Yen, y puesta, en oferta lanzamiento, junto a Bruce Lee: la génesis del dragón), Guardaespaldas y asesinos + Bruce Lee, el mejor de las artes marciales; y Los señores de la guerra, y de acá a agosto irán saliendo, entre otras, El último caballero, El asesino y La leyenda de un luchador.

CINE

Otoño caliente

”Hoy que el erotismo cinematográfico es una rareza, parece pertinente revisar el género a través de una selección heterogénea e internacional.” Con estas palabras se presenta el imperdible ciclo de la Filmoteca que rescata, en fílmico, varias películas calenturientas muy poco revisitadas (y de difícil disponibilidad) en los últimos tiempos. “Muchos de estos films tuvieron conflictos con la censura y se estrenaron tardíamente en Argentina. Una mayor parte del material es sofisticado y hasta decadente, pero el ciclo se reserva también una pequeña zona para títulos más populares como los de Armando Bo o Zalman King. Se verán también films de Marco Bellocchio, Ingmar Bergman, Mauro Bolognini, Liliana Cavani, Claude Chabrol, Andrei Konchalovsky, Gustav Machaty, Lina Wertmuller y Andrzej Zulawski.” La cosa ya va por la mitad, pero aún queda una semana para meterse de lleno en Jardín de sueños, de J. Tanoira y A. Yael hoy a las 18, para luego quedarse a hacer triplete con Propiedad privada, de Liliana Cavani (a las 20), y La iniciación, de Gianfranco Mingozzi (a las 22). Satisfacción garantizada.

Hasta el domingo 1º de junio en el Malba, Av. Figueroa Alcorta 3415.

Canciones y musicales

En su 65º aniversario, la Cinemateca Argentina sigue explorando nuevos espacios de proyección a la espera de que la sala Lugones vuelva a funcionar a pleno, remozada. Entre las maravillas programadas para este ciclo de musicales y films con canciones indelebles, se cuentan el superclásico indestructible El mago de Oz (hoy a las 18); Desayuno en Tiffany’s (Blake Edwards, 1961), un Capote con Audrey Hepburn y George Peppard (el lunes a las 18); Nace una estrella (la versión del ‘54, la de Cukor, con Judy Garland y James Mason) y la perfecta Los caballeros las prefieren rubias (1953), de Howard Hawks, Jane Russell y, claro, Marilyn, la chica para quien no hay mejores amigos que los diamantes.

Hasta el miércoles 28 de mayo en el Cine ArteMultiplex Belgrano, Av. Cabildo 2829.

TELEVISION

The Normal Heart

Basada en la obra autobiográfica de Larry Kramer estrenada en 1985, esta producción cuenta la historia de los comienzos de la crisis del VIH-Sida en Nueva York a principios de los ‘80, echando una mirada rigurosa sobre las políticas nacionales de sexualidad y la lucha de los estigmatizados activistas gays y los médicos que los ayudaron a exponer la verdad acerca de la epidemia. Algo así como una compañera de Dallas Buyers Club y un complemento ficcional del notable documental Cómo sobrevivir a la plaga. Mark Ruffalo interpreta a Ned Weeks, un escritor inmerso en una investigación acerca del modo en que la enfermedad, aún un misterio, está afectando a la comunidad. Matt Bomer es Felix Turner, un periodista relacionado sentimentalmente con Ned, y Jim Parsons (sí, Sheldon de The Big Bang Theory) interpreta al activista Tommy Boatwright, a quien ya había hecho sobre tablas en Broadway tres años atrás. Falta nombrar a Julia Roberts, que se pone los zapatos de la Dra. Emma Brookner. Dirigido por Ryan Murphy (el creador de Glee), ya es, gracias a los elogios unánimes de la crítica estadounidense, una de las principales candidatas para la próxima entrega de premios.

Sábado 31 de mayo a las 22 (y repeticiones en junio), por HBO.

24: Live Another Day

Y ésta es la que estaban esperando miles, así que su recomendación es un poco redundante. Pero valga como recordatorio: secuela tardía de 24 —pero en otro formato, ya no son 24 capítulos de una hora en tiempo real—, resucitará sin dudas las polémicas sobre los aspectos morales del accionar de Jack Bauer, léase, sobre la validez de la tortura aplicada en aras del presunto interés común. Ahora Bauer (Kiefer Sutherland) está en Londres, nuevamente intentando impedir otra catástrofe global, pero esta vez con toda la CIA en contra y pisándole los talones. La que también está de vuelta por aclamación popular —esto no es verso, es así, de verdad— es Mary Lynn Rajskub como Chloe. Sin ella no sería lo mismo.

Martes a las 22, por Fox.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.