radar

Domingo, 24 de marzo de 2002

VALE DECIR

Vale Decir

La República Amica

La idea fue de la revista de moda italiana Amica: la foto muestra a un piquetero argentino caminando entre gomas de autos en llamas por las calles porteñas; el título dice “Todos en pose, hay Revolución”. Al parecer, los tanos de la revista publicada de la editorial Rizzoli (la misma que publica el Corriere della Sera) decidieron encontrarle el filón fashion a las noticias que recibían desde la Argentina. “Llega la revolución y siempre tengo algo para ponerme: zapatillas, pantalones de tiro bajo, remeras transformadas en bandanas”, describe el texto bajo el título, en evidente alusión a la vestimenta del manifestante. Y continúa: “El modelo parece listo para un set fotográfico al mejor estilo Bruce Weber, fotógrafo de moda devoto del glamour hiperrealista. Pero, en cambio, participa de una sublevación. Está en Buenos Aires para reclamar por los propios derechos de ciudadano privado de dinero y dignidad. La foto, que las agencias juran que no es trucada, fue tomada por las calles de la capital argentina durante la protesta que enfrenta a los ciudadanos con los políticos y los bancos”.


Buenos vecinos

“Usted puede ser el protagonista y la víctima de esta historia. Habita un barrio de calles arboladas, su casa es grata y silenciosa y su vida es feliz, hasta que llega, a la casa de al lado, un hombre irracional y violento; descubre, entonces, que está solo ante las ofensas y los agravios cada día peores, ya que no hay autoridad que pueda protegerlo de una prepotencia cotidiana y próxima, que crece porque se siente impune. Desde la llegada de ese vecino, perdida la paz en el hogar, la vida de su familia se convierte en una constante pesadilla.” ¿Las conclusiones de la última reunión de gabinete? ¿Una circular que se distribuye en el Congreso? ¿Un comunicado que circula entre los barrios con alta densidad de políticos? No. La sucinta descripción pertenece a la contratapa de la novela sugerentemente titulada El atropello, publicada en 1995 por Gustavo Bossert, miembro de la actual Corte Suprema de Justicia.


Por amor al arte

En medio de la situación que vive el país han aparecido unas curiosas máquinas expendedoras de cigarrillos que el ingenio han reconvertido en mecánicas vendedoras de arte. Como parte de un proyecto del grupo Vía Postal (que hace seis años debutó con los exhibidores de postales gratuitas que hoy se pueden encontrar en unos 250 lugares), la idea es permitir que los más diversos artistas argentinos expongan, difundan y vendan sus obras en formato pequeño a través de las tres expendedoras ubicadas en el Centro Cultural Recoleta (Junín 1930), el restaurante Filo (San Martín 975) y el Palais de Glace (Posadas 1725). Introduciendo $ 5, cualquiera puede acceder a obras de artistas como León Ferrari, Sergio De Loof y Daniel Roldán, entre otros. Para lo que resta del año, prometen inaugurar algunas máquinas más. Y bajo ningún aspecto dolarizar la cotización.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.