radar

Domingo, 12 de mayo de 2002

VALE DECIR

Vivir de lo nuestro / El hilo (dental) de Ariadna / Televisión registrada

Vivir de lo nuestro
En los cines de Buenos Aires ya se anuncia el estreno de K-Pax, la nueva película de Kevin Spacey, y no está mal que llamándose precisamente Spacey de apellido sea él el actor encargado de protagonizar el guión sobre un tipo que un día aparece por el pueblo diciendo ser un extraterrestre venido del espacio exterior. Lo que sí está mal es que no se haga la menor alusión a la obvia y flagrante similitud que la historia tiene con la nunca del todo bien ponderada Hombre mirando al sudeste, de nuestro Eliseo Subiela, en la que Hugo Soto decía lo mismo pero quince años antes. (La película, por otra parte, ya ha mostrado su inesperada cualidad de musa cuando se estrenó Mr. Jones, aquella película en la que Richard Gere hacía de loquito e irrumpía en medio de un concierto para tomar literalmente la batuta, igual que nuestro Hugo Soto en la de Subiela). Pero lo peor de todo, es que ni siquiera es la primera vez que el gran Kevin Spacey hace algo parecido: ya había pasado con Tras la pista de un criminal el thriller de Thaddeus O’Sullivan que pasó directo a video y que recrea la vida de un Robin Hood irlandés asesinado por el IRA y la policía... y que era igual a The General, la película que John Boorman había hecho un año antes con Jon Voight.


El hilo (dental) de Ariadna
La crisis profundiza la ya de por sí compleja problemática vocacional de la juventud. Atenta a la cuestión, y en un intento de aportar una mirada nueva a la discusión, la revista Caras dedica en el último número una página a la modelo Ariadna Decarlos, que “ya no es tomada como una teen y que su aspiración es llegar a los 35 años mejor que ahora”. Durante un fin de semana de descanso en las playas de Colonia, Uruguay, invitada por el flamante Hotel Resort Barceló, Ariadna dio detalles sobre lo apretado de su agenda diaria, ahora que comenzó sus estudios universitarios. Y sobre esto, remarcó que, a pesar de una latente inclinación por la carrera de Comunicación Social, finalmente optó por Odontología, sin recurrir a la Guía del Estudiante: “De tanto ir al dentista decidí estudiar odontología. En la boca siempre me pasó de todo, es como que allí canalizo mis problemas, y el año pasado visité más al dentista que a mis parientes”. Sic.

Televisión registrada
Debe ser el sueño de Juan Gujis: que la televisión transmita día y noche nada más que avisos publicitarios. Y según un informe de la revista Forbes, podría cumplirse. La mano viene así: la publicidad estaría viviendo una “edad de la ambivalencia”, en la que los avisos estarían cada vez menos atados a la obligación de seguir “obvios objetivos de venta”. Esto, claro, no significaría el fin de la publicidad tal como la conocemos, sino el fin de “esos molestos programas de televisión que pasan entre aviso y aviso”. “Eventualmente habrá canales enteros dedicados a los comerciales”, arriesga un tal Keith Reinhardt, director de la agencia DDB Needham. Pero lo verdaderamente fascinante es el argumento que esgrimen estos “vanguardistas” de la venta: nadie espera que los consumidores les crean a las publicidades; por lo tanto, éstas han quedado liberadas de la obligación de referirse directamente a los productos y por lo tanto pueden abocarse a la “expresión artística”. Y bué, llame ya, nomás.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.