radar

Domingo, 29 de abril de 2007

VALE DECIR

La pintura maldita

Internet tiene sus propias leyendas macabras, claro está, tan similares a las urbanas e igual de sostenidas en el tiempo. Pero quizá la más famosa sea la de “la pintura embrujada”. Empezó en 2000, cuando la obra apareció en oferta en ebay. La vendía una familia, y el texto que la acompañaba decía: “Cuando la recibimos de alguien que la habría encontrado detrás de una destilería, pensamos que era valiosa, un ejemplo de surrealismo norteamericano de los años ‘70. Nos preguntábamos por qué la habrían abandonado... ¡Y ahora lo sabemos! Una mañana, nuestra hija de cuatro años nos dijo que los niños de la pintura salían del lienzo y se peleaban. Nosotros no creemos en extraterrestres, ni en que Elvis vive, pero nos inquietamos. Pusimos una cámara frente a la pintura por una noche, y descubrimos al otro día que lo que la niña tenía en la mano cambiaba de forma y se convertía en un arma, y que el niño parecía querer huir. Entonces decidimos venderla. Recomendamos que el que la adquiera esté familiarizado con lo sobrenatural y no tenga problemas cardíacos o de estrés”.

El texto adjuntaba las “pruebas” de la conversión. La oferta subió de 199 a 1050 dólares en dos días y finalmente se vendió por un buen número. El nuevo dueño reportó que había recibido mails alertándole de los peligros de la obra, pero él no notó nada extraño. Sin embargo, en la web se pueden encontrar las historias: con sólo echarle un vistazo a la misteriosa pintura, algunos personas sostienen que se sienten mal físicamente, que se desmayan o pierden el control; niños que rompen en gritos y aullidos, ojos que notan cómo se mueven las manos de la pintura, las que se ven detrás del chico, en la ventana.

Tanto escándalo hizo que apareciera el autor. Se llama Bill Stoneham, tiene 55 años, y la pintó en 1972; el chico de la pintura está basado en su propia fotografía. “Nunca quise siquiera que fuera inquietante”, dijo. “En 1984 se la vendí a un actor llamado John Marley y nunca más supe de ella.” La pintura se llama The Hands Resist Him y según Stoneham está basada en sus meditaciones sobre el inconsciente y el pensamiento junguiano. El no le nota nada raro. Ahora la pintura está en una galería de California que vende reproducciones por 450 dólares, y su autor decidió volver a tomar los pinceles, después de 20 años trabajando como diseñador web y de juegos. Sin embargo, la imagen sigue causando inquietudes online: incluso hay gente que asegura haber tenido que exorcizar su casa con sólo abrir páginas donde se puede ver la pintura. Y hay otros que ya le vieron el filón macabro: la gente de Nucleosys, una empresa de videogames ¡argentina!, realizadores del primer juego de aventuras para computadora comercial del país, llamado Scratches: transcurre en Inglaterra en los años ‘70, y es sobre una casa embrujada que revive un pasado violento. Una casa que alberga, con permiso del autor, la pintura maldita.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.