radar

Domingo, 13 de noviembre de 2011

VALE DECIR

Un webo

Supongamos que es cierto que el alma pesa 21 gramos, ¿se puede pesar a Internet? Bueno, parece que usando herramientas matemáticas es posible. Al menos eso creen los responsables del canal YouTube Vsause, que calcularon que el peso de todos los electrones en movimiento que forman la web en un momento dado es equivalente a 50 gramos.

La investigación se inspira en los recientes informes que indican que cada libro cargado en el Amazon Kindle E-Reader hace al dispositivo ligeramente más pesado. Usando la ecuación de Einstein e=mc2, que establece que la energía y la masa están directamente relacionadas, el profesor John Kubiatowicz, un científico informático de la Universidad de California, Berkeley, calculó que llenar el Kindle de 4 gb a su límite de almacenamiento aumentaría su peso en una milmillonésima parte (o sea, 0,000000000000000001 g). ¿Cómo alcanza este valor? Pues a partir del número de electrones necesarios para almacenar cada byte, multiplicado por el total de bytes que puede almacenar el dispositivo.

En el caso de Internet, el número es exponencialmente mayor y, por lo tanto, también su peso. Asumiendo que la red contiene una cantidad cercana a los 5 millones de TB, la gente de Vsause calculó que el peso total sería, entonces, de 50 gramos. Como una frutilla grande. O un huevo mediano. Las matemáticas, sin embargo, yacen en cifras que datan de 2006, cuando se calculaba que los servers online rondaban los 75 a 100 mil. Desde entonces, la construcción de data centers de Google, Amazon y Microsoft ha crecido, igual que la velocidad con la que funcionan los procesadores. O sea, Internet pesa dos almas y un poco más. O dos almas y un embarazo.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.