radar

Domingo, 4 de marzo de 2007

TELEVISIóN > LLEGó HéROES, LA NUEVA GRAN SERIE FANTáSTICA

Los irrompibles

En su primera temporada, arrasó entre el público norteamericano, que parecía esperar con ansia el regreso de los superhéroes a la pantalla chica. Con un elenco de virtuales desconocidos y una trama que se va desarrollando de a poco, a medida que se presentan los increíbles personajes, mezcla ingenuidad, suspenso y humor negro. Y amenaza con sacarle el trono de popularidad a Lost.

 Por Martín Pérez

Uno es un hombre que vuela, pero no quiere que nadie se lo mencione. También hay un artista que pinta el futuro, pero sólo cuando está drogado. Una estudiante secundaria que sana automáticamente de toda herida. Una madre con doble personalidad que sólo cuando se desdobla muestra sus superpoderes. Además: un policía fracasado que lee la mente, un joven que cree que tiene superpoderes, pero aún no sabe cuáles y un científico que supone poder rastrearlos a todos, pero tiene que decidirse a aceptar que ése es su destino. Son apenas algunos de los personajes de Héroes, la serie televisiva norteamericana que heredó el fanatismo por lo sobrenatural y sin explicación aparente despertado por Lost y series similares. Porque sólo así se puede entender que semejantes personajes, que cualquier productor experimentado años atrás habría desestimado por ser sólo apropiado para un comic de superhéroes, hoy sea la sorpresa de la temporada entre las principales series de éxito en los Estados Unidos, y en horario central.

Porque eso es Héroes, cuyo primer capítulo se estrena el viernes en el cable a través de Universal Channel: la serie que termina de descubrir que las temáticas de culto ya no lo son, que después de que El Hombre Araña y X-Men arrasaron en la pantalla grande, el hogar de la ficción para el público masivo no está reducido sólo al realismo, sino que todo es posible. Incluso una serie en la que uno de sus protagonistas les asegura a sus compañeros de trabajo que puede doblar el tiempo y el espacio. Y, lejos de terminar en un hospicio, termine ese primer capítulo teletransportándose a Nueva York. Y la historia no haga más que comenzar.

Ese personaje que dobla el tiempo y el espacio se llama Hiro Nakamura y es uno de los más simpáticos y emblemáticos de la serie. El actor que lo interpreta es Masi Oka, y es tan japonés como su personaje. Antes de dedicarse a actuar, Oka trabajó en la empresa de efectos especiales de George Lucas, especialmente para la película La tormenta perfecta. En el papel de Hiro, Oka está haciendo que 14 millones de telespectadores estadounidenses se acostrumbren semana a semana a leer subtítulos, ya que tanto él como su compinche en la serie hablan efectivamente en japonés. Tal como se pudo ver en el capítulo presentación de la serie, Hiro es un oscuro oficinista en Tokio, que aparece por primera vez en pantalla intentando detener el segundero del reloj que tiene sobre su escritorio. Pero después de ese inofensivo intento vendrá la teletransportación y, en cada sucesivo episodio, más allá de la simpatía que exuda Hiro, irá haciéndose cada vez más evidente que el japonesito tiene traza de héroe.

Es verdad que la serie rezuma por momentos cierta autoindulgencia dramática, intentando guardar las formas con ciertos personajes que incluyen en la trama eso que parece indispensable en un producto masivo: problemas de pareja y la temática padres e hijos. Pero es su generoso humor —por momentos realmente negro— lo que mantiene la serie en movimiento. Especialmente en cada final de capítulo, que siempre se reserva una sorpresa.

Según cuenta la historia oficial de la serie, su creador, Tim Kring, un veterano en la pantalla chica de apenas 24 años, venía buscando hace tiempo una premisa detrás de la cual articular una serie. Y se le ocurrió una que sonaba demasiado pretenciosa, pero resultó funcional: ¿qué sucedería si, en períodos de crisis, la especie humana diese un salto evolutivo para sobrevivir? Así surgieron los proto X-men de Héroes: gente con vidas cotidianas, con poderes nada convencionales. ¿Suena demasiado común para un lector de comics? Kring no es uno de ellos, según reveló la revista Entertainment Weekly. Pero es justamente esa ingenuidad lo que le permitió embarcarse en semejante aventura, que anuncia 22 capítulos para su primera temporada, pero la cadena NBC ya le ha pedido que la extienda un poco más. Y atención, a quienes el primer capítulo de la serie no los convenza valga esta advertencia: aún no se ha visto lo mejor. Héroes llegó a su capítulo de fin del año pasado en los Estados Unidos –luego tuvo unas vacaciones de un mes y acaba de retomar su continuidad– completando una línea argumental resumida en una frase enigmática y entusiasta: Salven a la animadora, salven al mundo. Vale decir: salven a las series de televisión. Como Hiro. Como Héroes.

Héroes se estrena el viernes a las 21, en Universal Channel. Repite los sábados a las 19, y el otro viernes a las 20, antes del nuevo capítulo.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.