radar

Domingo, 18 de agosto de 2013

VALE DECIR

El señor Jekyll y la señora Hyde

El instagrammer japonés Keisuke Jinushi (@jinushikeisuke) ha movilizado a buena parte de la web con el sutil arte del engaño 2.0. Nada revolucionario, dicho sea de paso, pero lo suficientemente “útil” para que los solteros cansados de no tener una media naranja para presumir en las redes sociales, puedan hacerlo aún estando solos. El ardid es simple: convertir a la mano derecha en novia ideal. Ni muñecas ocasionales, ni prometidas contratadas, sólo la mano derecha.

La arquitectura de la treta, que se ha desperdigado por la red cual reguero de pólvora, consiste en maquillar la diestra extremidad con una base ligera, pintar sus uñas de rojo brillante y poner en la muñeca una pulserita de lo más femenina. Luego, a los bifes: posar en situaciones comprometidas y tomarse primerísimos planos donde la mano (alias, la novia) le quita migas del rostro al muchacho, lo alimenta, le dibuja pintitas en la cara.

Para mejores resultados, recomienda Jinushi —recibido de la Universidad de Arte Musashino, en Tokio—, conviene usar un filtro retro y lucir ligeramente avergonzado, aclaración que sobra si se tiene en cuenta que el apocamiento (para los cuerdos) debería llegar solo. Al fin de cuentas, no todos los días uno disfraza una parte de su cuerpo para hacerla pasar por prometida, compartir arrumacos y gatillar los despliegues románticos a plena luz del día.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.