radar

Domingo, 18 de enero de 2009

CINE > ROCK, GLAM Y PSICODELIA EN EL MALBA

Llena tus pupilas de rock

Los Beatles de ácido al frente de su primer esplendoroso fracaso lisérgico. Marvin Gaye, The Supremes, Bo Diddley, Tina Turner, Ray Charles y Los Rolling Stones en la cima del rock. Ringo Starr detrás de cámara dirigiendo a un Marc Bolan pionero del glam. Y la última gran ceremonia hippie del ’69. El ciclo de rock del Malba para este verano recupera brillantes películas casi ignotas por estas pampas.

 Por Alfredo García

¡Bienvenidos a la Escuela del Rock! Es un curso de verano, y un poco trasnochado (jueves, viernes y sábados a las 23.55). Los que nunca vieron La canción es la misma, Un fantasma en el paraíso o The Wall en las trasnoches de magníficos cines de mala muerte como el Studio, el Lara o el Select Lavalle, no tienen idea de la experiencia de ver una peli rocker en una pantalla más grande que la de un monitor de PC, compartiendo la experiencia (grandiosa o patética, según fuera Kiss contra los fantasmas o Abba The Movie) junto a un montón de energúmenos impresentables pasados de agua mineral descremada y otras bebidas energizantes, como mínimo.

El ciclo de rockumentales del Malba se llama Música en la noche, aunque perfectamente podría denominarse Cine, drogas y rock & roll. Pero además de devolver la pantalla grande estas odiseas cinéfilo-rocanroleras, aporta un toque elegante y cultural ajeno a aquellas experiencias vintage mencionadas del siglo pasado. Esto al menos en el entorno físico, ya que en cuanto a programación, el menú no es tan moderado: los fans del glam rock nunca vieron una película con más brillo que la de Marc Bolan y T. Rex, Born to Boogie (el original es el peor enemigo de la copia o recreación tipo Velvet Goldmine) y ningún hippie recordará gente con menos higiene personal que la audiencia de freaks de Celebration at Big Sur (tan asquerosamente hippie que a su lado Woodstock parece High School Musical).

Glitter, soul, flower power y todo lo que nunca se vio por estas playas en materia de películas de rock es la propuesta para las medianoches de este verano porteño. Desde el glamour de Diana Ross y The Supremes hasta el grunge jurásico del primer Neil Young, la selección incluye algunas rarezas legendarias tan inconseguibles como recomendables, intercaladas con clásicos que no necesitan mucha presentación. Por eso, como diría el maestro Jack Black en su Escuela del Rock, vamos parte por parte.

MAGICAL MISTERY TOUR

Ningún adicto a los Beatles necesita que le recuerden las bondades de apreciar una buena copia en fílmico del clásico maldito Gira mágica y misteriosa (1968, se pasa el jueves 22) dirigido por los cuatro beatles tan inmersos en su etapa psicodélica como para no medir las consecuencias: éste fue su primer auténtico fracaso crítico, algo que más allá de la obvia indulgencia general del proyecto, más optimista que riguroso, fue mal percibido debido a un error ajeno al amateurismo de sus realizadores (y guionistas, productores, intérpretes y compositores). Es que esta maravillosa ensalada psicodélica, concebida para explotar con todos los colores del arco iris, se estrenó en un triste blanco y negro debido a un delay técnico de la televisión británica. La estética psicodélica deslumbrante de números musicales como “I am the Walrus”, “Blue Jay Way” (copiadísimo estilo de psicodelia dark neblinoso y solarizado, indudablemente adjudicado a George Harrison) o la clásica canción que da título al film aseguran que el precio de la entrada vale su peso en monedas.

BORN TO BOOGIE

Apple Films, la subdivisión cinematográfica creada por los mismos Beatles para su sello, no produjo demasiados títulos, pero al menos uno de ellos, dirigido en solitario por Ringo, merece un lugar destacado en la historia del rock: Born to Boogie, su ópera prima dedicada a un grupo que revolucionó la música pop de los ‘70, T. Rex, que sigue siendo uno de los mejores tributos a la era del glam rock. Dado que en la Argentina de los ‘70 el glam no llegó a ser un éxito masivo, los seguidores criollos del movimiento liderado por Bolan junto a Bowie, Slade y Roxy Music, entre otros, sólo pueden percibir la verdadera dimensión del fenómeno Bolan viendo esta película, donde Ringo Starr no sólo dirige al nuevo superastro como si fuera un Adonis futurista sino que actúa junto a él siguiéndolo como perrito faldero junto a colegas como Elton John, felices de servirle de banda de apoyo a gusto y capricho del “Dandy de los bajos fondos” que, como bien señaló Stephen King, escribió el fabuloso tema “Cadillac” poco tiempo antes de estrellarse en un auto de esa marca.

Además de los absurdos interludios psicodélicos de Bolan y algún enano con capa u osito enmascarado, lo importante de este film es la importancia que le da a Bolan como músico, y la seriedad con la que el director se toma al último grito de la moda londinense.

De hecho, según algunos teóricos de estas frivolidades fashion, la presencia de Chelita Secunda interpretando a una monja en un picnic psicodélico –tal vez lo mejor del film– explica la importancia que tuvo esta niña mimada del Swingin’ London en el diseño de la moda glam. Chelita fue contratada por la esposa de Marc, June Bolan, para manejar la imagen del grupo... Y sí, fue ella la inventora del glam o glitter rock. Concepto surgido literalmente de la idea de esta chica de maquillar a Bolan con brillantina en los ojos en su primera aparición en el programa Top of the Pops.

Nunca vista en nuestro país, Born to Boogie incluye varias versiones distintas de los mejores y más famosos temas de T. Rex, incluyendo “Jeepster”, “Bang a Gong” y “Children of the Revolution”, a veces con orquestaciones especialmente concebidas para el film. Igual que la productora Apple, la vinculación de Ringo Starr (director de fotografía de Magical Mistery Tour y compaginador del olvidado film de vampiros rocker Son of Dracula con Harry Nilsson) fue más corta que su incipiente vocación como coiffeur de principios de la década de 1960... Luego de Born to Boogie, Ringo no volvió a ubicarse detrás de la cámara (sí hizo el ridículo como actor en algunas ocasiones más). Recién se volvió animar a dirigirse a sí mismo en un anodino video documental de una gira de fines del siglo pasado, Ringorama, una producción estándar de la era del rock en DVD para consumo hogareño. Todo el mundo se aburre viendo este tipo de producciones... Pero pocos pudieron ver el más elemental y potente ejemplo pionero del género:

THAT WAS ROCK

Según los mayores expertos en cine y rock, el mejor documental de bandas en vivo de los ‘60, por directo, crudo y sencillo, es That was Rock, que registra en su mejor momento (1964-1966) a figuritas como James Brown, Marvin Gaye, The Supremes, Bo Diddley, Tina Turner, Ray Charles, y los Rolling Stones recién aterrizados en los Estados Unidos, todos juntos apenas más ingenuos que la atónita audiencia de señoritas histéricas que no daba crédito a sus ojos. Todo con producción musical de Phil Spector y comentarios del mismísimo Chuck Berry. Realmente no hay mucho que se pueda decir sobre esta maravilla perdida. Su música resuena tanto como para evitar cualquier intento de análisis o cine debate.

Para exégesis sociológicas, ahí tenemos a la gran gema hippie casi desconocida:

CELEBRATION AT BIG SUR

Carl Gottlieb, el guionista de Tiburón, produjo este documental sobre el concierto masivo en Big Sur, California, de 1969, que registra lo que podría ser el último gran evento hippie antes de sucumbir ante la mala onda de Altamont, el malogrado concierto masivo de los Rolling Stones documentado en Gimme Shelter. Para los fans de Neil Young éste es un film imperdible, ya que los registros de distintas formaciones de Crosby, Stills (vistiendo poncho), Nash & Young, juntos o con Joni Mitchell, John Sebastian y la sacerdotisa del folk contracultural Joan Baez muestran al autor de “Down by the River” (incluido en la película) en su mejor forma. Otro clímax musical es el “Woodstock” cantado por Joni Mitchell.

Todo indica que a lo largo de febrero las trasnoches del Malba seguirán incluyendo clásicos y rarezas del cine rocanrolero, prometiendo poner fuera de órbita a más de un fan de las british invasion, Janis Joplin, Grateful Dead y el rockabilly original.

MAGICAL MISTERY TOUR: jueves 22
BORN TO BOOGIE: viernes 23, jueves 29
THAT WAS ROCK: sábado 31
CELEBRATION AT BIG SUR: sábado 24
En el Malba, Avda Figueroa Alcorta 3400

Compartir: 

Twitter
 

MARC BOLAN EN BORN TO BOOGIE, RETRATO GLAM DIRIGIDO POR RINGO STARR.
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.