radar

Domingo, 10 de febrero de 2008

VALE DECIR

Vacaciones en el bunker

Serán secuelas de la larga guerra, o pura codicia, pero sea cual fuere su origen, ya es una realidad. Y un éxito comercial. El empresario serbio, Dusan Zabunovic compró un edificio frente a la Estación Central de Belgrado, la puso en condiciones, y abrió allí el Hotel Sr. Presidente, en el que cada habitación lleva el nombre de algún mandatario internacionalmente reconocido. Están las suites de George Bush, de Margaret Thatcher, de Fidel Castro y de Stalin, entre otras, a precios que andan por los 200 dólares promedio. ¿Y cuál es la más cara? La del Mariscal Tito, el ex líder de Yugoslavia desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta su muerte, ubicada en el sexto piso, y adornada con un enorme retrato del mariscal colgado frente al jacuzzi, todo por 500 dólares. Pero el detalle más tenebroso entre los muchos detalles tenebrosos de este lugar es que, según informó su propio dueño, la habitación más requerida por los visitantes es la 501: la zapie de Adolf Hitler. Zabunovic se ataja antes de que le digan nada y afirma que, en lo personal, no admira en absoluto al Führer, pero que, no obstante, cree que debe tener su lugar en el hotel.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.