radar

Domingo, 4 de septiembre de 2005

VALE DECIR

Vale decir

El ingenio, el i-genio

Ver imágen

Los cantos rodados

La pica entre Mick Jagger y Keith Richards viene desde hace años: cada tanto se permiten alguna guarrada, y al tiempo vienen las desmentidas diplomáticas, las aclaraciones, y demás. El caso esta vez fue que Richards le dijo unas semanas atrás a la revista especializada Q que Jagger tenía un pene diminuto. “Bolas enormes. Pija chiquita”, precisó el arrugado rocker de 61 años. Y agregó: “Si no, pregúntenle a Marianne Faithfull”. Como era de esperar, en la antesala de la salida del nuevo disco, Richards debió disculparse públicamente con Jagger: según su vocero, Richards “intentó elogiarlo (con eso de las “bolas enormes”, que iba en el sentido de “corajudo”, antes que de “boludo”), pero terminó pareciendo ofensivo. Pero ahí se termina el problema. Sí dijo que Mick tenía unas bolas enormes y que lo admiraba por ser tan valiente. “¿Pero cómo iba a saber nada sobre el tamaño de su miembro?” Con el asunto oficialmente “aclarado”, Jagger, Richards y el resto de los Stones salieron de gira mundial desde Boston a principios de la semana pasada.

Saquen una viola

Tal vez parezca un proyecto inspirado por el éxito de la película Escuela de Rock, de Richard Linklater, pero todo indica que la cosa fue al revés y cierto tufillo a hurto rodea ya a la película. La escuela de rock existe, queda en Filadelfia, la lleva adelante un tipo llamado Paul Green, y tiene su propia película, Rock School. Y, como si fuera poco, según Green, fue realizada antes que la de Linklater. Rock School muestra a Green gritándoles a los niños, ordenándoles que expresen su devoción por Satán y obligándolos a mejorar sus solos de guitarra a lo Hendrix, sus canciones de Zappa, de Led Zeppelin y de Black Sabbath. Es decir, el canon del rock de los ‘70: “¿O acaso ustedes estudiaron antropología en la universidad con los nuevos antropólogos? No, estudiaron de los maestros”. Los estudiantes son “chicos bizarros, aparatos y perdedores”, dice Green, convencido no obstante de que puede sacar grandes cosas de algunos de ellos. Y en cuanto al film de Linklater, se limita a agregar: “Me afanaron. Hace tres años la cadena musical VH1 mandó un equipo a mi escuela para hacer un reality show, pero después lo suspendieron. Pero la VH1 pertenece a la misma compañía que Paramount, la distribuidora que estrenó Escuela de Rock”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.