radar

Domingo, 26 de diciembre de 2010

SALI

Mascotas

 Por Ignacio Navarro

Coqueterías

Shopping y boutique para gatitos y perritos

El amor por el animal puede alcanzar formas insospechadas. Y una de esas mímesis escandalosas entre dueños y mascotas es la industria del cuidado estético y la belleza del can. Paula abrió su propio negocio en agosto de 2009 y parece que le gustan los perros grandes, porque en menos de un año ya había alquilado el local contiguo y duplicado el tamaño de las instalaciones. PetitPets es una boutique para caninos y felinos, o como lo llama Ariel, uno de los coiffeurs de la casa, “el Patio Bullrich de los perros”.

Bijouterie brillante y llamativa y cuchas que imitan muy bien la comodidad de la cama humana. Una correa, muy ganchera, estampada en animal print ($ 85). Una camiseta de River, pero tamaño perro ($ 58). Hay de todo. Cremas para desatar nudos en el pelaje, cajas para transportarlos. Realmente no falta nada: hay hasta camperas de cuero por $ 220 y de cuero ecológico por $ 110.

Como siempre, el mayor porcentaje de atención se lo lleva el perro. Pero, según nos informa Paula, los felinos viene repuntando en la zona y Caballito empieza a pedir su propio botánico. Por eso encontramos un buen surtido de juegos, pilchas y accesorios para nuestro lindo gatito. El destacado va para las medias-escarpines, para que los mininos recién nacidos no rasguñen por debajo de la mesa.

Junto a la ropa y los accesorios, la alimentación y la atención veterinaria, el punto alto de PetitPets es la sección peluquería. Cada raza tiene su corte clásico ($ 80) y el mestizo elige lo que mejor le queda ($ 40), pero las formas del caniche ($ 75) estimulan la imaginación y van dejando atrás aquella imagen lejana del pekinés gritón. Todos los cortes incluyen un buen baño a manos de profesionales en el asunto.

Paula es una mujer muy atractiva, se viste y luce muy bien. Sentada tras el mostrador de su local, se está transformando en una de las refundadoras de la estética canino-felina de nuestros pagos. Están invitados a pasar y llevar a su perro a usar un poco de shampoo desenredante.

PetitPets se encuentra en avenida J. B. Alberdi 400 (esquina Beauchef) Teléfono: 4924-2578 / 15 4991 1339 (Paula). www.petitpets.com.ar


De paseo y de cuidado

Tours por provincia de Buenos Aires y petsitting para mascotas

Las mascotas son compañeros de ruta full-life y cuando se mueren los lloramos mucho más que a varias tías. Por eso es bueno que existan personas como Mechi, que desborda cariño y seguridad, y los cuida, literalmente, como si fueran sus hermanos menores. Es egresada de la USAL (Universidad del Salvador) y tiene un posgrado en e-business; trabajaba en una multinacional farmacéutica hasta que un día decidió largar todo y, de a poco, ponerse a hacer lo que a ella realmente le gusta, que es estar con sus perros, Manuel y Catalina. Entonces, se lanzó a organizar salidas para parejas del tipo dueño-mascota y fundó La Vuelta al Perro. Luego de ver caer el sol varias veces en Parque Las Heras paseando a Manuel, decidió que lo mejor era hacer algunas cuentas y ver si el mercado le guiñaba un ojo. Un sondeo de opinión elaborado por ella misma indicaba que sí, efectivamente, muchas personas estaban interesadas en sacar de paseo a sus mascotas a lugares lejanos, inhóspitos y extraños para el bicho. La propuesta es ir de picnic con nuestra mascota.

El tour –porque los destinos no se repiten– hasta ahora incluye Capilla del Señor y Villa Ruiz (atrás de Luján), pero el destino de la salida de marzo todavía no fue fijado por Mechi, que promete hacer sus tortas caseras y enseñar mucho sobre el trato fraterno con los animales. El costo total del paseo es 250 pesos e incluye desayuno, asado para el almuerzo, bebida y el transporte para los dos pasajeros, porque los perritos tienen su propio asiento.

Mechi está lanzando en Argentina un nuevo y exclusivo servicio que está haciendo furor en Europa y Estados Unidos: el petsitting. Es una de las primeras niñeras de mascota de nuestro país y por sólo 25 pesos la hora se va directo a la casa del interesado por el tiempo que sea necesario. Es fanática de César Millán, un flautista de Hamelin perruno que tiene su propio programa de televisión en Animal Planet.

La vuelta al perro. Teléfono: 15 4037 4499 (Mercedes). www.lavueltaalperro.com.ar


Como reyes

Hostal para perros y mansión para gatos

Decir que un perro es como un hijo equivale a poner en lo más alto la relación dueño-mascota. Marisa recuerda que un padre se atrevió a gritarlo frente a sus hijos humanos. Ella, de inmediato, se dio cuenta de que ese tipo de clientes no eran los que mejor encarnaban el espíritu del servicio que ella y Javier –su marido– decidieron ofrecer: un hostal para perros y un piso compartido para gatos. La idea es que el animal lo siga siendo, y que por eso no deje de recibir toda la paciencia, dedicación y amor que sea necesario.

Llegan las vacaciones, y viajar, ya lo sabemos, concentra placer, pero también cierto estrés emocional. Es usual dejarle la mascota a un amigo o familiar, pero las mascotas, se cree, nunca estarán mejor que en su casa. ¿Es así? ¿Por qué no un lugar mejor? Los michis pueden hacer de las suyas en un semipiso amueblado y muy amplio con vista a las Lomas de Núñez ($ 45 por noche, una caja de piedras cada dos gatos, petit hotel) y los chuchos podrán corretear libres –pero muy bien vigilados– en un campo en Pilar ($ 65, $ 70 durante las fiestas). “Al perro te lo devuelvo perfecto”, dice con firmeza Marisa mientras revisa en su blackberry las inquietudes que tienen sus clientes sobre lo que le comió el nene ese día. Advierte que la combinación perro grande-departamento chico no favorece, bajo ningún punto de vista, ni a los canes ni a los dueños; que no les vendría nada mal, a esos perros, salir a correr un rato. De lo que se trata es de darle vacaciones, sí, a él también.

“Que sociabilice con otros”, exclama Marisa para luego arriesgar que la “verdadera vida de perro” está, como mínimo, por fuera de las grandes capitales. De todas maneras, en las instalaciones de Pilar, si bien hay capacidad para 100 perros, ella y Javier sólo aceptan hasta 60.

De regreso, luego de una estadía en este verdadero spa canino –agreste y revelador para muchas mascotitas que durante toda su existencia sólo vieron rejas y cementos– los animales duermen más de la cuenta y se los ve más atléticos y firmes luego de haber arrastrado durante toda una semana el hocico caliente sobre la hierba.

PetVille está en Lomas de Núñez (gatos) y Pilar (perros). Teléfono: 4704 9312 / 15 6493 0866 (Javier) / 15 4188 8066 (Marisa). www.facebook.com/PetVille.com.ar


Terapia animal

Psicólogo a domicilio para la mascota en problemas

A los 17 ya estaba adiestrando perros y en el ’78 comenzó a dar sus primeros pasos para llegar a ser médico veterinario. Con Alfonsín ya estaba recibido y haciéndose un nombre en esto de la etología, ciencia que estudia el comportamiento de los animales (no humanos). Para poder salir, generalmente, primero hay que entrar; por eso el doctor Ricardo no tiene consultorio ni sala de espera y va directamente a ver, él mismo, el mundo que rodea a la mascotita. Es profesor en la Facultad de Veterinaria de la UBA y, como en una sus clases, señala que el comportamiento del animal responde en 30% a la genética y otro 70% al ambiente. Ambiente, está claro, incluye a los dueños, a “los padres”, como gusta ironizar Ricardo frente a sus alumnos. “No hay que humanizarlos”, es la máxima a seguir por el doctor, “porque tratándolo como animal el animal es más feliz”.

La voz de la ciencia no miente, al menos no en vano, y Ricardo afirma que cuando el animal pierde cierto “sentido de las jerarquías” se puede poner de igual a igual con su dueño para después, si así lo decide, morderlo. Se trata de un consulta frecuente, que incluye –pero no termina su serie– en los pitbull y rottweiller asesinos que salen cada tanto en un noticiero.

El valor de la consulta es de 250 pesos, y Ricardo aclara que una vez finalizada la visita sigue asesorando vía e-mail a sus clientes. La terapia incluye una técnica conductista-cognitiva de modificación del comportamiento del animal y, si es necesario, medicación psicotrópica que en algunos casos ya consumían los dueños del animalito.

“El ocio es madera de todos los vicios”, advierte el doctor para instar a que las mascotas salgan de paseo más seguido y vivan la vida por fuera del encierro de los departamentos porteños.

Dr. Ricardo Luis Bruno atiende a domicilio. Teléfono: 4794 4173 / 15 4091 2710. Web: www.conductismoanimal.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared